Archivo de la etiqueta: Education

Causas, consecuencias y acciones efectivas contra el trabajo infantil

Children jumping, by Jon Grainger (CC BY 2.0)

Children jumping, by Jon Grainger (CC BY 2.0)

Causas

El trabajo infantil suele depender de un conjunto de factores que interactúan entre sí. La investigación previa ha identificado, entre otros, los siguientes:

  1. Los ingresos familiares. La pobreza de la familia es el primer antecedente directo que empuja a los niños a trabajar.
  2. La calidad del sistema educativo. Un sistema educativo que funciona mal se relaciona con la proporción de niños trabajadores. Un indicador que a veces se utiliza al respecto es el salario y las condiciones de trabajo de los profesores. También hay que considerar la accesibilidad y la disponibilidad de los recursos educativos.
  3. El trabajo y la educación de los padres. El nivel educativo de los padres y el hecho de que los padres trabajasen de pequeños también son factores significativos.
  4. Otras características estructurales. Entre otras características de la familia, son predictores significativos el número de hermanos, el número de personas en el hogar, y el orden de nacimiento. También es importante el nivel de urbanización y el desplazamiento de la familia del ámbito rural al ámbito urbano por razones económicas, por seguridad o para acceder a recursos públicos.
  5. Cultura del trabajo. Los valores y actitudes sobre el trabajo infantil son determinantes en su origen y en su mantenimiento.

Consecuencias

El trabajo infantil tiene consecuencias negativas en el desarrollo cognitivo, emocional y social de los niños:

  1. Afecta a la calidad de vida y la salud mental de los menores.
  2. Son más vulnerables al impacto físico del trabajo y sufren más accidentes laborales.
  3. Reduce su rendimiento académico y empeora su experiencia escolar, sobre todo en trabajos de mayor intensidad o dedicación.
  4. Tienen salarios más bajos cuando son adultos.
  5. Reduce oportunidades laborales y afecta a su perfil de empleabilidad durante la adultez.
  6. Parece tener un efecto indirecto en términos de mantenimiento de la pobreza.

Acciones contra el trabajo infantil

En los últimos años se ha producido un descenso importante del trabajo infantil en el mundo. Esto corresponde en parte a acciones de prevención y erradicación que han resultado efectivas. Algunas de las más destacadas son las siguientes:

  1. Convenios y acuerdos internacionales contra el trabajo infantil.
  2. Acción concertada de los gobiernos en colaboración con sindicatos, empleadores y otros agentes sociales.
  3. Regulación de la edad mínima de acceso al empleo.
  4. Sistemas de vigilancia y control social.
  5. Potenciar la educación obligatoria: “aumentar la financiación de la educación primaria, establecer estándares de calidad en la escuela, aumentar el nivel de formación reglada de los padres y evaluar el sistema educativo, mejoran la cobertura y el rendimiento escolar”.
  6. Programas de transferencia condicionada de efectivo: “proporcionan incentivos monetarios y asistencia social cuando las familias receptoras cumplen con los criterios de llevar a los niños a la escuela, hacer el seguimiento médico adecuado o retirar a los niños del trabajo infantil, entre otros”.
Anuncios

Escuela, clima social y compromiso cívico

seiuhealthcare775nw (CC BY-NC-ND 2.0)

seiuhealthcare775nw (CC BY-NC-ND 2.0)

La participación se aprende en la escuela

La participación local y el compromiso cívico de los jóvenes predice algunos comportamientos de participación ciudadana durante la adultez, tales como el voluntariado, el voto en las elecciones y la implicación en iniciativas locales. Desde un punto de vista evolutivo, la participación puede iniciarse de modo emergente en algunos contextos que por su inclinación al desarrollo de relaciones de confianza la facilitan. Es el caso de las escuelas donde hay un clima social positivo o niveles adecuados de conectividad social.

Así lo demuestra una investigación con estudiantes de enseñanza secundaria de la minoría negra en Estados Unidos: “La percepción positiva del clima escolar se asoció de manera significativa con la conectividad social en la escuela, y ésta a su vez se asoció positivamente con el compromiso cívico” (Guillaume, Jager & Rivas-Drake, 2015). Dicho efecto se mantuvo longitudinalmente.

El clima social positivo no es suficiente para resultar en compromiso cívico, sino que se hace necesario que los estudiantes se sientan conectados a la escuela. La vinculación con la escuela parece proporcionar una experiencia evolutiva de implicación con el entorno local y con la sociedad de un modo más amplio.

La participación tiene un valor transversal en las iniciativas de transformación comunitaria:

  • Por un lado, la participación ciudadana es un elemento clave de preparación para el cambio. Junto con una adecuada sensibilización respecto a los problemas sociales, la efectividad de las intervenciones depende en parte del grado de organización comunitaria. Los líderes naturales, las redes de colaboración y la implicación ciudadana facilitan el buen desarrollo de las intervenciones.
  • Por otro lado, las asociaciones y las organizaciones de base han sido tradicionalmente consideradas como espacios de mediación, que contribuyen a articular las comunidades. En esta investigación comprobamos que la escuela secundaria es una institución igualmente relevante, que puede ejercer una influencia especialmente significativa en la socialización de los jóvenes en el compromiso cívico.

Referencia del artículo

Guillaume, C., Jagers, R., & Rivas-Drake, D. (2015). Middle school as a developmental niche for civic engagement. American Journal of Community Psychology, 56 (3), 321-331. [AJCP]


Infantia: TICs para el desarrollo infantil

INFANTIA

La Universidad del Norte ha desarrollado en el último año el proyecto Infantia, “el primer programa de ‘Telecuidado’ en Latinoamérica”. El programa combina la formación de agentes comunitarios y las estrategias de participación comunitaria con el telecuidado, con contenidos de promoción de los estilos parentales positivos que se distribuyen a través de mensajes de móvil a 7000 familias.

La intervención se desarrolla con la colaboración de Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Gobernación del Atlántico, el Hospital de la Universidad del Norte y la Fundación para el Desarrollo del Niño, la Familia y la Comunidad. Las actividades se llevan a cabo en 7 municipios del sur del Atlántico en Colombia, afectadas por la ola invernal de 2010-2011: Repelón, Manatí, Santa Lucía, Campo de la Cruz, Suán, Candelaria y Ponedera.

Las estrategias de mediación comunitaria han demostrado ser efectivas en este tipo de programas, puesto que facilitan el ajuste a las características específicas de la comunidad y tienen un efecto multiplicador [pdf]. El programa Infantia lleva un año funcionando y se ha mostrado como un modo eficiente de llegar a las familias con contenidos educativos sobre el desarrollo infantil. Las TICs en este caso mejoran la cobertura y la continuidad del programa, manteniendo el contacto periódico con las familias.


Equipos de profesorado y preparación comunitaria

Suizo1

Irene Aceituno ha participado en un proyecto de preparación comunitaria para la prevención del trabajo infantil en Lima con una beca de voluntariado de la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla. A lo largo de los últimos cinco meses ha realizado actividades de diagnóstico comunitario en el colegio Peruano Suizo de Villa El Salvador; en NASSAE, entre Jicamarca y San Juan de Lurigancho; y en Infant Nagayama Norio, en San Juan de Miraflores. Su investigación ha demostrado la existencia de diferencias muy significativas en los tres contextos -tanto desde el punto de vista organizativo como el comunitario- en términos de disposición para la reducción del trabajo infantil. También ha contribuido a la implantación del programa de prevención del trabajo infantil en el colegio Max Uhle, bajo la supervisión de la profesora Rosa Cueto de la PUCP.

El diagnóstico de preparación comunitaria mostró, entre otros aspectos, la necesidad de potenciar la implicación organizativa en el Colegio Peruano Suizo.

El trabajo en equipo en la comunidad educativa

La Institución Educativa nº 7084 Peruano Suizo en Villa El Salvador (Lima) es un centro público nacional que acoge a cerca de un millar de alumnos y alumnas de primaria y secundaria, entre los turnos de mañana y tarde. Daniel Paiva, psicólogo comunitaria de la Pontificia Universidad Católica del Perú, e Irene Aceituno, colaboraron con el profesorado en la realización de actividades que respondían a las dificultades expresadas por la propia comunidad educativa.

El diagnóstico de necesidades reveló dos retos compartidos por el profesorado de Enseñanza Secundaria:

  • La escasa implicación parental en la educación de los estudiantes.
  • La incidencia de los problemas personales en el desempeño escolar de los menores.

La intervención consistió en la capacitación de los tutores de Enseñanza Secundaria, en una serie de sesiones que se extendieron a lo largo de cuatro meses. Las actividades pretendían fortalecer las competencias del trabajo en equipo y promovían la realización de acciones conjuntas por parte del profesorado para la consecución de los objetivos antes mencionados. Esto se ha desarrollado en tres líneas de trabajo fundamentales:

  • Fortalecimiento de las habilidades de comunicación;
  • Competencias para la resolución de conflictos; y
  • Estrategias de planificación de proyectos comunes para el año 2015.

Suizo2


Uno para cada uno

UnoparacadaunoLa Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia, Asocaña, desarrolla un programa de mejora del rendimiento educativo en Educación Primaria en el Valle del Cauca. El programa aporta tecnologías digitales al contexto educativo, aportando una computadora a cada niño participante. Esta herramienta incluye actividades educativas, ejercicios de enseñanza programada y actividades interactivas. También trabaja con familias, incorporando a padres y madres en los grupos de trabajo.

El proyecto se caracteriza por:

  • Facilitar el acceso a tecnologías digitales.
  • Seguir un enfoque participativo.
  • Contar con el respaldo de las familias y la comunidad.

Para saber más:


Aplicación de programas en centros educativos

En un comentario anterior describimos el punto de vista de los niños sobre el trabajo infantil. A continuación vamos a centrarnos en la relación que se produce entre los aplicadores de la intervención y los profesores del centro educativo, refiriéndonos a una anécdota en el programa Edúcame Primero Colombia.

“En una de las primeras visitas que hicimos los monitores a un centro escolar nos presentaron al rector del centro educativo y a la jefa de estudios. Ambos nos llevaron a una clase para que conociéramos a alguno de los niños que participaban en el programa “Baúl de Juegos” y en el “Espacios para Crecer”. Cuando llegamos a la clase los alumnos estaban con su profesora de matemáticas. Enseguida nos preguntó si nosotros éramos los de “ese programa” que se llevaba a los niños fuera del aula y le interrumpía la clase. Poco a poco se fue animando y nos soltó un discurso acerca de su malestar con este tipo de actividades que según ella no servían para nada. Decía que ella ya sabía lo que tenía que hacer en su clase, que aquellos niños que tenían problemas para seguir la clase lo que necesitaban era más disciplina y menos juegos que solo servían para distraer y descentrar al alumno y que en su clase se enseñaban “cosas de verdad” y no tonterías como jugar. A eso no se venía a la escuela. Además decía que a ella no le hacía falta tener un título de psicóloga debajo de la cama para saber mantener la disciplina dentro del aula y detectar problemas en sus alumnos. Incluso hizo que los niños cantaran para nosotros una canción sobre el buen comportamiento y la educación. Posteriormente nos enteramos que otros facilitadores del programa ya habían tenido problemas con ella. En concreto, algunos niños que estudiaban matemáticas con esta profesora apenas conocían las reglas básicas de la materia y los facilitadores tenían la sensación de que no prestaba atención a aquellos que tuvieran alguna necesidad especial. Lo que hicieron en estos casos fue incluir en las actividades del programa contenidos de refuerzo en matemática, pero en ningún momento se sentaron a hablar con la profesora y conocer por qué tenía esa actitud hacia el “Edúcame Primer, Colombia”.

Para mi, se trata de un ejemplo de cómo la falta de participación del profesorado y de su compromiso y comprensión de los objetivos del programa puede llevar al fracaso del mismo. Esta profesora sentía que se estaba invadiendo su ámbito de competencias con unas actividades que para ella no tenían sentido ni propósito claro y que chocaban claramente con su concepto de la docencia y la labor pedagógica en el centro educativo.  Allí nadie parecía darse cuenta, pero estaba claro que con que solamente esta profesora tuviera esa actitud hacia el EPC o el Baúl de Juegos, era muy difícil que funcionaran en ese centro educativo.

También fueron curiosas las primeras reacciones de todos nosotros, una vez que terminamos la visita. Básicamente estábamos sorprendidos por la actitud tan negativa y “desagradecida” de esta señora. No nos entraba en la cabeza por qué no era capaz de entender lo buenos que eran estos programas para sus alumnos y por qué nos faltaba al respeto de esa forma cuando no la estábamos atacando. Pero en ningún momento nos planteamos qué es lo que no se había hecho bien en la implementación del programa para que hubiera esta oposición frontal. Ella sí se sentía atacada y no nos preocupamos en saber por qué.

Creo que los aplicadores del programa tenemos que ser muy sensibles a la opinión de los profesores y otros actores relevantes de la comunidad. Es la única forma de que se produzca una apropiación adecuada de la intervención por parte del contexto local.”


Estrategia contra el trabajo infantil en Colombia

Naranja_SBQColombia está desarrollando una “Estrategia nacional para prevenir y erradicar las peores formas de trabajo infantil y proteger al joven trabajador”, para el período 2008-2015. El Plan fue elaborado por un comité interinstitucional, con la participación del Ministerio de Protección Social, el Ministerio de Educación y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, entre otros actores. También ha contado con la asesoría de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El plan (a) se basa en un enfoque de protección de derechos, (b) distingue claramente entre la erradicación de las peores formas de trabajo infantil y la protección del joven trabajador, (c) ajusta las estrategias de intervención en función de las edades y el ciclo vital de los menores, y (d) promueve el trabajo en red y la coordinación entre los diferentes niveles institucionales y los actores de la sociedad civil.

En este marco, el plan se propone como prioridad fundamental:

“concentrar recursos de toda índole en un sentido claro: sacar de las peores formas de trabajo infantil a los niños, niñas y adolescentes y llevarlos al servicio educativo y al resto de espacios de desarrollo, y acercar a sus familias la oferta de servicios sociales que permitan que sus menores de edad se alejen definitivamente de las peores formas de trabajo infantil, y a que acumulen capacidades de distinta índole para salir de la pobreza extrema y luego de la pobreza”.

En los últimos años se ha comprobado que el trabajo infantil discurre en paralelo al trabajo de los adultos, de forma que la implicación laboral de los niños y niñas ha aumentado en los momentos de auge económico en Colombia. Se ha prestado especial atención a los menores que trabajan fuera del negocio familiar, pues es en éstos en los que se observan más problemas de asistencia a la escuela. Entre los resultados se han observado puntualmente reducciones de la prevalencia del problema en los intervalos de menor edad, así como en las peores formas de trabajo infantil. No obstante, el afrontamiento del problema sigue siendo un reto nacional.
  • Consulta el informe de seguimiento del Ministerio de Protección Social [pdf]
El plan estratégico recopila una gran cantidad de recomendaciones prácticas, que están orientando las intervenciones preventivas en este terreno en los últimos años. En nuestra opinión, hay dos elementos que destacan en el enfoque que se sigue en el plan colombiano contra el trabajo infantil:
  • “La familia como unidad de intervención social”. El papel de las familias es determinante, tanto por las actitudes hacia el trabajo de los menores como por su relación con el sistema educativo y los servicios sociales. Por eso se ponen en marcha para promover el cambio de normas sociales, fortalecer los mecanismos de control social y facilitar la relación de las familias con el sistema público de protección social.
  • “El buen servicio educativo como la mejor estrategia de prevención”. Gran parte de las acciones se han orientado al fortalecimiento del sistema educativo y a garantizar la escolarización obligatoria. También se ha potenciado el uso creativo del tiempo libre. Programas como Edúcame Primero Colombia son un ejemplo de la combinación de actividades educativas y lúdicas alternativas al trabajo infantil.
La estrategia podría beneficiarse de un enfoque comunitario de intervención, potenciando la participación comunitaria, las acciones de mediación y el uso de los recursos naturales de la comunidad. La implicación de los vecinos y las coaliciones comunitarias pueden favorecer el desarrollo infantil positivo.
  • Descarga el plan estratégico contra el trabajo infantil (2008-2015) [pdf]

A %d blogueros les gusta esto: