Archivo de la categoría: Efectividad

La implementación de programas con familias en riesgo

family

Jordy Ferket (CC BY 2.0)

FAF

El Programa de Formación y Apoyo Familiar es una intervención para promover la parentalidad positiva que se aplica a nivel local. Se trata de una estrategia de prevención secundaria que integra acciones psico-educativas y comunitarias, y que se aplica con familias en contexto de riesgo social. A través de la participación en el programa los padres desarrollan competencias de comunicación, aumentan sus redes de apoyo social y se muestran generalmente satisfechos con su rol de padres.

La evaluación de la implementación del programa se centró en dos tipos de elementos clave:

  • Estrategias de implementación: apoyo organizativo, entrenamiento de los profesionales, adaptabilidad, selección de los participantes y composición del grupo.
  • Resultados de implementación: fidelidad, intensidad y dosis, y reacción de los participantes.

Los resultados mostraron una aplicación bastante homogénea en 19 grupos de aplicación del programa. En general, los aplicadores siguieron las recomendaciones del manual de aplicación tanto en la selección de los participantes, como en la composición del grupo. Las unidades más importantes fueron aplicadas y se obtuvieron niveles adecuados de adherencia al programa entre los participantes.

Sin embargo, hubo algunas diferencias entre grupos en lo que se refiere a la dosis e intensidad de la intervención, así como en el tamaño de los grupos. Esto permitió clasificar, en función de la implementación, en tres conglomerados diferentes. La evaluación mostró que los grupos más grandes y con mayor intensidad de aplicación obtuvieron mejores resultados de la intervención en los padres. El programa se mostró adaptable, aunque mantuvo los componentes centrales de la intervención.

Entre la efectividad y la implementación

La investigación sobre la aplicación de programas ha evolucionado desde un foco central en la efectividad de la intervención a la consideración cada vez más habitual de las dinámicas de implementación. El conocimiento de prácticas basadas en la evidencia es necesario pero no suficiente para conseguir los cambios comportamentales pretendidos. Una adecuada implementación del programa en contextos específicos (con niveles adecuados de ajuste comunitario) son esenciales para obtener resultados positivos.

  1. El programa de Formación y Apoyo Familiar es un ejemplo de implementación adecuada que contó con el apoyo de la municipalidad, manuales de aplicación definidos, adaptables a diferentes necesidades familiares y con grupos diversos en composición (desde el punto de vista del riesgo y de las características sociales de los participantes).
  2. El caso (a) muestra de forma clara la diferenciación entre los componentes centrales y los componentes secundarios de una intervención, y (b) ilustra la importancia de la intensidad y la dosis en la obtención de resultados positivos.
  3. Además, contar con una guía de aplicación en un contexto organizativo definido para la implementación del programa contribuyó a la obtención de resultados homogéneos.

Comentario basado en:

Hidalgo, M. V., Jiménez, L., López-Verdugo, I., Lorence, B. & Sánchez, J. (2016). “Family Education and Support” program for families at psychosocial risk: The role of implementation process. Psychosocial Intervention 25 (2), 79-85. [PSI]

Anuncios

Dosis y oportunidad de la intervención

Jack Zalium (CC BY-ND 2.0)

Jack Zalium (CC BY-ND 2.0)

Los efectos de la prevención 9 años después

Communities That Care (CTC) es una estrategia integral de prevención que normalmente consiste en: (a) poner en marcha una coalición comunitaria a nivel local, para (b) implementar prácticas basadas en la evidencia de reducción del riesgo y potenciación de factores protectores. La intervención se dirige a reducir las drogodependencias, los comportamientos delictivos, la violencia y otros comportamientos perjudiciales para la salud entre los adolescentes.

Después de un año y medio de aplicación suelen observarse los primeros cambios significativos. La intervención necesita entre 2 y 5 años para reducir los factores de riesgo, y entre 4 y 10 años para tener un impacto de nivel comunitario. Sin embargo, hasta ahora no se habían evaluado los efectos sostenidos de la implementación de CTC a lo largo de la vida de los participantes en el programa.

En una reciente prueba controlada aleatorizada evaluaron los efectos de CTC 9 años después de su aplicación en 24 ciudades de 7 estados diferentes en Estados Unidos. En general se observaron efectos significativos en el caso de los hombres pero no en el caso de las mujeres. Para la muestra completa sólo se observaron efectos sostenidos en la prevención del comportamiento delictivo.

Las comunidades que recibieron la intervención seguían mostrando un mayor nivel de abstinencia en las 11 drogas evaluadas y en los comportamientos delictivos hasta la edad de 19 años en los varones. Entre los chicos se da una mayor prevalencia de los problemas que se pretenden prevenir con CTC, lo que puede influir en que sean más sensibles a la intervención. En cualquier caso, parece de interés tomar en consideración las diferencias de género en las acciones de carácter comunitario en el futuro.

Referencia del artículo

Oesterle, S., Hawkins, J. D., Kuklinski, M. R., Fagan, A. A., Fleming, C., Rhew, I. C., Brown, E. C., Abbott, R. D., & Catalano, R. F. (2015). Effects of Communities That Care on males’ and females’ drug use and delinquency 9 years after baseline in a community-randomized trial. American Journal of Community Psychology, 56, (3-4), 217-228.

Intensidad, continuidad y oportunidad de las intervenciones en contextos comunitarios

La intervención comunitaria ha prestado especial atención en los últimos años a las condiciones en las que se produce la implementación de programas. Communities That Care ilustra cómo las acciones de prevención se ven obligadas a compensar la influencia persistente de los contextos de riesgo con acciones que contrarresten en la misma medida. En este sentido merece la pena destacar tres elementos:

  • Dosis. Los proyectos que consisten en un pequeño número de sesiones o que apenas se extienden un año tienen un impacto reducido en términos de cambio comportamental. Se hace necesario desarrollar proyectos de medio plazo para obtener resultados preventivos y/o que alcancen una repercusión comunitaria. Parece que a partir de los 4 años de implementación empiezan a calar en el nivel meso-social o comunitario.
  • Acción concertada. Esto se ve reforzado cuando no se trata de acciones puntuales sino de procesos de cambio en los que colaboran organizaciones y agentes clave de la comunidad. Las coaliciones comunitarias facilitan que las prácticas basadas en la evidencia aumenten su impacto, en la medida en que los miembros de la comunidad están expuestos a las mismas influencias desde diferentes fuentes y en diferentes escenarios.
  • Momentos críticos. La prevención temprana con población infantil ha mostrado ser la más eficiente. Especialmente, cuando es de carácter selectivo y se dirige a grupos expuestos a más factores de riesgo. Communities That Care empieza a aplicarse antes de la adolescencia, justo cuando para el conjunto de la población se inician los primeros comportamientos de consumo de drogas o algunas conductas de carácter delictivo. Como observamos en este estudio, la intervención en este momento crítico deja huella, especialmente en los varones, hasta 9 años después.

De los centros de internamiento al acogimiento familiar

Red Lodge, Bristol (by Rod Ward)

Red Lodge, Bristol (by Rod Ward)

Un programa comunitario alternativo a los centros de internamiento

Los niños con conductas extremadamente agresivas y/o delictivas son tratados con frecuencia en entornos residenciales, fuera del hogar. Sin embargo, la investigación ha demostrado que juntar a niños de alto riesgo puede llevar a que se refuercen mutuamente las conductas antisociales. Además, este tipo de dispositivos resultan especialmente costosos.

En este contexto, se han puesto en marcha estrategias alternativas de acogimiento familiar que facilitan que el tratamiento tengo lugar en los contextos comunitarios habituales. Un ejemplo es el “tratamiento multidimensional de acogimiento familiar” desarrollado con el modelo de aprendizaje social, que tiene las siguientes características:

  • La intervención se desarrolla en una familia de acogida, con padres previamente entrenados, que cuentan además con supervisión continuada.
  • La familia biológica recibe el mismo tipo de entrenamiento al que están expuestos sus hijos en la familia de acogida, facilitando la coherencia en las pautas de disciplina y en los estilos parentales. No sólo se trata a los niños, sino que se trabaja con las familias.
  • El programa es una práctica basada en la evidencia, que (a) ha pasado por ensayos clínicos aleatorizados para evaluar la eficacia y (b) se ha comprobado en condiciones naturales para evaluar la efectividad.
  • La intervención refuerza las conductas pro-sociales, desarrolla hábitos de trabajo y mejora las habilidades de comunicación parentales.

Entre los elementos relevantes del programa se cuentan (a) la selección de padres de acogida con un perfil de motivación e implicación en las necesidades de los menores, (b) la formación intensiva de las familias de acogida, (c) el seguimiento diario de las conductas problemáticas, (d) el contacto con los colegios, (e) el apoyo técnico en situaciones de crisis, (f) un programa de manejo de conducta adaptado al período evolutivo, entre otros.

El programa ha mostrado funcionar bien con adolescentes en el sistema de justicia y con incidentes de delincuencia juvenil, aunque se ha extendido a diversos tipos de poblaciones.

Referencia del artículo

Fisher, P. A. & Gillian, K. S. (2012). Multidimensional treatment Foster care: an alternative to residential treatment for high-risk children and adolescents. Psychosocial Intervention, 21, 195-203. [pdf ESP] [pdf ENG]


Empoderamiento, implementación y resultados

Las intervenciones basadas en la evidencia son necesarias pero no suficientes para la obtención de resultados

Abraham Wandersman reflexiona en la Eastern Evaluation Research Society (EERS) sobre la evaluación basada en el empoderamiento y las estrategia para mejorar la implementación de programas. En su presentación expone algunas ideas de interés para la evaluación de programas:

  • Los programas que se han mostrado efectivos experimentalmente no siempre funcionan cuando se generalizan y aplican en diferentes contextos comunitarios y organizativos. Se hace necesario atender y ser sensible a los contextos de aplicación. Además de un conocimiento basado en la teoría se hacen necesarias estrategias de mejora de la implementación de programas y modificaciones que aumenten el ajuste comunitario de la intervención.
  • Parte de las dificultades pueden estar en las reacciones de los participantes a ser evaluados, por lo que es necesario impulsar estrategias amigables de evaluación.
  • Las coaliciones comunitarias requieren de formas participativas de desarrollar la evaluación de programas. Las coaliciones comunitarias funcionan cuando se hacen cargo de su propio proceso de toma de decisiones y siguen un proceso autónomo y flexible de planificación, implementación y evaluación de resultados. No obstante, la participación de evaluadores locales puede ayudar a que las coaliciones sean más efectivas.
  • La herramienta Getting to Outcomes (GTO), orientada a la obtención de resultados, es precisamente una estrategia para facilitar la participación y el empoderamiento de las coaliciones en el desarrollo de programas e iniciativas comunitarias.
  • Los 10 pasos del modelo GTO pueden valorarse en múltiples niveles (individuos, organizaciones, comunidades, región, estado) dando lugar a diferentes consideraciones y grupos de interés.

El trabajo de Abraham Wandersman ha impulsado el interés por los procesos de implementación en la evaluación de programas. También ha mostrado la conexión directa entre implementación y empoderamiento comunitario. El video que acompaña esta entrada ilustra algunos de estos temas de interés.


Sobre el impacto del tercer sector

thirdsectorimpactEl Third Sector Impact Project es una iniciativa configurada a modo de consorcio de universidades, plataformas y organizaciones sociales con el propósito de describir la compleja realidad del tercer sector y los efectos de su actividad en la realidad social y económica europea.

El proyecto tiene una vocación comparativa europea. Actualmente, participan más de 30 investigadores procedentes de 10 países, donde colaboran alrededor de 100 entidades asociadas cuya prácticas es analizada a la hora de proponer indicadores clave sobre el desempeño del tercer sector.

Para ello, el proyecto organiza eventos, seminarios y pone a disposición diferentes publicaciones que, a modo de recursos online, introducen al lector en el terreno de palabras y procesos clave asociados al impacto organizativo y al establecimiento de sus indicadores de medición.

En el protal web del proyecto (por ahora solo en inglés) se identifican sus cuatro áreas de trabajo:

  • Concepto: Dirigida a precisar la definición de las diversidad de manifestaciones en torno al tercer sector y su relación con la realidad socioeconómica, así como con otros sectores públicos y privados.
  • Medida:  Área más centrada en el establecimiento de indicadores de desempeño compartidos a escala europea y que rindan cuenta de manera estable sobre el funcionamiento del tercer sector.
  • Impacto: Orientada hacia la definición de sistemas empíricos sobre la efectividad del tercer sector y la acción voluntaria, así como de integrar estos indicadores en lo sistemas estadísticos existentes a escala europea.
  • Barreras: Se propone estudiar aquellos aspectos organizativos y contextuales que limitan la consecución del éxito en las iniciativas del tercer sector, proponiendo alternativas para reducir o limitar el efecto de estos obstáculos.

Más información en: http://thirdsectorimpact.eu/

En E-VOLUNTAS ya comentamos algunos recursos sobre medición del voluntariado y su situación a nivel internacional [1] [2]


Procesos comunitarios y redes organizativas

 

Imagen1

Laboratorio de Redes Personales y Comunidades (2014)

La revista Pensando Psicología editada por la Universidad Cooperativa de Colombia publica en su segundo número de 2014 un artículo sobre la relación entre diversos procesos comunitarios (empoderamiento, participación comunitaria y sentido de comunidad) y las redes organizativas y su papel en la mejora de la efectividad de los programas de intervención comunitaria. A continuación reproducimos el resumen de dicha publicación:

<<El propósito de este artículo es investigar la conexión existente entre el Sentido Psicológico de Comunidad (McMillan & Chavis, 1986), la Participación Comunitaria (Wandersman, 2009) y el análisis de redes organizativas (Provan, 1983), examinando la influencia que dichos enfoques ejercen en los niveles de análisis individual, organizativo y comunitario. Para alcanzar este objetivo ofrecemos una revisión de la literatura en las tres perspectivas y a continuación se analiza el modo en que quedan articulados con los distintos niveles de análisis. Finalmente exponemos algunas aportaciones que la aplicación de un enfoque ecológico puede tener para mejorar la efectividad de las intervenciones comunitarias.>>

Palabras clave: Análisis de redes organizativas, Intervención comunitaria, Participación, Potenciación, Sentido de comunidad.

Cita del artículo:

  • Ramos, I., Holgado, D., Maya-Jariego, I. & Palacio, J. (2014). Evaluación de procesos comunitarios y análisis de redes organizativas: elementos para mejorar la efectividad de las intervenciones comunitarias. Pensando Psicología, 10.

Este estudio se enmarca dentro del proyecto “Condiciones laborales, compromiso con la comunidad y redes organizativas en el sector de la industria cultural de Andalucía.” (SI-62/08) realizado en Andalucía (España) y financiado por Comisiones Obreras de Andalucía. Además contó con ayudas de la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).


Buenas prácticas de prevención de trabajo infantil

cover_issue_10_es_ESLa revista Journal de Ciencias Sociales ha publicado en su último número un artículo sobre las buenas prácticas de intervención en la prevención del trabajo infantil en el programa “Edúcame Primero Colombia”:

Los “Espacios para Crecer” y el “Baúl de Juegos” son dos prácticas educativas basadas en la evidencia que se han mostrado efectivas en la prevención del trabajo infantil. La iniciativa “Edúcame Primero, Colombia” consistió en aplicar las actividades lúdicas, educativas y de desarrollo psicológico con menores trabajadores a través de una red de facilitadores. La introducción de esta innovación, de carácter comunitario, mejoró la pertinencia de los materiales educativos y la implementación del programa. Los mediadores comunitarios facilitaron la implicación de las madres en las actividades preventivas, mejorando la conexión entre las familias y los centros educativos. También fortalecieron la implementación, involucrando al profesorado y mejorando el ajuste comunitario del programa a la institución educativa. A lo largo de la intervención, los facilitadores desarrollaron un mecanismo informal de trabajo en red, que facilitó el intercambio de buenas prácticas y la adaptación del programa a las peculiaridades de cada contexto comunitario. La experiencia muestra cómo las estrategias de ajuste comunitario en este caso no sólo mejoran la implementación y la efectividad del programa, sino que contribuyen a su sostenibilidad.

Palabras clave: trabajo infantil, prevención, buenas prácticas, mediadores comunitarios, child labour, prevention, best practices, community mediators.

  • Maya-Jariego, I. & Palacio, J. E. (2014). La red de facilitadores de los “Espacios para Crecer” en Barranquilla (Colombia). Estrategias de continuidad, ajuste comunitario y mejora de la implementación en los programas de prevención del trabajo infantil. Journal de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo, 2. [pdf]

Sistematización de buenas prácticas educativas contra la violencia de género

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Secretaría de Educación Pública de México (SEP) han editado un informe de “Sistematización de buenas prácticas internacionales, prioritariamente de América Latina, relacionadas a intervenciones de carácter artístico, cultural y deportivo para disminuir y erradicar la violencia de género en escuelas primarias y secundarias”.

En dicho informe se propone la sistematización de 17 prácticas, programas e iniciativas educativas que tengan entre sus componentes la prevención de la violencia en niños, niñas y adolescentes y en los que el arte, el deporte y las experiencias extracurriculares en el contexto educativo tengan especial relevancia. De cada una de las iniciativas se destaca el nombre del proyecto, su contexto, el alcance, la descripción de la intervención, los resultados obtenidos y las conclusiones que se pueden obtener para el sector educativo en México. Además, el documento propone lecciones aprendidas y recomendaciones, extraidas de estas experiencias, para la intervención en este ámbito.

Entre las experiencias recogidas se incluye el programa de prevención del trabajo infantil en el contexto educativo “Edúcame Primero, Colombia”. Algunos de los elementos que se destacan del programa son:

  • La integración de padres, madres y docentes en el desarrollo e implementación del programa como forma de dar continuidad al programa en los contextos educativo, familiar y comunitario.
  • La participación de niños y niñas no escolarizados y habitualmente descartados de los programas de intervención en el contexto del centro escolar.
  • La distinción en el programa de resultados individuales y grupales, como forma de reflexionar de forma más precisa sobre el impacto del programa.
  • La eficiencia del programa teniendo en cuenta el presupuesto, la cobertura y los resultados finales.
  • La coordinación y cooperación entre Estado, Sociedad civil y la iniciativa privada.
  • La participación clave de la universidad, lo que permitió mejorar la sistematización y la evaluación de la iniciativa.
  • La utilización del contexto, los recursos y la infraestructura escolar fuera del horario de clase.

Trabajo infantil en Carabayllo

El miércoles 13 de noviembre tendrá lugar el encuentro “Avances frente al trabajo infantil: experiencia municipal de Carabayllo”, en el que se valorarán las acciones de prevención del trabajo infantil en dicho distrito de Lima (Perú). Consulta la información para participar en la siguiente invitación:

invitacion


#ISyC

#ISyC

Con la etiqueta #ISyC (intervención social y comunitaria) hemos recopilado en delicious un conjunto de recursos de psicología comunitaria: páginas web, cajas de herramientas, asociaciones profesionales, revistas científicas e inventarios de recursos, entre otros. Aunque está en actualización constante, estos son algunos de los enlaces más significativos:

Cajas de herramientas

  • The community toolbox proporciona herramientas prácticas para la intervención. Se organiza siguiendo el ciclo de la intervención y para cada paso (a) presenta la fundamentación teórica, (b) recopila ejemplos y casos de aplicación y (c) sugiere instrumentos concretos.
  • De forma parecida funciona research for organizing, sólo que en este caso se centra en estrategias de carácter participativo. También en este caso sigue el ciclo de la intervención, con casos y ejemplos, pero siguiendo el modelo de investigación-acción participativa. Se puede completar con la página sobre community-based participatory research.

Revistas

Comunidad e intervención

  • La web senseofcommunity.org aporta información teórica sobre el concepto de sentido de comunidad. También se pueden consultar escalas de evaluación en diferentes idiomas.
  • El manual Getting to Outcomes es una guía para la intervención, que presenta las estrategias más significativas de evaluación de necesidades, planificación estratégica, evaluación de programas y mejora de la implementación. Un esquema parecido sigue The Healthy Nightlife Toolbox, para la prevención del consumo abusivo de drogas en población juvenil.

Recursos genéricos


A %d blogueros les gusta esto: