Archivo de la categoría: Preparación comunitaria

El futuro de la psicología comunitaria

6130319471_4111aa2d28_o***

La conferencia de Swampscott (Boston) celebrada en 1965 se suele tomar como referencia del nacimiento de la psicología comunitaria. En dicho encuentro un grupo de profesionales de la psicología que trabajaban en Centros de Salud Mental Comunitaria (1) se propusieron asumir el rol de agentes de cambio comunitario y (2) reclamaron la necesidad de ubicar los procesos psicológicos en el contexto del sistema social más amplio, prestando atención a la interacción del comportamiento individual con los contextos comunitarios en los que se desarrolla.

Esta semana se celebra en Lowell el XV Congreso de la Sociedad para la investigación y la acción comunitaria, con el que se van a conmemorar 50 años de psicología comunitaria. En este contexto resulta oportuno reflexionar sobre los desarrollos que han tenido lugar en este tiempo y preguntarse cuáles son los nuevos retos que tiene planteados la psicología comunitaria en el futuro.

Precisamente una de las actividades previstas consiste en compartir visiones de la psicología comunitaria a medio plazo. ¿Cómo será la psicología comunitaria en 2065?

Si no puedes participar en la sesión,


Convocatoria de contratación en cooperación al desarrollo en Lima

SBQPersonal Laboral – Contratación carácter temporal Proyecto “Comunidades preparadas para la prevención del trabajo infantil. Educación, desarrollo y dinamización comunitaria de niños y niñas trabajadores en Lima, Perú”

La Dirección de Recursos Humanos de la Universidad de Sevilla ha publicado la convocatoria para la contratación de personal en el marco del proyecto de cooperación al desarrollo “Comunidades preparadas para la prevención del trabajo infantil. Educación, desarrollo psicológico y dinamización comunitaria de niños y niñas trabajadores en Lima (Perú)”.

Perfil: coordinar la implantación del programa “Edúcame Primero” en un conjunto de centros educativos en Lima (Perú), desarrollar actividades de evaluación e implantación del programa y llevar a cabo una investigación evaluativa del impacto del programa.

Duración: seis meses, potencialmente ampliables.

Desarrollo: Lima (Perú).

Antecedentes: La Universidad de Sevilla desarrolla el Proyecto de Cooperación Internacional al Desarrollo de las Universidades Públicas Andaluzas “Comunidades preparadas para la prevención del trabajo infantil” en Lima (Perú), con la financiación de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID). El objetivo del proyecto consiste en “mejorar la escolarización como estrategia de prevención y erradicación de la vulnerabilidad y exclusión de los niños y niñas que realizan actividades laborales relacionadas con la explotación laboral y las peores formas de trabajo infantil”. Una de las acciones centrales consiste en la aplicación del programa “Edúcame Primero”, con actividades psicoeducativas y de desarrollo personal. Este proyecto se realiza en colaboración con la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), que hace de contraparte, y la Universidad del Norte (de Barranquilla, Colombia) que es socio en la implantación del proyecto.

Requisitos específicos: Los aspirantes deberán cumplir además los siguientes requisitos específicos:

  1. Estar en posesión del título de Licenciado/a o Graduado/a en Psicología.
  2. Estar en posesión de un Máster en el área de psicología de la intervención psicosocial o la cooperación al desarrollo.
  3. Acreditar un nivel de inglés B2 o equivalente.
  4. Acreditar al menos 4 meses de experiencia de participación en actividades de cooperación al desarrollo.

Destino: Departamento de Psicología Social de la Universidad de Sevilla.

Tareas a realizar: Bajo la supervisión y siguiendo las instrucciones del profesor Isidro Maya Jariego, responsable del proyecto con cargo al que se le contrata, realizará las siguientes tareas:

  • Implantación del programa “Edúcame Primero” en el conjunto de centros educativos participantes en el proyecto.
  • Coordinación de la implantación del programa y de los diferentes agentes implicados.
  • Realización de la evaluación formativa y del impacto del programa “Edúcame Primero”.
  • Realizar una investigación evaluativa sobre la experiencia de aplicación del programa.
  • Elaborar artículos científicos derivados del trabajo anterior.
  • Participar en los encuentros de organización y seguimiento del proyecto con la Universidad de Sevilla (España), la PUCP (Perú) y la Universidad del Norte (Colombia).

Convocatoria

  • Más información [us.es]
  • Convocatoria [pdf]
  • Modelo de solicitud de participación [pdf]

Conoce el proyecto

  • Catálogo del programa: los Espacios para Crecer y el Baúl de Juegos en Barranquilla (Colombia) [pdf].
  • Qué estrategias son efectivas en la reducción del trabajo infantil [pdf]
Laboratorio de Redes Personales y Comunidades (HUM-059)

Laboratorio de Redes Personales y Comunidades (HUM-059)


Facilitadores comunitarios en la prevención del trabajo infantil

Foto de Antonio Gallardo, Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla

Foto de Antonio Gallardo, Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla

La revista Universitas Psychologica ha publicado en el último número de 2014 el artículo de evaluación formativa de los Espacios para Crecer, como parte del programa Edúcame Primero Colombia. A continuación puedes consultar el abstract y descargarte el artículo completo si es de tu interés:

Resumen
Se describe la evaluación formativa de un programa de intervención educativa con menores trabajadores en Barranquilla (Colombia). Un equipo internacional de evaluadores realizó entrevistas cualitativas a una selección de facilitadores (n = 8), familias de los participantes (n = 38) y profesores de los centros educativos, en los que se implementó el programa (n= 40). Las entrevistas se centraron en el proceso de implementación y analizaron el papel de los facilitadores que aplicaban el programa y desarrollaron estrategias de mediación comunitaria. Los resultados muestran la conexión entre los procesos de implicación comunitaria y la efectividad de la intervención. Los facilitadores hicieron de puente entre el programa y los contextos organizativo y comunitario. En el proceso de implementación, el papel de los facilitadores consistió en (a) ajustar el programa a las particularidades y dificultades del contexto, (b) el intercambio de buenas prácticas y (c) la mediación con el profesorado y las familias implicadas. Mientras que el papel de mediación y ajuste comunitario de los facilitadores estaba previsto en el diseño, la formación de un grupo informal entre los aplicadores más activos terminó afectando a los componentes centrales del programa. Paradójicamente, dicha dinámica mejoró la implementación y los resultados. En ese contexto, se discuten las lecciones aprendidas en la prevención del trabajo infantil.

Palabras clave
Facilitadores; Implementación; Efectividad; Evaluación Formativa; Mediación; Trabajo Infantil; Colombia.

Referencia

  • Holgado, D., Maya-Jariego, I., Ramos, I. & Palacio, J. (2014). El papel de los facilitadores en la implementación de los “Espacios para Crecer”: evaluación formativa del programa con menores trabajadores “Edúcame Primero, Colombia”. Universitas Psychologica, 13 (4), 15-33. [pdf]

Publicaciones del segundo semestre de 2014

En la presentación se recoge una selección de las publicaciones del Laboratorio de Redes Personales y Comunidades, en el segundo semestre de 2014. Algunas de ellas están disponibles en la página de publicaciones. Estas son algunas de las referencias:

  • 7 lecturas para iniciarse en el análisis de redes sociales [Bubok]
  • Reducing Child Labor in Barranquilla [Video File] [Youtube]

También te puede interesar:


Equipos de profesorado y preparación comunitaria

Suizo1

Irene Aceituno ha participado en un proyecto de preparación comunitaria para la prevención del trabajo infantil en Lima con una beca de voluntariado de la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla. A lo largo de los últimos cinco meses ha realizado actividades de diagnóstico comunitario en el colegio Peruano Suizo de Villa El Salvador; en NASSAE, entre Jicamarca y San Juan de Lurigancho; y en Infant Nagayama Norio, en San Juan de Miraflores. Su investigación ha demostrado la existencia de diferencias muy significativas en los tres contextos -tanto desde el punto de vista organizativo como el comunitario- en términos de disposición para la reducción del trabajo infantil. También ha contribuido a la implantación del programa de prevención del trabajo infantil en el colegio Max Uhle, bajo la supervisión de la profesora Rosa Cueto de la PUCP.

El diagnóstico de preparación comunitaria mostró, entre otros aspectos, la necesidad de potenciar la implicación organizativa en el Colegio Peruano Suizo.

El trabajo en equipo en la comunidad educativa

La Institución Educativa nº 7084 Peruano Suizo en Villa El Salvador (Lima) es un centro público nacional que acoge a cerca de un millar de alumnos y alumnas de primaria y secundaria, entre los turnos de mañana y tarde. Daniel Paiva, psicólogo comunitaria de la Pontificia Universidad Católica del Perú, e Irene Aceituno, colaboraron con el profesorado en la realización de actividades que respondían a las dificultades expresadas por la propia comunidad educativa.

El diagnóstico de necesidades reveló dos retos compartidos por el profesorado de Enseñanza Secundaria:

  • La escasa implicación parental en la educación de los estudiantes.
  • La incidencia de los problemas personales en el desempeño escolar de los menores.

La intervención consistió en la capacitación de los tutores de Enseñanza Secundaria, en una serie de sesiones que se extendieron a lo largo de cuatro meses. Las actividades pretendían fortalecer las competencias del trabajo en equipo y promovían la realización de acciones conjuntas por parte del profesorado para la consecución de los objetivos antes mencionados. Esto se ha desarrollado en tres líneas de trabajo fundamentales:

  • Fortalecimiento de las habilidades de comunicación;
  • Competencias para la resolución de conflictos; y
  • Estrategias de planificación de proyectos comunes para el año 2015.

Suizo2


Los retos de la psicología comunitaria

John Fekner (CC BY-SA 3.0) Broken Promises/Falsas Promesas, Charlotte Street, South Bronx, 1980

Los psicólogos comunitarios han reflexionado desde los orígenes de la disciplina sobre los principios y valores que deben regular su intervención en el ámbito social; el compromiso con los grupos desfavorecidos; las estrategias de transferencia del conocimiento y la efectividad de los programas; y su inserción en el contexto histórico y sociopolítico.

En un trabajo recientemente publicado en el Journal of Community Psychology, Maritza Montero y María Winkler resumen las percepciones de un grupo de expertos iberoamericanos de Psicología Comunitaria sobre (a) los problemas sociales a los que deberán hacer frente en los próximos años, (b) las competencias básicas que serán necesarias en dicho contexto y (c) los retos que ello plantea en la educación y la formación en Psicología Comunitaria.

Algunas de las conclusiones que se derivan de su análisis son las siguientes:

  • La Psicología Comunitaria tiene una fuerte vinculación al contexto, por lo que no puede ignorar que los problemas sociales demandan soluciones que se insertan en un contexto global complejo, donde las crisis económicas y ambientales y los cambios sociales derivados de la inserción de las nuevas tecnologías, generan nuevos contextos de intervención y problemas sociales de naturaleza diversa.
  • Como consecuencia de ello, es necesario ampliar el espectro de los ámbitos clásicos de intervención, yendo más allá de la atención a colectivos desfavorecidos: la calidad de vida y la seguridad en contextos urbanos, la complejidad de la vida moderna y la inserción de las TICs en el contexto sociocomunitario, los problemas ambientales y su impacto en la calidad de vida de las comunidades, entre otros.
  • Las competencias generales y específicas señaladas suelen hacer referencia a la interdisciplinariedad, el aumento del rigor metodológico, el manejo y la incorporación de recursos tecnológicos en la evaluación y la implementación de los programas y el posicionamiento claro ante los problemas sociales, junto al análisis crítico de los contextos sociales y políticos.
  • Se adivina la tensión que apuntan Trickett, Trimble y Allen (2014) entre los modelos clínicos o de la salud y los modelos sociales en la atención a los problemas comunitarios. De forma sorprendente, pocos expertos apuntan a la necesidad de trabajar con la comunidad, y hay pocas referencias explícitas a procesos como la participación, la potenciación o la preparación comunitarias (conceptos clave en los últimos 30 años en la literatura sobre Psicología Comunitaria).
  • En general, hay una visión pesimista sobre el futuro en cuanto al crecimiento de las desigualdades, la pobreza y la exclusión social y, por extensión, sobre cómo la Psicología Comunitaria podrá hacer frente a estos cambios sociales y comunitarios.

Estas reflexiones sobre los retos actuales y futuros de la Psicología Comunitaria, deben servir no solamente para la mejora y la adaptación del rol y el desempeño profesional de los psicólogos comunitarios, sino también de la investigación y la formación en la disciplina. Como planteaban algunos de los expertos entrevistados por Maritza Montero, la Psicología Comunitaria no debe dejar de ser “la conciencia social de la Psicología”, pero sin olvidar sus raíces académicas y científicas.

Referencia:

Montero, M. & Winkler, M. (2014). Iberian and Latin American Ethics in Community Psychology: The Contradiction between Facts and Academician’s Perception. Journal of Community Psychology, 42(8), 997-1014.


Qué sucede realmente en la aplicación de programas

Brian Glanz (CC BY 2.0)

Brian Glanz (CC BY 2.0)

En las últimas décadas el campo de la intervención comunitaria se ha centrado en gran medida en describir las dinámicas de implementación de programas. Esto ha dado lugar a una revisión del propio concepto de intervención social, teniendo en cuenta que, más allá del diseño de intervenciones efectivas, la preparación comunitaria, el grado de cohesión social y los procesos de empoderamiento son determinantes de los resultados.

En un monográfico reciente del American Journal of Community Psychology, Edison J. Trickett y Joseph E. Trimble aprovechan para resumir algunas de las características del proceso de intervención social, a la luz de las dinámicas de implementación de programas:

  1. La intervención no consiste en la implementación de una tecnología o un programa sino en la creación de un entorno.
  2. En cualquier intervención se produce una tensión implícita entre los modelos de las ciencias sociales y de la salud en los que se inspira y la cultura de la comunidad implicada.
  3. Más allá de la aplicación de actividades específicas, la intervención conlleva el desarrollo de la colaboración –y la confianza resultante-, la propiedad local del trabajo y el efecto dominó en múltiples niveles de la comunidad.
  4. La intervención ha puesto énfasis tradicionalmente en los resultados a nivel individual en lugar de adoptar una visión sistémica, atendiendo a efectos no previstos, cambios en diferentes niveles ecológicos o en diferentes momentos y efectos indirectos en quienes no participan directamente en la intervención.
  5. El mediador entre los modelos de intervención y la comunidad local es el proceso colaborativo. La apropiación local dependen de disponer de información válida, tener libertad de elección para participar en la intervención y el compromiso interno con la intervención.
  6. Los profesionales tienen que adaptarse a las circunstancias cambiantes de la vida comunitaria, de forma que un compromiso sostenido con la comunidad resulta especialmente relevante.
  7. Las dinámicas de ajuste comunitario no son exclusivas de las comunidades culturalmente diversas sino que están presentes de un modo u otro en todos los contextos comunitarios.

Conocer qué sucede realmente en la aplicación de programas y describir la relación de los modelos científicos con las comunidades locales ofrece enormes oportunidades para enriquecer la teoría de la intervención.

Referencia del artículo:

Trickett, E.J., Trimble, J.E. & Allen, J. (2014). Most of the Story is Missing: Advocating for a More Complete Intervention Story. American Journal of Community Psychology, 54, (1-2), 180-186. [AJCP]

Para ampliar información:

La revista Apuntes de Psicología acaba de re-editar un artículo en el número especial “30 años de Apuntes de Psicología” en el que se describe esta evolución del concepto de intervención social:

  • De la ciencia a la práctica en la intervención comunitaria. La transferencia del conocimiento científico a la actuación profesional. [pdf]

MULTIPLICA la micro-financiación, RESTA trabajo infantil

#crowdfundingGoteo

Hemos lanzado una campaña de financiación colectiva (crowdfunding) para el proyecto “Comunidades contra el trabajo infantil en Lima (Perú)“. Con el lema “MULTIPLICA la micro-financiación, RESTA trabajo infantil” pretendemos poner en marcha una iniciativa que promueve el acceso a la educación obligatoria y desarrolla las competencias personales de los niños en riesgo social en tres distritos de Lima: Villa el Salvador, San Juan de Lurigancho y San Juan de Miraflores. Este proyecto reproduce los componentes psicoeducativos del programa Edúcame Primero Colombia y los complementa con acciones de preparación comunitaria con las familias y los barrios de referencia.


Crecer jugando

RNW (CC BY-ND 2.0)

RNW (CC BY-ND 2.0)

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) lleva a cabo, bajo la dirección de Rosa Cueto, un programa de prevención del trabajo infantil en Lima (Perú). El programa equivale en sus contenidos a la iniciativa Edúcame Primero Colombia.

  • Por un lado, se llevan a cabo sesiones semanales con actividades de crecimiento personal, centradas en el conocimiento de sí mismos, la autoestima, la relación con los compañeros y su integración en la familia. También se llevan a cabo actividades de refuerzo académico en matemáticas y comunicación.
  • Por otro lado, se organizan espacios de juego para promover las habilidades sociales y el desarrollo integral de los menores.

Unos 30 colaboradores, entre voluntarios, estudiantes en prácticas y docentes, participan en las actividades de mejora de las condiciones psicosociales de 70 niños/as en dos barrios de Lima: Villa El Salvador y Jicamarca. La metodología de intervención fomenta el aspecto lúdico del aprendizaje, las estrategias participativas y el desarrollo de rutinas pedagógicas innovadoras.

En la implementación del programa, la implicación de los menores y de los voluntarios ha superado las expectativas iniciales. Una peculiaridad de Perú consiste en la amplia extensión de actividades laborales o para-laborales en los menores. Los niños realizan desde trabajos con riesgo físico y que incide negativamente en su desarrollo personal hasta tareas de cuidado del hogar y de miembros de la familia, o el acompañamiento en el trabajo a los adultos. Uno de los retos de la intervención consiste precisamente en mejorar el ajuste comunitario del programa, adaptándolo a las diferentes formas de trabajo infantil.

Villa El Salvador y Jicamarca están ubicados en los conos sur y este de Lima, respectivamente. Cuentan con un volumen elevado de población desplazada de otras regiones de Perú, en la búsqueda de mejores condiciones de vida y mejores oportunidades. Pese a las dificultades y carencias, ambas son comunidades con capacidades de resistencia y afrontamiento, como se refleja en la actitud y la fortaleza de personalidad y los modos de participación de los menores en el programa.

En el marco de este proyecto, Henry Guillén y Miguel Seminario, asistentes de investigación, participaron en un encuentro de “buenas prácticas” en la Universidad del Norte, en Barranquilla (Colombia), para intercambiar experiencias de aplicación del programa.

Referencia del programa

  • Evaluación y análisis de factores psicosociales, educativos y comunitarios relacionados con una propuesta de intervención para la prevención del trabajo infantil en Lima. Departamento de Psicología y Facultad de Educación de la PUCP. Ayudas del Vicerrectorado de Investigación (PUCP). Investigadora Principal: Rosa M. Cueto.

Esta nota ha sido elaborada por Irene Aceituno Hidalgo, estudiante de la Universidad de Sevilla que realiza una estancia como voluntaria con las becas de la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla.


Qué es la psicología comunitaria

  • Con un fuerte énfasis en la justicia social, la psicología comunitaria hace uso de la investigación orientada a la acción para guiar los programas comunitarios y las políticas que promueven el bienestar. Se centra en los individuos en sus contextos sociales, con el fin de prevenir los problemas antes de que ocurran.
  • Los psicólogos comunitarios trabajan para aumentar la capacidad de las comunidades para hacer frente a problemas fundamentales, y promover el empoderamiento de las personas marginadas como socios de la investigación. Utilizan métodos científicos para estudiar cómo se implementan los programas y las políticas, y para evaluar su impacto.
  • Trabajan para mejorar los sistemas sociales y desarrollar programas que se basan en las fortalezas y los valores culturales. Los psicólogos comunitarios trabajan en universidades, agencias gubernamentales, organizaciones sin ánimo de lucro y empresas de consultoría.
  • La psicología comunitaria tiene por objeto reducir la opresión a través de la investigación, la promoción, la organización comunitaria y el cambio político. Aprende más sobre el tema en scra27.org y descubre cómo puedes marcar la diferencia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 406 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: