Archivo de la etiqueta: Community walks

El paseo comunitario y sus posibilidades para conocer espacios urbanos

El pasado 19 de mayo estudiantes de la Northeastern University  (Boston, USA) caminan por el Polígono Norte de Sevilla, un barrio construido en los años 70 y cuya evolución ha derivado hasta considerarse una de las zonas con mayor incidencia de problemas comunitarios. Los indicadores de fracaso escolar, desempleo, adicciones, salud mental y desestructuración familiar así lo manifiestan.

Sin embargo, poco o nada tiene que ver conocer un barrio únicamente desde los manuales científicos. Las ciudades son libros que se leen con los pies. Por ello, como parte del curso de formación sobre etnografía y redes sociales, los estudiantes participan en una visita guiada al barrio, organizada por el Laboratorio de Redes Personales y Comunidades, grupo de investigación de la Universidad de Sevilla.

DSC_0415

El propósito de la visita es conocer  iniciativas a través de los cuales la sociedad civil organizada y las administraciones luchan contra los factores de riesgo de exclusión social en la zona. El planteamiento metodológico del paseo es similar a la propuesta realizada por la iniciativa Jane´s Walk  en Sevilla. La idea de base es identificar cómo el espacio urbano determina la interacción entre sus habitantes y, por consiguiente, también su comportamiento. Por ello, se estructuran una serie de etapas donde diferentes personas y colectivos sociales presentan visiones diversas sobre su trabajo comunitario en el barrio, todo muy alejado del circuito turístico tradicional.

Descripción del itinerario del paseo comunitario por el Polígono Norte

La ruta comenzó por el Centro de Salud del Polígono Norte, donde Carlos García (Trabajador Social) y Carlota Muñoz (Adjunta Enfermería) mostraron los programas de atención y prevención comunitaria. Posteriormente, en la Plaza del Olivo, Juan Lafuente, profesor del IES Azahar, describió su experiencia y conocimiento acumulados durante más de 30 años como docente en el barrio. La siguiente etapa llevó a los participantes al interior del Polígono Norte, donde conocieron el programa de refuerzo escolar de la Asociación Rutas, presentado por Irene Castilla, su coordinadora. También visitaron la Asociación Manos Abiertas, donde María Arce, su responsable, les presentó el programa de promoción del voluntariado y participación juvenil en la zona. La explicación de las iniciativas de empleo y programas de inserción laboral corrió por cuenta de AESIM, gracias a las explicaciones de Marta Diaz, la coordinadora de la entidad y miembro activo de la Red Sevilla Norte. La última etapa llevó a los participantes a detenerse junto al contenedor de recogida de ropa usada a través del cual Cáritas, en colaboración con la Fundación Persán, la recicla y reutiliza de manera sostenible.

DSC_0368

La sesión finalizó con una breve dinámica de evaluación, a través de la cual los propios participantes comentaban aquellas ideas que más les llamaron la atención desde su propia experiencia personal. Los comentarios fueron diversos. La conexión entre teoría y práctica fue una constante. También conocer una parte de la ciudad con una intensidad difícilmente posible de otra manera. Se subrayó positivamente el enorme caudal participativo  y de auto-organización comunitaria del barrio, la implicación de actores clave en su articulación social, la gestión de su diversidad y la respuesta de la ciudadanía en términos de participación ciudadana. En suma, en el Polígono Norte no solo hay problemas, sino también propuestas más que sugerentes para combatirlos y una cierta conciencia sobre cómo superarlos.

Cómo organizar un paseo comunitario en cinco pasos.

1.- Los preparativos son importantes. Estudia el perfil de los participantes, sus motivaciones e inquietudes. Anticípales lo que van a visitar. Por ejemplo, prepara un plano con el itinerario, las rutas y los horarios.  Una sugerencia. Más de dos horas de duración convierte un paseo interactivo en una caminata agotadora.

2.- Los actores sociales son clave. Identifica aquellos recursos del barrio que resulten de calidad. No queremos lecciones magistrales, pero sí personas que puedan transmitir su conocimiento acumulado a partir de su experiencia en el barrio. Intenta también, en la medida de lo posible, que haya cierta diversidad en las etapas del camino. No se trata de buscar la verdad absoluta, sino de conocer diferentes puntos de vista sobre una realidad compartida por sus protagonistas.

3.- Convierte el paseo en una experiencia significativa. Es decir, no asignes a los participantes un papel meramente pasivo durante la visita. Una cosa es que no conozcan el barrio y otra que no tengan nada que aportar. Una mirada desde fuera también contribuye a retratarnos a modo de espejo. Es más, la interacción que se genera suele producir efectos muy interesantes.

4.- No olvides la evaluación, es una manera de seguir caminando. Los tránsitos entre las etapas son espacios para interactuar. Conviene que los paseos sean guiados por personas que tengan un conocimiento mínimo del barrio, de manera que pueda ir comprobando las reacciones,  resolviendo preguntas de manera continua y valorando el progreso de la actividad. Al final, una breve reacción colectiva sobre las impresiones del paseo pueden ayudarte a organizar mejor el siguiente.

5.- Cuéntalo, divúlgalo dentro y fuera del barrio  Una manera de ir desmontando prejuicios y superar estereotipos sobre un lugar es contar experiencias positivas allí vividas. Y un paseo comunitario es una oportunidad excelente para compartir un análisis de la realidad desde un observatorio único, como lo son sus propias calles. Trata de documentar gráficamente la experiencia, realiza una galería gráfica o multimedia y devuélvela a sus protagonistas de la misma manera generosa y altruista con la que el barrio te ha acogido. Si cuentas con un blog, ya sabes, a compartirlo.

Itinerario

  • Descarga el paseo [pdf].

2016 en 10 entradas

2016En 2016 hemos publicado 49 entradas. Aquí tienes una selección de 10 de las entradas más visitadas y comentadas.

  • 20 años de voluntariado en América Latina y El Caribe [Voluntariado]
  • Rochelambert para guiris [Paseos]
  • Redes, influencia social y consumo de alcohol [Prevención]
  • Causas y consecuencias del trabajo infantil [Trabajo Infantil]
  • El movimiento de pobladores en el Perú [Pobladores]
  • Ajuste comunitario con padres de niños autistas [Ajuste]
  • Escuela de padres virtual [Padres]
  • Teorías en psicología comunitaria [Teorías]
  • Competencias del psicólogo comunitario [Competencias]
  • 7 usos de las redes en la intervención [Redes]

Paseos por San Pablo y el Casco Histórico

cartel_no-pases-de-tu-barrio

Paseos

Jane’s Walk organiza el próximo fin de semana sendos paseos por barrios de Sevilla, con el enfoque participativo habitual. Los vecinos se implican en narrar su propio entorno y el desarrollo de redes entre los participantes.

No pases de tu barrio

  • “No pases de tu barrio” es un paseo organizado por el Polígono San Pablo en el que participan algunas de las entidades con arraigo en esta zona:  la Asociación Scout Inti-Raymi, la Asociación 15M, la Peña Flamenca o la Asociacion de Vecinos Raíces, entre otras. Los participantes realizarán un mapeo colectivo detectando necesidades y aspiraciones de los residentes en el barrio.

LiliWalk

También está previsto realizar pronto un paseo por los Tres Barrios y Amate.

C:UsersALADesktop91_0001_MU_PARCATURB_500_25830_15-01-2013


Rochelambert para guiris

RocheGlobal Experience Office in Jane’s Walk

Los paseos comunitarios Jane’s Walks son una invitación a “explorar la ciudad, conectar con vecinos y contar historias sobre tu comunidad”. El 11 de mayo, un grupo de estudiantes de la Northeastern University (Boston, Estados Unidos) realizó una visita guiada a Rochelambert, experimentando con la confluencia de miradas del turista y el etnográfo. “Como en La tesis de Nancy, lo que para un turista es un problema de comunicación personal para un etnógrafo es una ‘lección aprendida'”.

Un barrio habitable con estabilidad residencial

IMG-20160512-WA0006La primera parada fue en la Inmobiliaria Gallo, donde José contó la historia y la evolución urbana de la zona. Rochelambert se construyó en los años 1970 en una zona de campo. La constructora Urbis desarrolló una promoción de viviendas sociales. “Fue una de las primeras zonas de Sevilla en la que se empezó a construir una ciudad diferente, con calles anchas, zonas peatonales, aparcamientos, bloques armoniosos… Hasta entonces teníamos la herencia de la ciudad feudal, con calles estrechas y una normativa antigua sobre la construcción de viviendas”. Rochelambert ocupa 180.000 metros cuadrados, con unas 4.000 viviendas, en su mayoría para familias, con 3 o 4 dormitorios.

El barrio tiene bastante estabilidad. Una gran parte de los primeros ocupantes siguen residiendo en la zona, después de 30 o 40 años, e incluso “vuelven a Rochelambert los nacidos aquí, después de haber vivido fuera por un tiempo”. En sus inicios hubo movimientos asociativos y vecinales bastante activos, “tanto de grupos cristianos como de vecinos que se organizaron en contra de un pararrayos radioactivo”. El barrio tiene buenas insfraestructuras y las paradas del Metro “nos han puesto en el centro de la ciudad”.

Participación, relaciones personales y capacidad de resistencia

IMG-20160512-WA0004Pese a que en algún momento se ha transmitido una imagen distorsionada de Rochelambert, los vecinos son conscientes de las fortalezas del barrio y de su capacidad de resistencia. En la Asociación de Vecinos Al-Quivir mostraron fotografías de las actividades culturales, los jardines comunitarios y las acciones de mejora del barrio que se han llevado a cabo en los últimos años. Loli Morales, presidenta de la asociación, indicó que “el barrio ha ido envejeciendo y se hace necesario ir renovando las infraestructuras. Los vecinos siempre están pendientes de reivindicar reparaciones y están atentos a que se cuide el entorno”. Por su parte, el grupo parroquial Paz y Misericordia presentó la actividad de recogida de alimentos con la colaboración de comerciantes y vecinos, y comentó la importancia simbólica de la hermandad para los residentes en el barrio. También se visitaron algunos de los puntos de encuentro del barrio, una función que cumplen las zonas peatonales, el mercado o los parques infantiles.

IMG-20160512-WA0003José Antonio contó la experiencia de un movimiento vecinal que se opuso a la construcción de un parking subterráneo y consiguió parar la iniciativa: “aquí tenemos 300 aparcamientos en superficie y los vecinos no veían la necesidad de construir un parking. El ayuntamiento y una promotora decidieron construir un aparcamiento subterráneo, junto con un edificio, sin consultar a los vecinos. Nosotros no vimos la necesidad, porque al final nos supondría pagar por una plaza de parking en un sitio en el que ya teníamos aparcamiento. Así que nos organizamos. Con la participación de los presidentes de comunidad en cada bloque nos coordinamos; cada vecino empezó a pagar un euro al mes para los gastos de carteles, desplazamiento y abogados; como pensábamos que las gruas vendrían de madrugada, hacíamos patrullas durante la noche… La prensa se hizo eco y tuvimos claro que esta batalla iba a ser ganada, que las cosas no se imponen… Creo que en eso fue importante contar en el barrio con gente que había vivido la transición de la dictadura a la democracia y sabía de la importancia de la participación política. La lucha duró cinco meses, y al final conseguimos parar el parking. Desde entonces mantenemos la amistad, porque aquello nos unió mucho”.

Políticas públicas y desarrollo comunitario

IMG-20160512-WA0002El recorrido terminó en el Centro de Salud Amate. En el caso de Rochelambert se constata la importancia de la participación comunitaria de una parte de los vecinos desde los orígenes del barrio, la existencia de zonas comunes y un fuerte sentido de comunidad. También se hizo referencia a las políticas públicas de salud y bienestar, o los desarrollos recientes del carril bici y el Metro. Finalmente, las participantes -estudiantes norteamericanas- compartieron sus impresiones sobre el paseo comunitario en Rochelambert:

  • “Me ha gustado ver que los vecinos están orgullosos de su comunidad, de su barrio, y que los que participan en la asociación de vecinos están felices de participar”.
  • “Hemos andado relativamente poco, pero todos los servicios estaban aquí: los colegios, los centros de salud, la asociación de vecinos. Eso es impensable en muchas ciudades de Estados Unidos. En la organización urbana es importante que los servicios estén distribuidos en las comunidades, descentralizados”.
  • “A mi me ha interesado comprobar que igual en España, que en China o en Francia, la gente se organiza cuando tiene un problema o simplemente para cubrir sus necesidades”.
  • “Los más jóvenes se van, pero luego vuelven, porque están conectados con el barrio. Las generaciones de los más mayores tienen unos valores de implicación cívica y un sentido de comunidad que sigue trayendo a los jóvenes de vuelta”.
  • “Yo me he quedado con la importancia de los espacios comunes como valor”.
  • “Es interesante que diferentes organizaciones, como la iglesia y las asociaciones, colaboran y hacen cosas juntos”.
  • “En un barrio hay muchas perspectivas, cada uno ve las cosas desde su experiencia personal, pero finalmente todos pueden contribuir a conseguir las metas aportando su bagaje”.
  • “Un barrio no viene dictado por el beneficio económico y eso es algo que tienen que saber las empresas inmobiliarias y los planificadores urbanos”.
  • “En la asociación dijeron que no tienen afiliación política y eso me llamó la atención, porque en Estados Unidos es común encontrar una declaración partidista por parte de las entidades vecinales”.
  • “Mi impresión es que en este barrio se respira vida comunitaria, que hay reacción de algunos grupos de ciudadanos cuando les quieren imponer un parking o una visión distorsionada del barrio, y que tienen bastante presencia las tradiciones y los valores católicos”.
  • “Sí, es curioso que cuando en el resto del mundo estamos pensando en más coches y en miles de kilómetros de carreteras, hay gente que lo que quiere es mantener sus valores y su cultura”.
  • “Creo que hay un sentido de familia, de unidad, una mentalidad en la que es importante proteger tu propio espacio, respetarlo, y conservar el entorno en el que vives“.
  • “Me han inspirado las fotos de la asociación sobre las reformas en el barrio, porque muestran que se pueden hacer cosas, que se puede ser productivo, que es posible cuando te unes con otros y trabajas por metas comunes”.
  • “Cuando piensas en una ciudad, al final lo que importan son las necesidades de la gente“.
  • “En la asociación hemos visto varias mujeres, porque las mujeres son constructuras de comunidad“.

El Parque Amate en la Mapping Party

Amate IMJ bikeMapping Party

Los días 24, 25 y 26 de octubre se celebra en Sevilla una iniciativa de cartografía colaborativa para mejorar OpenStreetMap.

OpenStreetMap es un proyecto abierto en el que se comparte información geográfica a través de la participación comunitaria.

La Mapping Party es una concentración de voluntarios para cartografiar una zona determinada de la ciudad. Para ello se proporcionan instrucciones e información sobre herramientas tales como el GPS o algunos programas informáticos y apps útiles para la elaboración de mapas (como OSMTracker).

Jane’s Walk Sevilla ha participado en esta convocatoria con un paseo por el Parque Amate, con la guía de un experto en botánica. Para ello también ha contado con la colaboración de la Asociación de Amigos del Parque Amate, que intenta revitalizar esta zona y contribuir al cuidado de las instalaciones.

El resultado ha sido la formación de un grupo heterogéneo de participantes, con la confluencia de dos discursos diferenciados sobre el Parque Amate: uno más interesado en la diversidad botánica de la zona y otro preocupado por el deterioro del espacio público y las reclamaciones para mejorar el mantenimiento del parque.

El profesor Carlos Romero Zarco lidera un proyecto de inventario de especies leñosas en el Parque Amate. En su presentación ha descrito la variedad de especies y la forma de identificarlas. Con esa información los participantes han contribuido a continuación a completar el inventario de especies botánicas de la zona.

Amate IMJ bike 2En el Parque Amate se encuentran pinos, tipuanas, diversos tipos de palmeras, cipreses, olmos, naranjos, encinas, olivos, magnolios, la variedad brachychiton, pimenteros falsos, jacarandás y árboles del amor, entre otros.

Por su parte, la Asociación de Amigos del Parque Amate defiende que el parque sufre un agravio comparativo con otras zonas de verdes de la ciudad. Por ejemplo, la fuente principal está inactiva y deteriorada, y se ha cerrado el único baño público del parque.

En este sentido, Miriam Márquez Jaén realizó un estudio de los equipamientos, las actividades y el entorno social del Parque Amate, indicando acciones de mejora que podrían contribuir a potenciar el espacio público. Por ejemplo, los vecinos lo utilizan con frecuencia para reuniones y cumpleaños, pese a no existir un equipamiento específico para ello. Un segundo grupo de participantes ha intentando reflejar sobre el mapa las demandas específicas de los vecinos.

Los parques se encuentran entre los elementos del espacio público con más potencial para la interacción social y el desarrollo del sentido de comunidad, entre otras dinámicas comunitarias en contextos urbanos. La cartografía participativa puede resultar útil en:

  • la descripción de la percepción de ambientes por parte de los vecinos,
  • el análisis de itinerarios de actividad física y deportiva,
  • el inventario de escenarios de conducta de los barrios circundantes,
  • el estudio del deterioro físico o social de determinados espacios, o
  • la sistematización de las demandas ciudadanas.

cartel_horizontal-1024x723Para saber más

  • Buenas prácticas en cartografía participativa [pdf]
  • Cartografía participativa y web 2.0 [pdf]

Ciudad y patrimonio industrial

030520144405Los paseos inspirados en Jane Jacobs son una oportunidad para recuperar la ciudad, promover la relación entre los vecinos y hacer oír nuevas narrativas urbanas, en contraste con el discurso oficial sobre la ciudad. Julián Sobrino impartió una lección magistral sobre la Sevilla industrial en un paseo en bicicleta que partió de la estación ferroviaria de Plaza de Armas y terminó en la Real Fábrica de Artillería de Sevilla. El itinerario incluyó paradas en el almacén de maderas del Segura y la lonja de pescado de El Barranco, el puente de Triana, las atarazanas, la Casa de la Moneda y la fábrica de tabacos.

El recorrido se convirtió en un paseo histórico por “la Sevilla ilustrada de Pablo de Olavide” y los esfuerzos de modernización en “la Sevilla de Pickman”. El relato hizo referencia, entre otros muchos temas, a los ferrocarriles pioneros -vinculados a la industria del vino de Jerez-, el transporte de maderas por el río Guadalquivir –con la carpintería de ribera- o la introducción de especies americanas en los proyectos de jardines de Botelou.

En apenas 4 kilómetros del núcleo histórico los paseantes se trasladaron a “la primera industria del tabaco que aparece en el mundo” o a la concentración en el entorno del Puente de Triana en pleno siglo XIX del mercado del Barranco, Sevillana de Electricidad, la fundición y Catalana de Gas. Esto permitió conocer una Sevilla de “ateneos literarios, actividades teatrales y renovación del ambiente urbano con paseos y jardines, junto con la reforma de la Alameda”.

030520144388El tema de fondo fue la relación de la ciudad con su patrimonio. Sevilla tiene mucho suelo industrial desocupado: “si estimamos la superficie del conjunto podría ser el equivalente al 60 por ciento del casco histórico”. Gran parte de las reflexiones de Julián Sobrino se centraron en cómo evitar la privatización del espacio público y conservar el patrimonio industrial: “cuando una fábrica se cierra, el uso del espacio tiene que seguir siendo industrial, para mantener la diversidad de usos y proteger su patrimonio”.

En este marco propuso la creación de “un museo descentralizado de la ciudad” y “parar el proyecto de urbanización de Altadis”. “En Sevilla se podría contar con un espacio destinado a la historia del tabaco o proponer a la UNESCO la protección de un conjunto del siglo XVIII o el patrimonio industrial. El trato que Sevilla da a su patrimonio refleja en parte la difícil relación del mediterráneo católico con el mundo del trabajo”.


Espacios emergentes en Sevilla

El 2 de mayo participamos en el paseo “espacios emergentes en la ciudad de Sevilla” en la primera edición de Jane’s Walk Sevilla. Los paseos forman parte de una celebración internacional en honor a Jane Jacobs, en la que se organizan visitas comunitarias con guías locales.

020520144305La visita se inició por la Casa del Pumarejo, un ejemplo de reivindicación ciudadana sostenida en el tiempo. Se trata del edificio civil más grande de la zona, que fue construido en el Siglo XVIII. Como casa de vecinos se ha enfrentado a continuas dificultades para resistir las dinámicas de gentrificación y la falta de respuesta por parte de las administraciones públicas. Actualmente es un espacio muy activo en el desarrollo de iniciativas comunitarias y, entre otros proyectos, ha promovido la moneda social del Pumarejo. También ha puesto en marcha una plataforma de crowdfunding propia: “lo hacemos nosotras”.

020520144317A continuación visitamos TodoMuta Studio en el espacio artesanal Rompemoldes. Se trata de un conjunto de talleres de diseño, cerámica, escultura, creación textil, arquitectura y artesanía que comparten un núcleo residencial en la calle San Luis. El espacio fue iniciativa del Ayuntamiento y en cada caso cuenta con taller y vivienda integrados. Esta forma de agrupación ofrece oportunidades para el desarrollo de relaciones y para la colaboración en proyectos compartidos: TodoMuta participó recientemente en el diseño de piezas que fueron elaboradas por un taller de cerámicas de Rompemoldes. En este caso los residentes comparten la convivencia y la creación artística.

020520144333Seguimos con lugares para el trabajo artesanal y espacios de trabajo compartido. Tramallol es una cooperativa que, entre otras cosas, permite compartir el espacio de trabajo siguiendo el sistema de coworking. Se basa en una filosofía de “apoyo mutuo y construcción horizontal del espacio”. Se distingue entre el grupo motor, los residentes y otros usuarios puntuales, aunque lo habitual es adaptarse a las necesidades de cada participante. La cooperativa ha puesto en marcha una caja de resistencia, se asienta en la corresponsabilidad de los miembros y ha facilitado el desarrollo de proyectos conjuntos. Una experiencia similar es la del espacio de coworking la bañera, <http://coworkinglabañera.es/> que facilitó la visita al corral de artesanos El Pelícano.

020520144357I do proyect es un taller de artesanías y manualidades que sigue la filosofía del “hazlo tu mismo” (do it yourself). Disponen de una tienda online en la que venden proyectos con el diseño de productos y los materiales necesarios para que el usuario los haga por sí mismo. También hacen talleres presenciales con artesanos, lo que les permite experimentar con el diseño y testear los productos. I Do Proyect responde al interés por hacer objetos con tus propias manos o adaptar los productos existentes a tus necesidades específicas (customizar). La propuesta coincide con nuevas pautas de consumo que se reflejan en un movimiento de blogueros que muestran cómo hacerlo tú mismo.

El recorrido terminó en la librería Un gato en bicicleta. Es una librería especializada en arte que también organiza exposiciones de pintura y representaciones teatrales. Normalmente representan tres obras de 15 minutos (micro-teatro) y el espacio se utiliza también para impartir talleres de creación artística.

020520144368Esta colección de lugares muestra la diversidad de formas en las que se genera el espacio público. Son ejemplos de prácticas emergentes de innovación social.

La resistencia, la reciprocidad, la autonomía y la flexibilidad son algunos de los recursos comunitarios que hacen de estos lugares un entorno con potencial para el desarrollo de relaciones y la formación de comunidades. Cada uno de ellos son escenarios que van más allá de sus propios creadores y generan nuevos recursos para la comunidad.


Paseos por Sevilla

JaneSe han propuesto un total de 15 paseos para la primera edición de Jane’s Walk Sevilla. Se trata de una iniciatva que pretende promover un urbanismo de escala humana. Los días 2, 3 y 4 de mayo pueden realizarse paseos que promueven la vinculación comunitaria y un mejor conocimiento de la ciudad.

En este caso los paseos temáticos abarcan la soberanía alimentaria, el arte, la actividad industrial, el patrimonio cultural y las prácticas comunitarias emergentes, entre otros temas.

La participación es abierta.


A %d blogueros les gusta esto: