Archivo de la categoría: Buenas prácticas

Prácticas externas de psicología en Cibervoluntarios

La utilización de las nuevas tecnologías como herramienta de dinamización, comunicación y participación de diversos colectivos se desarrolla durante el presente curso con dos iniciativas de practicum de psicología en colaboración con Cibervoluntarios: Madejitas y El Rincón del Donante.

MadejitasEn el primer caso, se trata de un blog y una página Web, orientada “a la información, formación, asesoramiento y espacio de reflexión sobre la adopción y otras medidas de protección de la infancia para padres que están en proceso de espera para la adopción de menores.”. La página Web, que se complementa con el blog mencionado, de actualización periódica con noticias e información relativa a la adopción, se basa en la incorporación de información, enlaces, páginas de interés y documentos sobre los procedimientos y los pasos en la adopción. Con un estilo directo y cuidado, ofrece un espacio sencillo y de fácil acceso.

DonanteEn el caso de El Rincón del Donante, se trata de un proyecto de sensibilización a través de la difusión de noticias y contenidos de interés relacionados con la donación de sangre.

Estas dos experiencias enriquecen el amplio y diverso catálogo de experiencias previas de colaboración entre la Facultad de Psicología y Cibervoluntarios.

Desde hace varios años, la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla y Cibervoluntarios, ofrecen plazas de prácticas externas cuyo objetivo es poner en marcha estrategias de intervención en diversos ámbitos usando las nuevas tecnologías como herramienta de comunicación y colaboración. A través de estas acciones, los estudiantes han podido participar en el desarrollo de estrategias de participación comunitaria, voluntariado online, formación en nuevas tecnologías, etcétera. Ello les ha permitido adquirir competencias de autonomía y autogestión, dinamización de grupos y contenidos en Internet, etcétera.

Destaca sobre todo la variedad de ámbitos de aplicación que se han incluido:


Competencias, tecnología y voluntariado


El voluntariado es una experiencia transformadora, que ofrece oportunidades para el aprendizaje y el desarrollo de competencias. Para desarrollar esta idea, Cibervoluntarios organizó las jornadas “Juventud, voluntariado y TIC: Competencias en Positivo” en el Salón de Actos del Pabellón de Uruguay de la Universidad de Sevilla.

En el encuentro participaron voluntarios, organizaciones no gubernamentales y agencias encargadas de promover la participación ciudadana. Las sesiones se centraron en analizar la contribución de las tecnologías de la información en las iniciativas de participación de los jóvenes. Entre otros, se examinaron experiencias de activismo social, prácticas externas, cooperación internacional y voluntariado virtual.

Las jornadas sirvieron para mostrar la diversidad de formas de participación comunitaria de los jóvenes, y la contribución del voluntariado a los procesos de construcción comunitaria. En el video se recogen las opiniones de algunos de los estudiantes, voluntarios y expertos participantes en las jornadas.


Un crowdfunding para educar en la participación

Banner-campaña-crowdfundingCreando futuro es una iniciativa de educación para la participación que se viene desarrollando desde hace 10 años. Se trata de una buena práctica de intervención, que promueve la implicación cívica desde la socialización básica para promover con ello la ciudadanía activa durante la adultez.

Coincidiendo con los diez años de actuación, redasociativa laza una campaña de microfinanciación colectiva para la continuidad de las actividades:

  • Lanzamiento de la campaña [Crowdfunding]
  • Itinerario de educación para la participación juvenil [proyecto]

Microsoft in Education Global Forum 2014

Del 11 al 14 de marzo, ha tenido lugar en Barcelona el evento “Microsoft in Education Global Forum“. Este evento, que ha tenido más de 1.100 participantes entre educadores, medios de comunicación o representantes de gobiernos y administraciones públicas de más de 80 países, se centra en reconocer y dar difusión a experiencias innovadoras centradas en la aplicación de las nuevas tecnologías a la educación.

El programa del encuentro  se ha dividido en tres líneas de trabajo y debate (o tracks) fundamentales:

1. Educadores: Proporcionando oportunidades para los educadores y expertos para compartir experiencias y buenas prácticas educativas implementadas en el aula.

2. Líderes escolares: Sesiones impartidas por miembros de las Mentor and World Tour Schools en las que se describieron estrategias de liderazgo, colaboración, y acceso a las nuevas tecnologías para la mejorade las habilidades y resultados de los estudiantes.

3. Líderes educativos: Espacios para la creación de lazos, intercambios y colaboraciones entre líderes educativos para la movilización de estrategias innovadoras de enseñanza y aprendizaje.

Este evento forma parte de la implicación y el apoyo de Microsoft al desarrollo de estrategias de inclusión de las  nuevas tecnologías en los procesos educativos. En este marco, (con una doble estrategia de Responsabilidad Social Corporativa y difusión de sus productos), ha creado por ejemplo la red social de profesionales e investigadores en educación Partners in Learning Network. Por otro lado, en el mismo contexto, ha iniciado una campaña para incorporar las nuevas tecnologías a centros educativos en Cataluña, distribuyendo más de 20.000 tablets y netbooks en el marco de programas de inclusión de las TICS en el proceso de enseñanza y aprendizaje desde la escuela primaria a la Universidad.


Exposición “La lucha de la OIT contra el trabajo infantil”

Imagen1

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) en colaboración con la Universidad de Sevilla, Adif y la AECID, celebrará del 3 al 17 de marzo de 2014, una exposición en la Estación de Santa Justa en Sevilla sobre trabajo infantil y cooperación al desarrollo.

Esta exposición, que ya se ha llevado a cabo en la Estación Puerta de Atocha en Madrid, tiene como objetivo mostrar los “principales hitos de la historia de la OIT y del IPEC en su lucha contra el trabajo infantil, sobre lo que se ha hecho y lo que queda por hacer”. Además, coincide con el 25 aniversario de la creación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que ha venido colaborando de forma estrecha con el programa IPEC  de la OIT para erradicación del trabajo infantil en el mundo.


De las diversas formas de participación comunitaria II

voluntariadotic Comentamos más impresiones a las ya citadas en la entrada anterior alrededor del encuentro  “Juventud, voluntariado y TIC: promoviendo la participación social en la Universidad”, organizado por la Fundación Cibervoluntarios y en el que han participado asociaciones, profesionales de la intervención social y estudiantes.

Durante el encuentro se han suscitado diferentes temas de debate sobre la actualidad del voluntariado y los procesos de participación ciudadana, las competencias digitales de las entidades de voluntariado y las alternativas de colaboración y transferencia de conocimientos entre el ámbito teórico y el aplicado. Algunas de las ideas se resumen a continuación:

  • La gestión de los recursos virtuales conlleva repercusiones reales. Las TIC pueden optimizar el funcionamiento de procesos organizativos básicos, tales como la planificación interna, la comunicación, la formación ,etc. Las competencias asociadas a la gestión de los recursos de voluntariado también han experimentado nuevas exigencias. Ahora no solo se gestiona capital humano, sino también la información y, en última instancia, el conocimiento, que adquiere un valor estratégico en la medida en que se disemine al conjunto de la organización. Esta gestión es clave en la medida en que la participación asume diferentes  formatos gracias a las TIC. Por ejemplo, en algunas organizaciones puede que el voluntariado no haya visitado nunca la sede física de la entidad, en otras, por el contrario, la sede física pierde peso para el intercambio de información entre sus integrantes y el logro de sus objetivos.
  • La participación como contribución de valor a la comunidad por encima del beneficio personal. Asistimos a expresiones ciudadanas donde la administración pierde peso respecto al liderazgo de la sociedad civil. Es el caso de iniciativas como bancos del tiempo, redes de autoabastecimiento, mercados solidarios, monedas sociales, etc.  El voluntariado como experiencia de transformación social muestra una enorme capacidad de adaptación a diferentes contextos de participación. Sin embargo, no toda actividad colaborativa tiene por qué ser definida en términos de experiencia significativa. El componente clave viene determinado por la creación de valor a la comunidad más allá del beneficio individual de las personas que participan. Esta dimensión más de relevancia social se vuelve especialmente atractiva cuando participan grupos sociales y/o colectivos más vulnerables.
  • La transferencia de conocimientos y/o recursos como componente de innovación. La utilidad social del conocimiento es un tema recurrente en espacios de debate universitarios. La relación ciencia-práctica es el paradigma sobre el que fundamentar las relaciones de colaboración entre la investigación teórica y los contextos aplicados de intervención. Por su parte, experiencias de aprendizaje-servicio o las propias comunidades de aprendizaje ponen el acento en la transmisión (cuando no construcción) del conocimiento a través de experiencias de compromiso con la comunidad. El voluntariado ofrece también vías para fomentar modelos de ciudadanía activa al tiempo de socializar una cultura de participación a lo largo del ciclo vital.

En suma, el encuentro ha puesto de relieve argumentos para continuar el debate establecido en los siguientes términos: (1)  las TIC han contribuido a la aparición de modalidades de participación como el caso del microvoluntariado; (2) amplían la visibilidad social de las iniciativas comunitarias y (3)  contribuyen al establecimiento de modelos de trabajo cooperativos o en red entre diferentes actores sociales que crean un valor significativo en términos de empoderamiento de aquellos grupos sociales y colectivos en riesgo de exclusión.


De las diversas formas de participación comunitaria

By oatsy40 (CC BY 2.0)

By oatsy40 (CC BY 2.0)

Hoy se ha celebrado en el Pabellón de Uruguay en Sevilla el encuentro “Juventud, voluntariado y TIC: promoviendo la participación social en la Universidad”, organizado por la Fundación Cibervoluntarios, con el apoyo de la Consejería de la Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucia y en colaboración con la Universidad de Sevilla, el Servicio de Asistencia a la Comunidad Universitaria (SACU), E-Voluntas y la Plataforma del Voluntariado Social de Sevilla.

Uno de los objetivos ha consistido en valorar la diversidad de formas en las que se expresa la participación comunitaria. Entre otras, se han revisado iniciativas de voluntariado virtual, voluntariado internacional y actividades solidarias con reconocimiento académico:

  • El voluntariado digital permite formas de participación individualizada y en red. Facilita la implicación a distancia o de personas que tienen problemas de movilidad. Sin embargo, a veces se ha visto asociado a formas de implicación comunitaria débil.
  • El voluntariado internacional permite el desarrollo de competencias relacionadas con la movilidad, facilita el conocimiento de la realidad social y promueve la sensibilidad cultural. Los participantes en este tipo de iniciativas pueden contribuir con su acción  a iniciativas de cambio comunitario.
  • Las prácticas universitarias en centros sociales y comunitarios son una oportunidad para la colaboración entre el mundo académico y el mundo profesional. Permiten conocer buenas prácticas de intervención, sirven para desarrollar encargos comunitarios y tienen potencial para la sistematización de la práctica.

En la revisión de estas experiencias se destacó (1) el rol de mediación del voluntario o del estudiante en prácticas, (2) la riqueza de la diversidad de acciones y contextos en torno las iniciativas de acción solidaria y (3) el papel del voluntariado como experiencia transformadora, con potencial para la formación académica y personal.


Juventud, voluntariado y TIC

cibervoluntariosEl 21 de febrero, Cibervoluntarios organiza la sesión “Juventud, voluntariado y TIC” en el que se presentan experiencias de acción solidaria y tecnologías de la información en el ámbito europeo. Desde la formulación del concepto de “voluntariado virtual” son muchos los casos en los que las TICS se han incorporado en las prácticas de acción social. La acción voluntaria puede contribuir a la formación y el aprendizaje de los que la realizan, y permite integrar fines educativos y comunitarios.

  • El encuentro contará con la participación de organizaciones no gubernamentales y asociaciones de Sevilla, que mostrarán el tipo de actividades en las que pueden implicarse los jóvenes.
  • También se analizará la naturaleza transformadora del voluntariado y otras formas de acción solidaria.
  • La jornada cuenta con una mesa de experiencias y buenas prácticas, contadas por sus protagonistas.
  • Se prestará especial atención al voluntariado de cooperación al desarrollo y a la vinculación del practicum universitario con iniciativas de participación comunitaria.

La actividad tendrá lugar en el Pabellón de Uruguay, de 9.30 a 14.00. Inscríbete en las jornadas remitiendo un correo a alejandra@cibervoluntarios.org (se entrega certificado de asistencia)

De voluntariado y TIC

  • Descarga el programa del encuentro [cartel] [programa]
  • Virtual Volunteering Wiki [Wiki]
  • Experiencias de practicum y voluntariado (pp. 131-136) [pdf]

El Teléfono de la Esperanza. Intervención y apoyo telefónico en situaciones de crisis

El Teléfono de la Esperanza es una organización no gubernamental de voluntariado, cuyo objetivo es la atención a “personas en situación de crisis individual, familiar o psico-social, sobre todo, dentro del mundo hispano-lusohablante”.

Como se menciona en el archivo histórico de su propia página web, el 8 de octubre de 1969 en Sevilla, el periódico ABC se hacía eco de la primera mención que Serafín Madrid hacía sobre la creación de un teléfono de la esperanza, al que ” podrán llamar todos los que se encuentren en urgente necesidad, no tengan a quien acudir y cuya demora en la petición de auxilio pueda acarrear desgracias, como la ruina de unos hijos, salvar una vida humana o la destrucción moral o espiritual”. Posteriormente, en 1971, después de visitas y encuentros con diversos profesionales y agentes sociales en los que se identificaron los “problemas psicosociales más acuciantes” se llega a la conclusión de que el teléfono podía ser utilizado como un buen medio de intervención a distancia.

Aunque en la actualidad, el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la intervención psicosocial (por ejemplo, en la creación de grupos de autoayuda mediante páginas o listas de distribución o inclusos las páginas de apoyo a causas concretas, como Change.org) y la eliminación de barreras físicas para la comunicación usuario-profesional, nos pueden parecer cuestiones cotidianas y relativamente frecuentes y normales, hay que considerar el contexto político, social y económico en el que surgió la idea de Serafín Madrid y darse cuenta de que se trató de una idea muy adelantada a su tiempo en muchos años. No solamente en cuanto a la utilización de nuevos medios de comunicación, sino en los propios principios que subyacen en el Teléfono de la Esperanza. Solo hay que pensar que apenas habían pasado seis años de la Conferencia de Swampscott (1965) en Estados Unidos, donde se sentaron las bases de la salud mental comunitaria y de la psicología comunitaria en general y en el que se plantearon principios y recomendaciones como el entrenamiento de profesionales para incorporar los aspectos comunitarios y sociales en el tratamiento de las enfermedades mentales y desde la que se planteó el papel del apoyo social en la atención a personas con problemas mentales y psicosociales.

Las primeras experiencias de servicios de intervención telefónica en situaciones de crisis, aparecieron en Estados Unidos a finales de los 60 y principios de los 70, con lo que el Teléfono de la Esperanza se puede considerar casi contemporáneo a estas primeras experiencias, en un contexto mucho más desarrollado que el español en aquella época. Pronto comenzó a aparecer cierto interés de investigación sobre los efectos, beneficios y eficacia de este tipo de servicios en la atención a personas en situación de crisis emocional. Por ejemplo, Stein y Lambert en un artículo publicado ya en 1984 en la revista American Journal of Community Psychology, donde hicieron una revisión y evaluación de este tipo de servicios, mostraron que existían evidencias que los relacionaban con tasas más reducidas de suicidios entre mujeres jóvenes.

El objetivo de la intervención en crisis, que constituye la base en la atención del Teléfono de la Esperanza, es la actuación concreta y puntual ante situaciones de estrés elevado, con el objeto de proporcionar el apoyo  necesario para estabilizar a las personas víctimas de estas situaciones. Las aplicaciones son claras: depresión, conductas suicidas, eventos traumáticos, catástrofes, etcétera. Es evidente que la presencia en el contexto de estos recursos de apoyo emocional y de atención inmediata, ayudan a superar estas situaciones y a minimizar sus efectos psicosociales a medio y largo plazo. Se trata de servicios de alta disponibilidad y de acción rápida, con protocolos de actuación preestablecidos, que permiten atender una variedad amplia de contextos de intervención.

En definitiva, el Teléfono de la Esperanza constituye una experiencia de valor tanto por sus resultados o su función social, como por algunos de los logros conseguidos en sus más de 40 años de existencia, que la convierten en una iniciativa pionera y de gran valor histórico para las ciencias sociales:

  1. Agregar el componente social a la ayuda y el apoyo en salud (sobre todo mental).
  2. La incorporación del teléfono como medio eficaz y rápido para la intervención inmediata en crisis.
  3. La atención a conflictos psicosociales graves mediante la incorporación de equipos de profesionales y voluntarios con una preparación adecuada.
  4. La incorporación del contexto familiar, como ámbito desde el que tratar estos problemas y conflictos.

Actualmente el Teléfono de la Esperanza se encuentra en 26 provincias en España, en Portugal y en 10 países latinoamericanos [ver mapa]. Tienen además una red de blogs y páginas de cada una de las sedes en las que se encuentran en España, y cuentas en Twitter y Facebook.

En 2013, Manuel García Carretero, voluntario del Teléfono de la Esperanza y presidente de la Plataforma del Voluntariado Social de Sevilla desde 2002 a 2008, y de la Plataforma Andaluza de Voluntariado desde 2007 a 2013, recibió el Premio al Voluntario Andaluz del Año:


Sobre economía en colaboración: Un dossier y 9 recursos virtuales

economíaencolaboración

Economistas sin Fronteras dedica su dossier de enero de 2014 a la Economía en Colaboración, presentada como un nuevo modelo de intercambio económico que se basa en tres principios fundamentales: interacción entre productor y consumidor, que mantienen un diálogo continuo, conexión entre pares, gracias a las tecnologías, especialmente digitales, y la colaboración. 

Este enfoque introduce nuevos actores en el panorama económico lejos de grandes corporaciones, orientado hacia objetivos como el fomento de lazos comunitarios, la cohesión social o la sostenibilidad ambiental. De fondo, está inspirado en una dinámica de intercambio de recursos donde prima más el acceso y uso responsable de determinados servicios antes que la posesión o la adquisición de bienes. De ahí que los valores que inspiran estas dinámicas de desarrollo comunitario estén fundamentados en aspectos como la democratización,  el desarrollo de.capacidades individuales y comunitarias o el empoderamiento individual y comunitario.

Recientemente, en e-voluntas comentamos la experiencia del mercado social del Pumarejo (Sevilla) , una de las iniciativas también citadas en el dossier, cuyo índice de contenidos es el siguiente:

  1. Presentación: Economía en colaboración (Carmen Valor, Universidad Pontificia de Comillas)
  2. Consumo colaborativo: una introducción (Juliet Schor, Boston College)
  3. Los sistemas LETS: concepto e historia (Julio Gisbert, experto en economía colaborativa)
  4. Trueques e intercambios de tiempo: ¿respuestas inmediatas o propuestas de fondo frente a una crisis multidimensional y sistémica? (Lucía del Moral, Taraceas S. Coop. And y COMPOLITICAS-Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social)
  5. Moneda social como instrumento de intercambio colaborativo (Esther Oliver, Máster en Sostenibilidad y RSC, UNED-UJI y Fundació G. Universitat de València)
  6. Los retos de la economía colaborativa (Albert Cañigueral, especialista en consumo colaborativo y economía compartida, responsable de la web consumocolaborativo.com y conector en la red ouishare.net)

El dossier está disponible para su descarga en pdf [ver aquí].

Libro recomendado

El séptimo capítulo está dedicado a un breve comentario de  R. Botsman y R. Rogers (2010). What´s Mine is Yours: The Rise of Collaborative Consumption. New York. Harper Business. [ver en Google]

Para saber más

El último capítulo ofrece un listado de publicaciones y de recursos virtuales, algunos de los cuales se enumeran a continuación:

  • Conferencias TED:

Rachel Bootsman: http://www.ted.com/speakers/rachel_botsman.html
The rise of collaboration: http://www.ted.com/themes/the_rise_of_collaboration.html

  • Otros sitios web

collaborativefinance.org. Un sitio web clave para aprender sobre las finanzas colaborativas

Complementarycurrency.org. Centro de recursos sobre monedas complementarias, comunitarias, sociales y bancos de tiempo

Consumocolaborativo.com. El sitio web de referencia sobre consumo colaborativo en castellano; en inglés www.collaborativeconsumption.com

Irta.com. International Reciprocal Trade Association. Web global sobre el trueque, tanto entre particulares como empresas

Ouishare.net. La red de conectores y dinamizadores de la economía colaborativa

p2pfoundation.net. Una fundación, dirigida por Michel Bauwens, dedicada al estudio y promoción de la economía peer to peer

Peers. Una organización para la gente que comparte, basada en Estados Unidos, pero con ánimo global y que recientemente ha empezado a desarrollarse en España

Shareable.net. Una revista online sobre compartir y economía compartida

Vivir sin empleo.org El blog de referencia en España sobre monedas sociales, bancos de tiempo y bancos de conocimientos

Y hasta aquí los recursos virtuales citados en el dossier publicado por Economistas sin Fronteras. Cualquier otro recurso que ayude a enriquecer este listado será bienvenido.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores

%d personas les gusta esto: