Del Huerto del Rey Moro al Mercado del Pumarejo

130420133444Hace un par de meses visitamos el Huerto del Rey Moro y el mercado social del Pumarejo. Los dos son iniciativas comunitarias que se basan en la auto-organización y el intercambio de recursos. Ambos conforman también espacios que facilitan la interacción y contribuyen al desarrollo del sentido psicológico de comunidad.

El Huerto del Rey Moro se ubica en un espacio no construido del casco antiguo de Sevilla. Se trata de un espacio de 5.000 metros cuadrados que fue originalmente una huerta en el siglo XV y que se ha mantenido sin urbanizar desde entonces. En el 2004 fue recuperado por un grupo de vecinos para realizar actividades de educación ambiental, encuentros comunitarios y actividades culturales. El espacio para cultivo es relativamente pequeño. Sin embargo, para una parte de los vecinos constituye una conquista. Se ha convertido en un lugar de encuentro y una oportunidad para realizar actividades compartidas. Es un ejemplo de cómo las huertas urbanas pueden hacer de catalizador de actividades que van más allá de la agricultura. La investigación en psicología comunitaria ha mostrado que los huertos comunitarios mejoran la cohesión de los vecindarios y tienen un impacto positivo en la salud y la calidad de vida de la población.

PumaA diez minutos de paseo se encuentra la Plaza del Pumarejo. El segundo sábado de cada mes se organiza un encuentro de intercambio local por puntos, que utiliza el Puma como moneda social. En una visita al mercado se pueden encontrar artesanías, bebidas, hortalizas y productos de cocina casera, entre otros. También se pueden intercambiar servicios a la comunidad y otras actividades. En un año de funcionamiento ha superado las mil personas inscritas en la red de trueque.

En el caso del Pumarejo es interesante observar la interacción que se produce entre el mercado social y el barrio en el que se ubica. Los organizadores y los participantes más activos pueden tener un perfil más o menos diferenciado. Estos recursos comunitarios corresponden además a una historia de movilizaciones en torno a la Casa del Pumarejo. Sin embargo, es una iniciativa de la que son partícipes los vecinos, ya sea de forma directa o indirecta.

130420133452El mercado acaba conformando un escenario relevante para la interacción en el barrio. El segundo sábado de cada mes atrae a potenciales clientes. Algunas tiendas del barrio participan con ofertas o permiten la utilización del Puma. La organización periódica del espacio de trueque se acaba convirtiendo en un elemento distintivo del Pumarejo. Por eso cabe esperar que el sentido psicológico de comunidad en el barrio y en el MercaPuma discurren en paralelo. El sitio de trueque es un espacio para la relación, un catalizador de iniciativas y experiencias comunitarias.

Los huertos urbanos o los espacios alternativos de intercambio local son escenarios de comportamiento que, más allá de un pequeño núcleo de participantes activos, contribuyen al sentido de comunidad más amplio de los barrios en los que se desarrollan.

Para leer más

Anuncios

5 responses to “Del Huerto del Rey Moro al Mercado del Pumarejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: