Archivo de la categoría: Participación comunitaria

El Foro Oromana como tercer lugar

image001“El Foro Oromana es una asociación que pretende promover el debate democrático, la participación comunitaria y la sociedad civil en y desde Alcalá de Guadaíra”.

El Foro Oromana se ha caracterizado desde su fundación en 2002 por (a) ofrecer oportunidades para el debate reflexivo sobre Alcalá y temas de interés general; (b) proporcionar un lugar de encuentro de carácter transversal, donde pueden converger diversos puntos de vista; y (c) por un clima humano excelente.

Forzando el paralelismo, podríamos compararlo con lo que Ray Oldenburg definió como “terceros lugares”. Son espacios públicos, diferentes al hogar o al lugar de trabajo, donde la gente puede reunirse informalmente y mantener una conversación. Pueden ser un café, una librería, una zona de mercadillo o incluso una peluquería. Normalmente son sitios agradables, donde hay comida y bebida, y se puede mantener una conversación. Estos espacios son esenciales en la existencia de una vida comunitaria activa o incluso sirven como fundamento de la vida democrática.

Los terceros lugares:

  • (a) contribuyen a la cohesión de la comunidad, puesto que permiten a los residentes relacionarse entre sí,
  • (b) sirven para la asimilación de los recién llegados,
  • (c) permiten reunirse a gente con intereses diversos, que de otra forma no se encontrarían,
  • (d) son sitios de encuentro en situaciones de emergencia,
  • (e) facilitan que emerjan personajes populares, que son conocidos por todos y se preocupan por el vecindario,
  • (f) son un espacio de encuentro intergeneracional,
  • (g) funcionan como las “sociedades de ayuda mutua”, facilitando el intercambio de recursos y apoyo,
  • (h) proporcionan un clima festivo y de amistad,
  • (i) promueven el sentido de pertenencia en la comunidad,
  • (j) son foros de debate político e intelectual, y
  • (k) hacen las veces de oficinas informales, en los que la gente es más localizable.

Visiones de redes

CARTEL CIRCULOS5

***

VISIONES DE REDES

Seminario para el análisis de redes sociales en Andalucía

25 y 26 de marzo – Facultad de Ciencias del Trabajo – Aula informatizada 2.2

Universidad de Sevilla

Miércoles 25. De investigación y redes.

10.00-14.00. Workshop avanzado de análisis de redes sociales.

  • Daniel Holgado. La técnica de los clustered graphs: de las redes personales a las meta-representaciones.

16.30-19.30. Presentación de comunicaciones y taller de investigación de redes.

Esta sesión está especialmente indicada para doctorandos y estudiantes de máster que estén utilizando el análisis de redes sociales en sus investigaciones. Las comunicaciones pueden consistir en resultados de investigación, informes de investigación en desarrollo o proyectos de investigación. Cada comunicación recibe recomendaciones, comentarios y sugerencias de mejora.

  • Comunicaciones comentadas por: Isidro Maya Jariego.

Jueves 26. De redes y pesca.

10.00-11.00. Conferencia invitada.

  • David Florido. Relaciones, participación y gobernanza en los puertos pesqueros andaluces.

11.00-12.00. Galería gráfica de redes.

  • Isidro Maya Jariego. La pesca en Andalucía en 10 imágenes: redes personales y redes organizativas en los enclaves pesqueros del Atlántico y el Mediterráneo.

Inscripciones en el seminario

 


La proyección comunitaria de las organizaciones culturales

Ryohei Noda (CC BY 2.0)

Ryohei Noda (CC BY 2.0)

La revista Psychosocial Intervention ha publicado en su último número un artículo sobre el impacto comunitario de las organizaciones culturales. Concretamente, las agrupaciones de danza y teatro en Andalucía contribuyen a la participación ciudadana y el empoderamiento comunitario con sus actividades. Reproducimos a continuación el abstract del artículo:

Abstract. Las organizaciones culturales participan en iniciativas prosociales y realizan actividades que repercuten en el contexto comunitario. En este estudio evaluamos el sentido de comunidad, el empoderamiento psicológico y la participación comunitaria de 120 trabajadores de agrupaciones de las artes escénicas en Andalucía. Con tres modelos de regresión concurrentes mostramos que el sentido de comunidad y el empoderamiento psicológico están fuertemente relacionados, mientras que la participación ciudadana no se relaciona de forma significativa con los otros dos procesos. En segundo lugar, clasificamos a los trabajadores de las organizaciones culturales con un análisis de conglomerados en función de las tres dimensiones de interés. En la mitad de los participantes se observa una relación positiva, de asociación mutua, entre la participación, el empoderamiento y el sentido de comunidad. Complementariamente, documentamos un perfil pasivo, con bajos niveles de participación, y un perfil paradójico en el que la participación social parece producirse al margen de la implicación en la organización cultural de referencia. Los tres perfiles difieren en el compromiso con la organización y la evaluación de aspectos laborales. El perfil positivo también resulta más probable en las organizaciones más pequeñas. Finalmente discutimos la relación entre las dinámicas organizativas de las agrupaciones de las artes escénicas y su potencial para implicarse en la comunidad.
Palabras clave: Empoderamiento, Participación, Sentido psicológico de comunidad, Organizaciones culturales.
Referencia del artículo:
  • Ramos-Vidal, I. & Maya-Jariego, I. (2014). Sentido de comunidad, empoderamiento psicológico y participación ciudadana en trabajadores de organizaciones culturales. Psychosocial Intervention, 23 (3), 169-176. [pdf]

Fin de campaña en Goteo

aulas#crowdfunding

4 notas de fin de campaña:

Gracias a todos por vuestra participación e interés.


Los retos de la psicología comunitaria

John Fekner (CC BY-SA 3.0) Broken Promises/Falsas Promesas, Charlotte Street, South Bronx, 1980

Los psicólogos comunitarios han reflexionado desde los orígenes de la disciplina sobre los principios y valores que deben regular su intervención en el ámbito social; el compromiso con los grupos desfavorecidos; las estrategias de transferencia del conocimiento y la efectividad de los programas; y su inserción en el contexto histórico y sociopolítico.

En un trabajo recientemente publicado en el Journal of Community Psychology, Maritza Montero y María Winkler resumen las percepciones de un grupo de expertos iberoamericanos de Psicología Comunitaria sobre (a) los problemas sociales a los que deberán hacer frente en los próximos años, (b) las competencias básicas que serán necesarias en dicho contexto y (c) los retos que ello plantea en la educación y la formación en Psicología Comunitaria.

Algunas de las conclusiones que se derivan de su análisis son las siguientes:

  • La Psicología Comunitaria tiene una fuerte vinculación al contexto, por lo que no puede ignorar que los problemas sociales demandan soluciones que se insertan en un contexto global complejo, donde las crisis económicas y ambientales y los cambios sociales derivados de la inserción de las nuevas tecnologías, generan nuevos contextos de intervención y problemas sociales de naturaleza diversa.
  • Como consecuencia de ello, es necesario ampliar el espectro de los ámbitos clásicos de intervención, yendo más allá de la atención a colectivos desfavorecidos: la calidad de vida y la seguridad en contextos urbanos, la complejidad de la vida moderna y la inserción de las TICs en el contexto sociocomunitario, los problemas ambientales y su impacto en la calidad de vida de las comunidades, entre otros.
  • Las competencias generales y específicas señaladas suelen hacer referencia a la interdisciplinariedad, el aumento del rigor metodológico, el manejo y la incorporación de recursos tecnológicos en la evaluación y la implementación de los programas y el posicionamiento claro ante los problemas sociales, junto al análisis crítico de los contextos sociales y políticos.
  • Se adivina la tensión que apuntan Trickett, Trimble y Allen (2014) entre los modelos clínicos o de la salud y los modelos sociales en la atención a los problemas comunitarios. De forma sorprendente, pocos expertos apuntan a la necesidad de trabajar con la comunidad, y hay pocas referencias explícitas a procesos como la participación, la potenciación o la preparación comunitarias (conceptos clave en los últimos 30 años en la literatura sobre Psicología Comunitaria).
  • En general, hay una visión pesimista sobre el futuro en cuanto al crecimiento de las desigualdades, la pobreza y la exclusión social y, por extensión, sobre cómo la Psicología Comunitaria podrá hacer frente a estos cambios sociales y comunitarios.

Estas reflexiones sobre los retos actuales y futuros de la Psicología Comunitaria, deben servir no solamente para la mejora y la adaptación del rol y el desempeño profesional de los psicólogos comunitarios, sino también de la investigación y la formación en la disciplina. Como planteaban algunos de los expertos entrevistados por Maritza Montero, la Psicología Comunitaria no debe dejar de ser “la conciencia social de la Psicología”, pero sin olvidar sus raíces académicas y científicas.

Referencia:

Montero, M. & Winkler, M. (2014). Iberian and Latin American Ethics in Community Psychology: The Contradiction between Facts and Academician’s Perception. Journal of Community Psychology, 42(8), 997-1014.


Una experiencia participativa en los centros de salud mental comunitaria

Mike (CC BY-NC-ND 2.0)

Mike (CC BY-NC-ND 2.0)

El surgimiento de los Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC) transformó los servicios de salud mental, (a) promoviendo la incorporación normalizada de los pacientes en contextos naturales y (b) potenciando las capacidades de las familias y de las comunidades para responder a sus necesidades. De ese modo se fueron constituyendo en una alternativa a los antiguos hospitales psiquiátricos.

La investigación participativa de carácter comunitario facilita la implicación de los consumidores y usuarios en la mejora de los servicios de salud mental. La implicación de los enfermos mentales en la gestión y la mejora continua de las prestaciones que reciben no sólo contribuye a su empoderamiento, sino que cambia de manera significativa los servicios que reciben.

En un CSMC de New Haven (Estados Unidos) se llevó a cabo una experiencia en la que los usuarios de los servicios dinamizaron grupos de discusión para mejorar el funcionamiento del centro. Los pacientes también presentaron los resultados a los gestores, los directivos y el personal del centro, así como a otros usuarios. Todas las partes interesadas señalaron los beneficios de esta experiencia:

  • Gestores de los CSMC. Querían elevar el estatus de los usuarios de los CSMC y que se implicasen más allá de la mera aportación de sugerencias. Además, la implicación de los usuarios aumenta la legimitidad de los resultados de los grupos de discusión.
  • Directores y líderes de los CSMC. Experimentaron una situación parecida a la de la evaluación por parte de un “comprador misterioso” (Mystery Shopper) y se sentían forzados a buscar respuestas a los requerimientos de los consumidores. Los centros buscaron formas de mejorar el clima de respeto hacia los usuarios.
  • Investigadores. Los usuarios podían pedir un tipo de información que, por las diferencias socioeconómicas y culturales, no podían solicitar los investigadores. También percibían problemas que no eran evidentes para los investigadores.
  • Usuarios. Los pacientes que participaron activamente en la investigación, en lugar de sentirse invisibles, fueron útiles y sintieron que tenían cosas valiosas que ofrecer. También recibieron entrenamiento específico. En general mejoraron su sentido de eficacia.

Las personas con problemas mentales no sólo pueden participar activamente en la mejora de los servicios de salud mental, sino que aportan una perspectiva única. La experiencia contribuyó a su empoderamiento, la adquisición de competencias y el desarrollo de relaciones sociales. También se observaron cambios en la cultura organizativa, mostrándose más abierta a redefinir el rol de los usuarios.

Referencia del artículo:

Case, A. D., Byrd, R., Claggett, E., DeVeaux, S., Perkins, R., Huang, C., Sernyak, M.J., Steiner, J.L., Cole, R., LaPaglia, D.M., Bailey, M., Buchanan, C., Johnson, A. & Kaufman, J.S. (2014). Stakeholders’ perspectives on community-based participatory research to enhance mental health services. American Journal of Community Psychology, (3-4), 397-408. [AJCP]


VI Congreso comarcal del voluntariado en los Alcores (Sevilla)

voluntariadoalcoresLa semana del 17 al 22 de noviembre de 2014 se concentran en la Comarca de Los Alcores (Sevilla) un conjunto de actividades de sensiblización social que culminan el sábado 22 con el VI Congreso Comarcal del Voluntariado.

Este año, la organización del evento, a cargo de la Plataforma del Voluntariado de Alcalá-Los Alcores, ha estructurado el programa en torno al voluntariado y el deporte, los valores solidarios que lo inspiran y sus beneficios tanto individuales como sociales.

Descarga la carta de presentación del evento, en la que se describen las actividades previstas y las instrucciones para cumplimentar el formulario de inscripción.

Este año, se invita a las personas participantes a que contribuyan donando alimentos que serán posteriormente distribuidos por la entidad organizador a familias desfavorecidas.


Green Grounds: activismo y huertos comunitarios

7767_105544199651184_31267592_n1Green Grounds es una iniciativa comunitaria que ha puesto en marcha decenas de huertos comunitarios en Los Ángeles en los últimos años. Se basa en la participación voluntaria y pretender ser un catalizador del sentido de comunidad y el empoderamiento en los barrios donde se lleva a cabo.

Originalmente surgió como una controvertida forma de activismo que localizaba huertos en zonas comunes y espacios públicos no utilizados: en los arcenes de las autovías, aceras y solares abandonados.

La experiencia pretende recuperar espacios para “producir tu propia comida”. Sin embargo, tiene una clara vocación comunitaria que va más allá de la producción de alimentos.

Los huertos comunitarios son una oportunidad para afrontar la escasez de alimentos, promover la diversidad y el intercambio comunitario, estimular el voluntariado, recuperar los barrios, defender aspiraciones vecinales y educar a los menores en relación con el medio.

Los huertos urbanos constituyen escenarios de conducta que facilitan la relación entre vecinos, la vinculación comunitario y la puesta en marcha de acciones colectivas.

Para saber más

  • Huertos urbanos en Barcelona [BCN]
  • Red de huertos urbanos comunitarios de Madrid [MADRID]
  • Plataformas de huertos urbanos sociales de Sevilla [SVQ]

Por qué lanzamos una campaña de crowdfunding

sbq10Por qué lanzamos una campaña de crowdfunding

Hace unos días iniciamos una campaña de financiación colectiva para impulsar una iniciativa de prevención del trabajo infantil en Lima (Perú). Este es un tema en el que hemos venido trabajando los últimos años en Colombia. Primero con un proyecto de cooperación al desarrollo con la participación de organismos internacionales. Más tarde con el impulso de la Universidad del Norte, y por último con la colaboración de la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla.

En el caso de Lima tenemos tres motivaciones fundamentales:

  • Queremos darle continuidad a la intervención, centrándonos en uno de los países con más problemas de trabajo infantil en Latinoamérica. Actualmente es una de las prioridades políticas de la región y en Perú tiene una alta incidencia.
  • Estamos interesados en transferir las lecciones aprendidas en Colombia a Perú. Se trata de un programa basado en la evidencia. Las buenas prácticas que se han definido en Colombia pueden servir ahora en Perú.
  • Finalmente, vamos a impulsar el carácter comunitario de la intervención. El programa original se caracteriza por acciones psico-educativas. En Colombia aprendimos que estas actividades funcionan mejor con la implicación de las familias y cuando el programa se adapta a las peculiaridades de cada contexto. En Perú pensamos incorporar las actividades con familias y con la comunidad entre los elementos centrales del programa.

sbq21Qué queremos hacer

Edúcame Primero es un programa basado en la evidencia. Está demostrado que contribuye a reducir la prevalencia del trabajo infantil. Su aplicación mejora el rendimiento académico, preserva un espacio de juego para los niños y contribuye al desarrollo psicológico integral de los menores. Así que no tenemos ninguna duda de que el programa será efectivo contra el trabajo infantil.

Pero, ¿por qué poner en marcha esta iniciativa de financiación colectiva en concreto?

En este caso pedimos apoyo para organizar encuentros comunitarios, incentivar la participación de facilitadores y poner en marcha acciones comunitarias de prevención del trabajo infantil. Es una acción piloto, previa a la aplicación de un programa más amplio. Y es una acción comunitaria, complementaria a las acciones psico-educativas habituales.

Nuestra expectativa es desarrollar un programa de cooperación al desarrollo amplio, con la implicación de las instituciones públicas y las organizaciones comunitarias de referencia en tres distritos de Lima: Villa el Salvador, San Juan de Lurigancho y San Juan de Miraflores. Los problemas de financiación nos han impedido darle continuidad a las actividades de prevención en el último año. Este pequeño proyecto previo es una intervención experimental que nos permitirá:

  • Conocer las peculiaridades de Lima, de forma que mejoremos el ajuste comunitario del programa.
  • Realizar acciones preparatorias y de organización previa del proyecto más amplio.
  • Incluir incentivos a acciones comunitarias que no pudimos incluir en los proyectos oficiales de cooperación al desarrollo.

sbq24¿Realmente hace falta que apoyes el proyecto?

Entendemos que “Comunidades contra el trabajo infantil” no es un proyecto con retorno inmediato: es difícil percibir la relación entre dar una donación y los beneficios obtenidos. Perú está lejos. Además el programa se centra en actividades educativas y de prevención en las que tienen mayor responsabilidad los gobiernos regionales. ¿Por qué donar?

  • El programa pretende mejorar las condiciones de vida y los niveles de protección social de la infancia en Perú. Pero hoy sabemos que las condiciones de trabajo o protección social en la India, en China o en Latinoamérica influyen indirectamente en el mercado de trabajo europeo. Las acciones de promoción de los derechos del niño y la protección de la infancia a nivel local tienen también repercusiones prácticas a nivel internacional.
  • Este pequeño proyecto forma parte de una iniciativa más amplia que promueve la implicación de los gobiernos en las políticas de la Organización Internacional del Trabajo. Promovemos dinámicas comunitarias que son complementarias de las políticas públicas de prevención. La protección de la infancia es un deber de los servicios públicos. En este caso el programa comunitario sirve para implicar a las familias, apoyar a los facilitadores comunitarios e incentivas las ideas que surgen de la comunidad.
  • Basarnos en una campaña de crowdfunding mejora el ajuste comunitario de la intervención. Las familias y los barrios participan de un modo natural en contextos más informales, menos institucionalizados. También amplía la base que apoya al programa, de forma que cada colaborador se hace corresponsable en la prevención del trabajo infantil.
  • Además, al contar con la colaboración de dos universidades (la PUCP y la Universidad de Sevilla), contribuirá a la implicación de estudiantes universitarios a través de las prácticas externas. El proyecto prepara el marco comunitario en el que participarán.

La experiencia está resultando muy productiva. Nos está sirviendo para divulgar las actividades de prevención del trabajo infantil y sensibilizar sobre el problema. Estamos aprendiendo cuáles son las barreras percibidas para apoyar o implicarse en un proyecto de estas características. Nos está ayudando a perfilar y redefinir la intervención. Estamos muy agradecidos con los apoyos que hemos recibido. Puedes sumarte a través de la página de Goteo.


El Parque Amate en la Mapping Party

Amate IMJ bikeMapping Party

Los días 24, 25 y 26 de octubre se celebra en Sevilla una iniciativa de cartografía colaborativa para mejorar OpenStreetMap.

OpenStreetMap es un proyecto abierto en el que se comparte información geográfica a través de la participación comunitaria.

La Mapping Party es una concentración de voluntarios para cartografiar una zona determinada de la ciudad. Para ello se proporcionan instrucciones e información sobre herramientas tales como el GPS o algunos programas informáticos y apps útiles para la elaboración de mapas (como OSMTracker).

Jane’s Walk Sevilla ha participado en esta convocatoria con un paseo por el Parque Amate, con la guía de un experto en botánica. Para ello también ha contado con la colaboración de la Asociación de Amigos del Parque Amate, que intenta revitalizar esta zona y contribuir al cuidado de las instalaciones.

El resultado ha sido la formación de un grupo heterogéneo de participantes, con la confluencia de dos discursos diferenciados sobre el Parque Amate: uno más interesado en la diversidad botánica de la zona y otro preocupado por el deterioro del espacio público y las reclamaciones para mejorar el mantenimiento del parque.

El profesor Carlos Romero Zarco lidera un proyecto de inventario de especies leñosas en el Parque Amate. En su presentación ha descrito la variedad de especies y la forma de identificarlas. Con esa información los participantes han contribuido a continuación a completar el inventario de especies botánicas de la zona.

Amate IMJ bike 2En el Parque Amate se encuentran pinos, tipuanas, diversos tipos de palmeras, cipreses, olmos, naranjos, encinas, olivos, magnolios, la variedad brachychiton, pimenteros falsos, jacarandás y árboles del amor, entre otros.

Por su parte, la Asociación de Amigos del Parque Amate defiende que el parque sufre un agravio comparativo con otras zonas de verdes de la ciudad. Por ejemplo, la fuente principal está inactiva y deteriorada, y se ha cerrado el único baño público del parque.

En este sentido, Miriam Márquez Jaén realizó un estudio de los equipamientos, las actividades y el entorno social del Parque Amate, indicando acciones de mejora que podrían contribuir a potenciar el espacio público. Por ejemplo, los vecinos lo utilizan con frecuencia para reuniones y cumpleaños, pese a no existir un equipamiento específico para ello. Un segundo grupo de participantes ha intentando reflejar sobre el mapa las demandas específicas de los vecinos.

Los parques se encuentran entre los elementos del espacio público con más potencial para la interacción social y el desarrollo del sentido de comunidad, entre otras dinámicas comunitarias en contextos urbanos. La cartografía participativa puede resultar útil en:

  • la descripción de la percepción de ambientes por parte de los vecinos,
  • el análisis de itinerarios de actividad física y deportiva,
  • el inventario de escenarios de conducta de los barrios circundantes,
  • el estudio del deterioro físico o social de determinados espacios, o
  • la sistematización de las demandas ciudadanas.

cartel_horizontal-1024x723Para saber más

  • Buenas prácticas en cartografía participativa [pdf]
  • Cartografía participativa y web 2.0 [pdf]

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 134 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: