Archivo de la etiqueta: Political violence

Aproximación psicosocial al conflicto colombiano

Barranquilla (CC BY-SA 3.0) Wikipedia Commons.

Carmen Molinares Brito, investigadora de la Universidad del Norte (Colombia), impartió una sesión sobre el conflicto armado en Colombia en la asignatura Diversidad en el Trabajo. En su exposición abarcó (a) la historia del conflicto armado, (b) analizó las consecuencias de la acción armada a varios niveles, (c) presentó el marco legislativo en el que operan las entidades que prestan ayuda a víctimas directas e indirectas y (d) compartió su experiencia de participación en el proyecto de reconciliación social de las víctimas en la Comunidad de Villas de San Pablo (Baranquilla).

Colombia cuenta con una historia larga de conflicto armado, que afectó el país a nivel político, social y económico:

  • Las consecuencias del conflicto no solo incluyen las amenazas constantes y las muertes de los civiles. Un porcentaje destacable de la población colombiana se vio forzado a desplazarse de áreas rurales a las urbanas, dejando atrás una parte importante de su cultura y sus tradiciones.
  • Además, se ha perjudicado la clase media y ha crecido la brecha de desigualdad en la sociedad. La calidad de vida ha bajado por las dificultades de acceso a la educación, los servicios sociales y los problemas de seguridad.
  • Se ponen en marcha los programas de ayuda, como, por ejemplo, el Programa de atención psicosocial y salud integral a víctimas (PAPSIVI). Este programa se basa en el principio de ayuda desde diferentes perspectivas: tanto médica como psicológica, junto con readaptación de la víctima en la sociedad.
  • El proyecto que se desarrolla en Comunidad de Villas de San Pablo ve necesario trabajar con las victimas indirectas de conflictos y con el problema de la pobreza. Paradójicamente, la superación de un nivel determinado de ingresos significa su exclusión automática del programa, por lo que en algunos casos trabajan de manera informal para seguir dentro del mismo.

Desde el punto de vista psicosocial se prestó atención a la concentración de desplazados en los mismos barrios de residencia, tales como Las Gardenias y Villas de San Pablo en Barranquilla. También se examinaron las implicaciones de la diversidad de experiencias del conflicto: víctimas directas, víctimas indirectas, víctimas vicarias, victimarios por acción, victimarios por omisión, testigos, sociedad civil en general, etcétera. Tanto el impacto psicológico cómo la efectividad de las iniciativas para promover la reconciliación pueden tener un significado distinto en cada caso.

Nota preparada por Deniza Alieva y Esperanza Márquez.


Barrios con alta prevalencia de extremismo islamista

Lieven Soete (CC BY-NC-SA 2.0)

Prevenir la radicalización construyendo mejores barrios

Después de los atentados de París en noviembre de 2015, el barrio de Molenbeek en Bruselas se convirtió en el paradigma de los barrios segregados en los que se desarrolla un enclave de islamismo radical. Los propietarios de pequeños negocios se sienten presionados por las bandas de jóvenes que han hecho las calles más peligrosas. Este caso ilustra cómo la violencia y la radicalización pueden ser en parte resultados de dinámicas que ocurren en el nivel meso-social, es decir, de la evolución del barrio. Coincide con otras investigaciones que han demostrado que (a) la prevalencia de la violencia en el barrio tiene un efecto en las probabilidades del comportamiento agresivo a nivel individual, (b) la exposición indirecta a la violencia en el barrio puede ser un factor de riesgo de salud mental, y, en sentido contrario, (c) la cohesión y el apoyo social en el barrio ejercen un efecto protector sobre la depresión asociada a la violencia.

Veamos el caso de los autores de atentados terroristas:

  1. En el plano individual es frecuente que su perfil corresponda al de jóvenes europeos, descendientes de inmigrantes, que inicialmente no eran religiosos pero, tras algunas experiencias personales, se han convertido y radicalizado en el islam. También es habitual que provengan de clase media o trabajadora y que, después de abandonar la escuela, hayan cometido pequeños delitos, abusado de las drogas o pasado un tiempo en la cárcel.
  2. En el plano colectivo, con cierta frecuencia suelen provenir de barrios en los que los comportamientos anteriores están relativamente generalizados. Pese a la diversidad de circunstancias, el extremismo no se distribuye aleatoriamente en la población, sino que se produce en ciertos lugares, en barrios concretos

Esto hace que determinadas políticas que promueven la integración social pueden tener un valor preventivo, tales como: (a) evitar la segregación física en el transporte y el diseño urbano, (b) mejorar la calidad del sistema educativo para prevenir el abandono temprano, (c) reducir las trabas legales y burocráticas para poner en marcha pequeños negocios, y (d) evitar las barreras institucionales que dificultan la participación y la ciudadanía activa por parte de los colectivos inmigrados.

No hay recetas mágicas. No obstante, y pese a las dificultades a la hora de ponerlo en práctica, no está de más recordar lo que sabemos…

Los barrios cohesivos y conectados con su entorno, que tienen buenas escuelas, con una alta concentración de pequeños negocios y con niveles adecuados de participación comunitaria previenen la segregación, la radicalización y los comportamientos violentos.

Referencia

Este comentario está basado parcialmente en:


Desplazamiento forzado y redes personales

DesplazadoLa revista TRACE del Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos ha publicado en su último número un artículo sobre las redes personales de los desplazados internos por violencia política en Colombia. Reproducimos a continuación el abstract del artículo:

El desplazamiento forzado en Colombia es un fenómeno que ha modificado la estructura socio-demográfica del país y que se relaciona con las desigualdades sociales (DANE, 2012). En este artículo abordamos el impacto del desplazamiento en la configuración de las redes de apoyo social de la población desplazada. Realizamos un estudio comparativo, analizando un grupo de personas desplazadas (n= 30) y no desplazadas (n= 32) en el Departamento del Atlántico de la región Caribe en Colombia. Un análisis de conglomerados, tomando como variables de agrupación los indicadores de cohesión, sirvió para identificar dos tipos de redes personales: (1) las que presentan un nivel intermedio de densidad y niveles moderadamente altos de centralización, y (2) otras con niveles altos de densidad y bajos en centralización. Ambas categorías se distribuyen de forma parecida entre el colectivo de desplazados y el resto de la población. Sin embargo, las redes personales de los desplazados cuentan en su composición con una proporción mayor de personas residentes fuera de Barranquilla. La disponibilidad de recursos de capital social es menor en las redes de tipo más denso y entre los desplazados que llevan menos de cinco años residiendo en Barranquilla. Para la población desplazada, la incorporación de miembros de la comunidad receptora en sus redes personales y la diversificación de las fuentes de apoyo constituyen un indicador positivo del proceso de adaptación.

Palabras clave: Análisis estructural; Cohesión social; Colombia;Desplazamiento; Redes Personales.

  • Ramos-Vidal, I., Holgado, D. & Maya-Jariego, I. (2014). Las redes personales de los desplazados internos por la violencia política en Colombia: una aproximación al caso del Departamento del Atlántico. TRACE, 65, 51-68.

2863b7dd405140a3c612ccee88909d76El trabajo forma parte del proyecto de cooperación al desarrollo:

Redes personales de los menores trabajadores en familias desplazadas por la violencia política en Colombia: indicadores para la evaluación de las acciones de cooperación internacional para el desarrollo. Proyectos de investigación en cooperación al desarrollo. Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla (2012-2013).


A %d blogueros les gusta esto: