Archivo de la categoría: OIT

IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil

Del 14 al 16 de noviembre de 2017 tendrá lugar en Buenos Aires (Argentina) la IV Conferencia Mundial sobre Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil, que tiene como objetivo básico “acelerar el ritmo hacia el logro de la erradicación del trabajo infantil en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”. Los tres ejes principales en tornos a los que girará el encuentro son el trabajo infantil, el trabajo forzoso y el empleo joven.

Anuncios

La naturaleza multicausal del trabajo infantil

7977430564_7d9b862cc8_z

El trabajo infantil es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los niños y niñas en el mundo, sobre todo en los países en vías de desarrollo. Aunque se ha observado una reducción importante en el número de niños y adolescentes trabajadores en la última década, actualmente todavía cerca de 168 millones de niños y niñas se dedican a algún tipo de actividad laboral, muchos de ellos a alguna de las peores formas de trabajo infantil definidas por la Organización Internacional del Trabajo y el programa IPEC.

El trabajo infantil no es un fenómeno multicausal, cuyo origen no está solamente en factores económicos, sino también educativos, familiares y sociales.

Es evidente que un mayor nivel de pobreza implicará una mayor probabilidad de que los niños se dediquen a actividades laborales. Aunque los ingresos de los menores que trabajan sean casi siempre inferiores a los de los adultos, en ocasiones su aportación económica es fundamental para el mantenimiento de la familia, cuando existen estas condiciones de pobreza. Sin embargo esto no siempre es así, o al menos, la relación no es siempre tan directa. Por ejemplo, se ha encontrado que los niños y las niñas en condiciones de pobreza de zonas urbanas se dedican en algunos casos a actividades laborales con más frecuencia que los niños y niñas de zonas rurales con las mismas condiciones. Ello se explica en parte porque en las zonas urbanas suele haber más oportunidades laborales, tanto para los adultos como para los niños. Incluso se ha comprobado que cuando un país en vías de desarrollo crece, puede observarse un aumento de las tasas de trabajo infantil (ha ocurrido en India, por ejemplo), en parte explicado por lo mismo.

Por ello, es necesario pensar en otras causas que influyan en esta relación entre la pobreza y el trabajo infantil. Por ejemplo, hay que destacar el papel de las características familiares. El orden de nacimiento de los hijos, hace que unos tenga más probabilidades de trabajar que otros. Los primogénitos suelen tener tasas de trabajo infantil más elevadas que sus hermanos más pequeños. Una familia de mayor tamaño hará que algunos de los hijos trabajen, mientras otros acuden a la escuela, bajo un cierto efecto de especialización en el seno familiar. Además, el hecho de que los padres hayan trabajado cuando pequeños o tenga cierto nivel de estudios son dos factores clave. Si los padres han trabajado en la infancia, es más fácil que los hijos también trabajen. Y al contrario, conforme aumenta el nivel de estudios (sobre todo de la madre), disminuye la probabilidad de presencia de trabajo infantil en los hijos.

Como hemos dicho, vivir en el campo o en la ciudad influye en que los niños y niñas se dediquen a trabajar. Pero no sólo eso, sino que el desplazamiento del ámbito rural al ámbito urbano, puede hacer que aumenten las probabilidades de trabajo infantil. Las familias que se desplazan del campo a la ciudad lo hacen por necesidades económicas, de seguridad o de acceso a servicios públicos. Si este desplazamiento no es planificado y se produce en condiciones precarias y de forma masiva, es posible que en la llegada a la ciudad estas familias tengan que ubicarse en la periferia de la ciudad, en condiciones de pobreza y exclusión, lejos de los servicios públicos que buscan, lo que puede hacer que estas necesidades permanezcan e incluso se agraven.

Finalmente, hay factores relacionados con las condiciones del contexto educativo que también influyen en el trabajo infantil. Por ejemplo, un contexto educativo con pocos recursos y una gestión no adecuada (masificado, sin infraestructuras, con pocos profesores, etcétera) puede hacer que aumenten las tasas de trabajo infantil. Si las familias peciben que la escuela tiene escaso valor formativo para sus hijos o bien implica un coste demasiado elevado para los beneficios que reporta, es posible que sopesen implicar a sus hijos en actividades laborales o al menos, compartir trabajo y escuela.

En definitiva, hay una causa primaria del trabajo infantil (la pobreza), pero que se ve modulada por muchos otros factores (contexto social, características familiares o calidad del sistema educativo, entre otros). Ello hace necesario que cualquier intervención en trabajo infantil sea también multifactorial, para atender a la naturaleza multicausal del trabajo infantil.

Para ampliar esta información:

Holgado, D., Maya-Jariego, I., Palacio, J. & Oviedo-Trespalacios, O. (2016). Two profiles of child labor in the Colombian Caribbean Coast: relocated children to suburban areas compared to the key role of social and labor characteristics of mothers in urban settings. In G. Tonón (Ed.). Indicators of Quality of Life in Latin America. Social Indicators Research Series, Vol. 62. New York: Springer.

 


ABC del trabajo infantil

abc1La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el marco del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo
Infantil (IPEC) ha publicado recientemente, a través de la Oficina de Paises de la OIT para México y Cuba un manual básico denominado “ABC del Trabajo Infantil”. El documento comienza con un apartado introductorio, dedicado a la definición de trabajo infantil, haciendo hincapié en las peores formas de trabajo infantil como aquellas directamente vinculadas con la violencia u opresión hacia los menores, agravada por la invisibilidad (por ejemplo en el caso del trabajo doméstico forzoso en el caso de las niñas) o las condiciones laborales a veces de precariedad en las que los trabajos son desempeñados.

Se habla de trabajo infantil cuando niños y niñas realizan una actividad laboral que:

  • Es física, mental, social o moralmente perjudicial o dañina.
  • Interfiere con su escolarización y los priva de la oportunidad de ir a la escuela o los obliga a abandonar las aulas.
  • Les exige que intenten combinar la asistencia a la escuela con largas jornadas de trabajo pesado.

abc3

Causas y consecuencias.

La pobreza y la marginación son identificadas como las primeras causas del trabajo infantil, una condiciones sociales de opresión de las que la realización de trabajos de diversa consideración por parte de los menores es una de sus expresiones. La inaccesibilidad al sistema educativo se encuentra también entre los aspectos facilitadores del trabajo infantil. A veces se trata de aspectos físicos, como la distancia al centro educativo, pero otras son de tipo económico, como los costes de escolarización, no siempre asumibles por todas las familias, todavía menos por aquellas en situación de monoparentalidad.

En suma, el documento enfatiza cómo en aquellos contextos con escasez de protección de los derechos de los menores en cualquiera de sus expresiones, tales como a la educación, a una calidad de vida digna o a una condiciones de salud y bienestar básicos se ubica en la raíz de este complejo fenómeno que sólo en América Latina afecta a alrededor de 12,5 millones de niños, niñas y adolescentes.

Por ello las consecuencias del trabajo infantil se estiman en el corto y largo plazo, tanto para niños y niñas (es el caso del rendimiento académico, la seguridad personal o la salud y su desarrollo psicológico y moral) como para sus familias (por ejemplo, se estima que las familias ingresarían un 11% más por cada curso escolarizado de un niño o niña) y, en última instancia, para el desarrollo de una región. No en vano, la OIT estima que la economía global podría obtener una ganancia neta de 4,1 trillones de dólares en 20 años si se eliminara el trabajo infantil.

El reto de la prevención del trabajo infantil.

La educación es definida como la principal estrategia de prevención del trabajo infantil. Por educación no solo se entiende la escolarización de los niños y niñas, sino la eliminación de barreras físicas y culturales que dificultan el acceso a la misma. Se trata, en definitiva, de configurar la escuela como escenario alternativo, seguro y significativo respecto al de la explotación laboral. El debate sobre la calidad del sistema educativo es esencial y, por consiguiente, también el compromiso de los gobiernos por asegurar este derecho básico y las condiciones de estabilidad familiar básicas para que así ocurra.

De igual manera, la escuela es también un recurso comunitario nuclear para la prevención del trabajo infantil. Si dotar de equipamiento, logística, tecnología y profesionales es un primer paso, el siguiente es asegurar unos niveles óptimos de adaptabilidad de enfoques pedagógicos a la diversidad de situaciones que conviven en las escuelas, especialmente interesante resulta la adaptación curricular a los niños y niñas más vulnerables al trabajo infantil.

La capacitación a padres y madres es otro elemento a considerar en un programa preventivo. Diagnosticar las fortalezas y los factores de riesgo, sus antecedentes, expectativas y actitudes hacia la escolarización de sus niños y niñas es vital para fomentar no solo la implicación en el proceso educativo, sino también la participación en la comunidad educativa.

El ciclo se completaría con idénticos niveles de exigencia al mercado y empleadores, que en última instancia incluyen en sus plantillas a niños y niñas en condiciones no siempre compatibles con la escolarización. El cumplimiento de los estándares y acuerdos internacionales se convierte en una herramienta a considerar en algunos sectores, esencialmente en aquellos en los que el trabajo infantil se realiza en contextos más invisibles. La realización de campañas de sensibilización también ayudaría a concienciar a una población y a fomentar actitudes favorables a la prevención.

Por último, la investigación sobre este fenómeno permitirá actualizar el diagnóstico del trabajo infantil, así como analizar aquellas estrategias más efectivas para su prevención, establecer lecciones aprendidas y divulgar aquellas prácticas exitosas para su generalización a otros contexto. El papel de la comunidad científica e investigadora también es subrayado en el citado documento.

El programa Edúcame Primero: Perú. Comunidades preparadas para la Prevención del Trabajo Infantil en Lima.

#diversidad #escuela #Lima #Perú

A post shared by Fran Santolaya Soriano (@fransantolaya) on

La Universidad de Sevilla, a través del Laboratorio de Redes Personales y Comunidades – LRPC, y en colaboración con la Universidad del Norte de Colombia y la Pontificia Universidad Católica del Perú, desarrollan esta iniciativa de prevención del trabajo infantil en Lima, a partir de la experiencia de colaboración previa en Colombia.

Esta iniciativa de cooperación internacional universitaria se fundamenta en la implementación de estrategias basadas en el juego como enfoque psicoeducativo, combinado con talleres para el crecimiento personal y evolutivo de los menores de diferentes zonas vulnerables de la capital peruana. De manera complementaria, el programa prevé la capacitación del equipo docente de las escuelas y la involucración de las familias en el proceso educativo a través la participación en dinámicas comunitarias, jornadas y talleres específicos.

Para ampliar información


Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2014

?????

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Bajo el lema “Ampliemos la protección social: ¡eliminemos el trabajo infantil!”, la Organización Internacional del Trabajo, pretende poner el foco en el papel de los servicios públicos en la protección social a la infancia, mediante la implementación de medidas de atención 10946604095_3db4ca9259_bsanitaria, seguridad social, acceso a recursos económicos, acceso a la educación u oportunidades laborales de calidad, entre otras.

Aprovechando que este día coincide con el inicio de la Copa Mundial de Fútbol de Brasil, la OIT también relanzará la campaña “Tarjeta roja al trabajo infantil”. Esta campaña tiene como objetivo en primer lugar, dar a conocer el problema del trabajo infantil en el mundo y por otro lado, sensibilizar acerca de las consecuencias negativas del trabajo forzado en los niños y niñas y la importancia del juego para el desarrollo físico, psicológico y social de los menores.

En el marco del relanzamiento de esta campaña que lleva desde octubre de 2013 en marcha, se ha compuesto una canción interpretada por diversos artistas, que será dada a conocer el 23 de junio. Además, diversas personalidades del mundo del cine, la música y la política  participan en esta campaña, “mostrando una tarjeta roja al trabajo infantil”.

Además de ello, se realizarán actividades en Río de Janeiro y Nueva York.

Al margen de estas acciones organizadas por la OIT, diferentes países de América Latina han organizado actividades en los días previos al 12 de junio. Por ejemplo, en Barranquilla (Colombia), el Comité Institucional de Erradicación del Trabajo Infantil, organiza “jornadas pedagógicas” con el lema “Una hora contra el trabajo infantil”. En Salta (Argentina) se han organizado actividades de títeres, teatro y música. En Mérida (México) se celebro el 12 de junio un foro internacional sobre trabajo infantil. Y en Perú, en el marco del programa nacional Yachay, se organizará hoy una marcha de sensibilización contra el trabajo infantil. La Red LACTI ha habilitado un espacio para ver la agenda de actividades con motivo de la celebración de este día.


Qué resulta efectivo en la reducción del trabajo infantil

Hoy concluye la exposición organizada por la OIT en la Estación de Santa Justa en Sevilla, que ha mostrado el impacto positivo de las políticas contra el trabajo infantil en la última década. Las regulaciones internacionales, la educación obligatoria y la reducción de la pobreza están entre los elementos centrales.
*

A continuación puedes descargar un pequeño artículo en el que describimos algunas de las acciones que han resultado efectivas a lo largo de dicho período:

  • Elementos centrales en la reducción del trabajo infantil: acceso a una educación universal de calidad, transferencia condicionada de efectivos y coaliciones de agentes sociales [pdf]

Como documentación complementaria puedes consultar:


Hitos en la lucha contra el trabajo infantil

OITLa exposición “Un sueño de libertad” permite repasar parte de la historia reciente de la lucha internacional contra el trabajo infantil.

Los acuerdos internacionales y la acción concertada de los gobiernos, junto con las organizaciones de trabajadores y empleadores, han resultado claves en la reducción progresiva de la prevalencia del trabajo infantil en el mundo.

La exposición puede verse hasta el 17 de marzo en la Estación de Santa Justa, en Sevilla. Entre otros hitos, se destacan los siguientes:

  • En 1919 se crea la Organización Internacional del Trabajo que incorpora entre sus primeros convenios la edad mínima de admisión al empleo en la industria.
  • En 1973 se acuerda que la edad mínima de admisión al trabajo no debe ser inferior a la edad en la que termina la enseñanza obligatoria en cada país y se establece el límite de 18 años para la realización de trabajos peligrosos.
  • En 1992 se pone en marcha el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT.
  • Desde entonces se han puesto en marcha:
    • Programas específicos de intervención en trabajo infantil.
    • Acuerdos de organizaciones de trabajadores y empleadores.
    • Iniciativas de seguimiento y vigilancia para controlar el trabajo infantil en la industria.
  • En 1999 se pone en marcha la iniciativa de lucha contra las peores formas del trabajo infantil: “la esclavitud, el trabajo forzoso, la trata infantil y el reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, la prostitución, la pornografía, la realización de actividades ilícitas y el trabajo infantil peligroso”.
  • El 12 de junio de 2002 se celebró el primer Día Internacional contra el Trabajo Infantil.
  • En 2006 se establece el objetivo de erradicar las peores formas de trabajo infantil en 2016.

Descarga el anuncio de la exposición “Un sueño de libertad” [pdf]


No es un juego de niños

En algo más de una década se ha conseguido una reducción del 30 por ciento del trabajo infantil en el mundo. Estas son algunas de las acciones que según la Organización Internacional del Trabajo han contribuido a ello:

  • Compromiso de los gobiernos en la erradicación del trabajo infantil.
  • Acceso universal a la educación.
  • Coaliciones con sindicatos y empleadores.
  • Asegurar el cumplimiento de los compromisos internacionales.
  • Adoptar un enfoque preventivo.
  • Capacitación de los funcionarios de los administraciones públicas.
  • Acciones específicas con los niños que trabajan en la agricultura, que emigran o que son víctimas de los conflictos armados.
  • Potenciar los sistemas de vigilancia.
  • Hacer visibles el trabajo en servicio doméstico y la prostitución.

Un sueño de libertad

OITEl 4 de marzo a las 12.00 horas se inaugura oficialmente la exposición de la Organización Internacional del Trabajo contra el trabajo infantil en la Estación de Santa Justa de Sevilla. A continuación reproducimos la presentación de “Un sueño de libertad” por parte de la OIT:

“Hay 168 millones de niñas y niños, el 11 por ciento de la población infantil mundial, que pasan sus días trabajando en campos, minas, talleres, fábricas, casas y calles. Trabajos que no les dejan estudiar, que acaban con su salud. Trabajos que les dejan sin niñez, sin dignidad y sin poder para soñar.

En el año 2000 eran 246 millones, cifra que se ha reducido en casi un tercio en poco más de una década a los 168 millones actuales. El objetivo es la eliminación efectiva del trabajo infantil, con la prioridad en los 85 millones de niños y niñas que realizan trabajos peligrosos.

La Organización Internacional del Trabajo (OI T)  celebra con esta exposición los 20 años de trabajo del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC). Esta exposición se inauguró en junio del año pasado en Ginebra, estuvo en octubre en Brasilia durante la III Conferencia Mundial sobre Trabajo Infantil, en diciembre en Madrid y estará disponible para el público en la estación de Sevilla Santa Justa hasta el lunes 17 de marzo, con la colaboración de Adif y la Universidad de Sevilla.

Ese mismo lunes 17 de marzo a las 18 h se celebrará en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla una jornada sobre erradicación del trabajo infantil, con participación de representantes de la OIT, la AECID, sindicatos, organizaciones de empresarios, ONGs y expertos universitarios. Para finalizar la jornada, tendrá lugar un concierto de la soprano y compositora Pilar Jurado, colaboradora especial de la OIT en la iniciativa “La música contra el trabajo infantil”.”


A %d blogueros les gusta esto: