Archivo de la categoría: Pobreza

Barrios, violencia indirecta y salud mental

Daniel Kulinski (CC BY-NC-SA 2.0)

Daniel Kulinski (CC BY-NC-SA 2.0)

La violencia es la primera causa de muerte entre los jóvenes de la población negra en Estados Unidos. Además, estar expuesto a la violencia en el barrio de residencia se relaciona con problemas de salud mental, estrés postraumático y problemas de conducta. De acuerdo con los estudios epidemiológicos, la mitad de los jóvenes de barrios pobres en Estados Unidos han sido testigos de la violencia y más de dos tercios han escuchado hablar de incidentes violentos.

Pese a que la prevalencia de la violencia en el barrio tiene en general un impacto en la salud mental de los residentes, esta es mayor mientras más cercana sea la experiencia de la misma. Por ejemplo, la violencia indirecta contra familiares es más perjudicial que la violencia contra extraños; igual que ser testigo de la violencia es un factor de riesgo más fuerte que escuchar hablar sobre la violencia que tiene lugar en el barrio.

Tipos de violencia y roles de género

Un estudio reciente comprobó el impacto diferencial en chicos y chicas de la exposición directa o indirecta a la violencia. La investigación se llevó a cabo con los usuarios de un programa para jóvenes con problemas de conducta en Chicago, y contó con la participación de un padre o tutor de cada joven. Los resultados mostraron el papel moderador del género. Concretamente:

  1. Haber sido víctima directa de la violencia es un factor de riesgo para la salud mental de los jóvenes, con independencia del género, y se asocia significativamente con síntomas de estrés postraumático.
  2. Sin embargo, la exposición indirecta a la violencia –especialmente cuando se trata de miembros de la propia familia- sólo fue un riesgo significativo para la salud mental de las niñas.

Estos resultados pueden relacionarse con la diferenciación de los roles de género: las chicas suelen estar más sujetas al control y la supervisión parental, y es más probable que tengan el papel de cuidadoras en la familia.

Resulta de interés añadir que la supervisión parental suele reducirse progresivamente a medida que los hijos crecen y que el descenso es más acusado cuando los jóvenes están expuestos a la violencia de manera consistente en los barrios desfavorecidos, especialmente en el caso de los chicos.

Implicaciones para la intervención

  • La evaluación clínica debe tomar en consideración las experiencias vicarias de violencia, especialmente en contextos de exclusión social.
  • Debe prestarse especial atención a los barrios desfavorecidos, donde son más probables este tipo de problemas, lo cual aumenta la probabilidad no sólo de ser víctima directa sino de ser testigo de incidentes violentos o incluso estar expuesto a la normalización de la violencia.
  • También se recomienda centrarse en estrategias de resiliencia de carácter compensatorio para los jóvenes en estos contextos.

Referencia del artículo:

Javdani, S., Abdul-Adil, J., Suarez, L., Nichols, S.R., Farmer, A.D. (2014). Gender Differences in the Effects of Community Violence on Mental Health Outcomes in a Sample of Low-Income Youth Receiving Psychiatric Care. American Journal of Community Psychology, 53 (3-4), 235-248. [AJCP]


Los retos de la psicología comunitaria

John Fekner (CC BY-SA 3.0) Broken Promises/Falsas Promesas, Charlotte Street, South Bronx, 1980

Los psicólogos comunitarios han reflexionado desde los orígenes de la disciplina sobre los principios y valores que deben regular su intervención en el ámbito social; el compromiso con los grupos desfavorecidos; las estrategias de transferencia del conocimiento y la efectividad de los programas; y su inserción en el contexto histórico y sociopolítico.

En un trabajo recientemente publicado en el Journal of Community Psychology, Maritza Montero y María Winkler resumen las percepciones de un grupo de expertos iberoamericanos de Psicología Comunitaria sobre (a) los problemas sociales a los que deberán hacer frente en los próximos años, (b) las competencias básicas que serán necesarias en dicho contexto y (c) los retos que ello plantea en la educación y la formación en Psicología Comunitaria.

Algunas de las conclusiones que se derivan de su análisis son las siguientes:

  • La Psicología Comunitaria tiene una fuerte vinculación al contexto, por lo que no puede ignorar que los problemas sociales demandan soluciones que se insertan en un contexto global complejo, donde las crisis económicas y ambientales y los cambios sociales derivados de la inserción de las nuevas tecnologías, generan nuevos contextos de intervención y problemas sociales de naturaleza diversa.
  • Como consecuencia de ello, es necesario ampliar el espectro de los ámbitos clásicos de intervención, yendo más allá de la atención a colectivos desfavorecidos: la calidad de vida y la seguridad en contextos urbanos, la complejidad de la vida moderna y la inserción de las TICs en el contexto sociocomunitario, los problemas ambientales y su impacto en la calidad de vida de las comunidades, entre otros.
  • Las competencias generales y específicas señaladas suelen hacer referencia a la interdisciplinariedad, el aumento del rigor metodológico, el manejo y la incorporación de recursos tecnológicos en la evaluación y la implementación de los programas y el posicionamiento claro ante los problemas sociales, junto al análisis crítico de los contextos sociales y políticos.
  • Se adivina la tensión que apuntan Trickett, Trimble y Allen (2014) entre los modelos clínicos o de la salud y los modelos sociales en la atención a los problemas comunitarios. De forma sorprendente, pocos expertos apuntan a la necesidad de trabajar con la comunidad, y hay pocas referencias explícitas a procesos como la participación, la potenciación o la preparación comunitarias (conceptos clave en los últimos 30 años en la literatura sobre Psicología Comunitaria).
  • En general, hay una visión pesimista sobre el futuro en cuanto al crecimiento de las desigualdades, la pobreza y la exclusión social y, por extensión, sobre cómo la Psicología Comunitaria podrá hacer frente a estos cambios sociales y comunitarios.

Estas reflexiones sobre los retos actuales y futuros de la Psicología Comunitaria, deben servir no solamente para la mejora y la adaptación del rol y el desempeño profesional de los psicólogos comunitarios, sino también de la investigación y la formación en la disciplina. Como planteaban algunos de los expertos entrevistados por Maritza Montero, la Psicología Comunitaria no debe dejar de ser “la conciencia social de la Psicología”, pero sin olvidar sus raíces académicas y científicas.

Referencia:

Montero, M. & Winkler, M. (2014). Iberian and Latin American Ethics in Community Psychology: The Contradiction between Facts and Academician’s Perception. Journal of Community Psychology, 42(8), 997-1014.


Jornada de internacionalización del tercer sector andaluz y la economía social

jornada20anoseapnLa Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Andalucía (EAPN-A) organiza el encuentro sobre Internacionalización del Tercer Sector Andaluz y de la Economía Social. Este evento se enmarca también en el conjunto de referencias al vigésimo aniversario de su creación en Andalucía. La jornada tendrá lugar el próximo jueves 13  de noviembre en la sede de la Fundación Tres Culturas (Sevilla).

Esta organización asume un papel activo en la organización del tercer sector en Andalucía. Su red de asociaciones está compuesta por más de 40 entidades miembro que atienden diferentes sectores de intervención social, movilizan recursos profesionales y de voluntariado y dinamizan las actividades de concienciación ante las diferentes situaciones de pobreza y marginación social.

El programa de la jornada cuenta con experiencias de éxito en el establecimiento de lazos de colaboración internacional por parte de entidades sociales. Para participar es necesario cumplimentar un formulario de inscripción.

Además, la EAPN-A tiene abiertas más iniciativas de sensibilización social, como son los casos del Concurso Infantil de Carteles  y el concurso fotográfico “Movilízate contra la Pobreza y la Desigualdad”.


Qué es la psicología comunitaria

  • Con un fuerte énfasis en la justicia social, la psicología comunitaria hace uso de la investigación orientada a la acción para guiar los programas comunitarios y las políticas que promueven el bienestar. Se centra en los individuos en sus contextos sociales, con el fin de prevenir los problemas antes de que ocurran.
  • Los psicólogos comunitarios trabajan para aumentar la capacidad de las comunidades para hacer frente a problemas fundamentales, y promover el empoderamiento de las personas marginadas como socios de la investigación. Utilizan métodos científicos para estudiar cómo se implementan los programas y las políticas, y para evaluar su impacto.
  • Trabajan para mejorar los sistemas sociales y desarrollar programas que se basan en las fortalezas y los valores culturales. Los psicólogos comunitarios trabajan en universidades, agencias gubernamentales, organizaciones sin ánimo de lucro y empresas de consultoría.
  • La psicología comunitaria tiene por objeto reducir la opresión a través de la investigación, la promoción, la organización comunitaria y el cambio político. Aprende más sobre el tema en scra27.org y descubre cómo puedes marcar la diferencia.

Cuatro barrios en la frontera del Tamarguillo

This single-use residential subdivision block is devoid of any urban amenities.

Alex S. MacLean (2009). Desert Housing Block, Las Vegas, Nevada.

El bloque de viviendas de la imagen corresponde a un asentamiento urbano en el desierto de Nevada. Forma parte de la colección de fotos aéreas de Alex S. MacLean, de la serie “tierras áridas”. Es una pequeña ciudad de Las Vegas, de impecable diseño, sitiada por la arena en un entorno inhóspito y deshabitado. Pese a la singularidad de este poblamiento, gran parte de la investigación sobre el sentido psicológico de comunidad parece haberse inspirado en este arquetipo de vida urbana. El estudio de las dinámicas de cohesión e identidad en los barrios, los ha considerado tradicionalmente como apiñamientos homogéneos, con fronteras definidas, respecto a los cuáles se determina de manera unilateral el sentimiento de pertenencia de los individuos.

Sin embargo, la realidad suele ser más compleja. Cada barrio está abierto a su entorno y se ve influido por él. Con frecuencia los límites son difusos o se producen solapamientos entre áreas residenciales. La combinación de múltiples sentidos de pertenencia y las relaciones entre barrios forman parte de la vida urbana moderna. Veamos un ejemplo a continuación.

Relaciones entre barrios

La ronda del Tamarguillo en Sevilla constituye -en una parte de su recorrido- una frontera social y geográfica entre Tres Barrios, por un lado, y Nervión y Ciudad Jardín, por otro. Los Pajaritos, Candelaria y Madre de Dios –conocidos como Tres Barrios- son sectores de promociones de viviendas públicas con una elevada prevalencia de problemas sociales. Se trata de vecindarios con zonas deterioradas, con pocos comercios y escasos lugares de encuentro. Al otro lado, Nervión y Ciudad Jardín corresponden en cambio al ensanche urbano de barrios burgueses y residenciales. La manzana de Nervión más próxima al Tamarguillo concentra la mayor parte de los pequeños comercios en la zona -dando lugar a un área activa y populosa-, mientras que Ciudad Jardín es un barrio más tranquilo y menos transitado.

El antiguo cauce del Tamarguillo separa a la población por condiciones materiales de vida de manera diferenciada. Sin embargo, pese a las barreras y dificultades, constituye un espacio de confluencia. La manzana de Nervión más próxima al Tamarguillo es un espacio de encuentro para los residentes de Ciudad Jardín y Tres Barrios. La avenida Marqués de Pickman es el eje comercial y comunitario de este bloque de viviendas. El mercado, los puestos ambulantes al aire libre, los bares y los pequeños establecimientos comerciales son los lugares donde la población de los cuatro barrios tiene la oportunidad de coincidir. También es una vía de paso desde los barrios populares hacia el centro de la ciudad.

Los colegios constituyen también escenarios de contacto entre las familias. Por ejemplo, en algunos centros educativos coinciden las capas populares de Tres Barrios con población acomodada de Nervión. Esto le da a la zona de Nervión Viejo el carácter de espacio de transición urbano y demográfico. También muestra la complejidad de las barriadas de promoción social, como Los Pajaritos o Candelaria, donde una parte de la población pone en marcha estrategias más o menos exitosas de apalancamiento y ascenso social. Es el tipo de dinámicas que se entienden mejor cuando atendemos a cómo cada barrio se relaciona con su entorno, lejos de concebirlo como una isla en el desierto.

 


Segregación urbana y exclusión en Sevilla

6999804427_6e7c57bea9

Polígono Sur

Hoy 2 de abril se ha presentado el libro “Segregación urbana y exclusión social. El paradigma Polígono Sur” de Francisco José Torres Gutiérrez en la Oficina de la Comisionada para el Polígono Sur.

Este trabajo analiza las dinámicas de la pobreza, la marginación y la exclusión social en el contexto urbano de Sevilla, mostrando cómo todos ellos convergen en el caso del Polígono Sur.

En la investigación destacan como contribuciones originales (a) la descripción de la conformación de las desigualdades urbanas en Sevilla a lo largo de la historia y (b) la tipología de barrios desfavorecidos. Esto proporciona (c) un marco de referencia para entender el caso paradigmático del Polígono Sur y (d) aporta observaciones de interés para ajustar las estrategias de intervención a los contextos de marginación específicos.

Del casco antiguo al ensanche, la autoconstrucción y los polígonos

El relato histórico permite entender la estructura de la ciudad actual a partir de su emplazamiento geográfico y las diferentes etapas de crecimiento urbano. Sevilla se organiza en torno al Guadalquivir, que cruza la ciudad de norte a sur, y el eje este-oeste subregional de la carretera de Alcalá de Guadaíra a Huelva. Los elementos neurálgicos y simbólicos se concentran en la mitad sur del casco antiguo, que en los momentos de mayor auge de la ciudad –cuando es un nodo central en las redes de comercio internacional del Siglo XVI- aglutina los espacios de poder político, religioso y económico.

Desde el núcleo histórico, Sevilla crece a lo largo del siglo XX (a) a partir de los ensanches en barrios burgueses y residenciales, (b) con núcleos de auto-construcción en el extrarradio y (c) con barriadas de promoción pública y polígonos de viviendas sociales.

A partir de este relato se puede reconocer la conversión de algunos barrios en museos (Santa Cruz), los procesos de gentrificación (Triana), el papel de barrera de las vías del tren (actualmente entre Bami y Polígono Sur, antes en San Bernardo), la existencia de fronteras socio-geográficas como la Ronda del Tamarguillo, o la aparición de urbanizaciones cerradas en la periferia de la ciudad.

Cinco tipos de barrios

El estudio distingue cinco tipos de barrios desfavorecidos, que agrupan en categorías las diferencias sociales y territoriales más significativas:

  • Arrabales del casco histórico. Con población envejecida y viviendas antiguas, pocas zonas verdes y congestión. El precio del suelo y el turismo influyen en las dinámicas de gentrificación, su conversión en museos o la degradación física. Es el caso del entorno de la Alameda y algunas zonas de Triana y San Roque.
  • Núcleos de autoconstrucción. Levantados en suelo rústico a partir de oleadas de inmigrantes rurales. Con deficiencias en infraestructura. Sus orígenes han conformado un espacio social cohesivo e integrado, con un fuerte sentido de pertenencia, que se traduce en capacidad de resistencia y de adaptación. Por ejemplo, el Cerro del Águila, la Bachillera o los Carteros.
  • Asentamientos mixtos del extrarradio. A medio camino de los núcleos de autoconstrucción y las barriadas de promociones públicas. Emplazados en vías de comunicación de salida de la ciudad. Mezclan usos rurales originales con ubicación de “casas baratas” más tarde. Por la necesidad de reivindicar recursos y la atención a sus necesidades, cuentan con tradición de organización vecinal y participación comunitaria. Es el caso de San Jerónimo, Torreblanca y Bellavista.
  • Barriadas de promociones públicas. Construidas como unidades homogéneas y autónomas, ahora antiguas y deterioradas. Coincide una gran densidad poblacional con pocos lugares de encuentro. Suelen padecer problemas de desempleo, desestructuración familiar, abuso de drogas. Constituida por población originalmente pobre. Con cierta cultura de barrio popular. Han recibido un porcentaje significativo de inmigración reciente. Es el caso de Amate, Juan XXIII y Tres Barrios.
  • Polígonos de viviendas sociales. Edificios en altura, con pocos espacios para la vinculación comunitaria y formados por colectivos realojados, desplazados e inmigrados. Los edificios existen antes que las relaciones entre vecinos y se convierten en “contenedores” de población excedente. El diseño urbano se traduce en falta de percepción de control por los habitantes, pocos espacios públicos o lugares de encuentro y falta de referentes simbólicos o de una historia compartida. Es el caso del Polígono San Pablo (con mejores indicadores de sociabilidad e identidad positiva), el Polígono Norte y el Polígono Sur.

Una de las virtualidades de esta tipología es adaptar la intervención social a las peculiaridades de cada contexto comunitario. Por ejemplo, en el libro se relata cómo la misma estrategia de cerramiento de los bajos de los bloques –para incidir en la delincuencia y el tráfico de drogas- dio lugar a resultados diferentes en el Polígono Sur y en el Polígono Norte. Las condiciones de la población configuran contextos de preparación comunitaria diferentes que hacen que una misma acción no resulte igualmente efectiva.


Qué resulta efectivo en la reducción del trabajo infantil

Hoy concluye la exposición organizada por la OIT en la Estación de Santa Justa en Sevilla, que ha mostrado el impacto positivo de las políticas contra el trabajo infantil en la última década. Las regulaciones internacionales, la educación obligatoria y la reducción de la pobreza están entre los elementos centrales.
*

A continuación puedes descargar un pequeño artículo en el que describimos algunas de las acciones que han resultado efectivas a lo largo de dicho período:

  • Elementos centrales en la reducción del trabajo infantil: acceso a una educación universal de calidad, transferencia condicionada de efectivos y coaliciones de agentes sociales [pdf]

Como documentación complementaria puedes consultar:


Participación para la inclusión y la transformación social

librodelarivaEl próximo día 5 de marzo de 2014 se presentará en Madrid el libro “Participación para la Inclusión y la Transformación Social”, resultado del Foro de Debate organizado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-ES).

Esta publicación ha sido coordinada por Fernando de la Riva, del Equipo CRAC , y también conocido por promover  www.tangente.coop y www.redasociativa.org.

El acto contará con la presencia de Carlos Susías, presidente de EAPN-ES, Javier Salgado, participante en la publicación, y Rosalía Guntín, vicepresidenta de EAPN-ES y representante del grupo de entidades estatales de la Red.


Vallas donde vayas: alternativas a los muros y la exclusión

La East Side Gallery es una galería al aire libre sobre restos del Muro de Berlín,  un escenario junto al que el fotógrafo Kai Wiedenhöfer expone durante una buena parte de 2013 la obra WALLONWALLun recorrido por diferentes muros que separan fronteras y personas y que el autor denuncia a través de estas imágenes estampadas en piedra desde el 2006 por los siguientes territorios:

vallamelilla
 Bagdad [700 km]
Corea del Norte |Sur [248 km]
Chipre | Línea Verde [180 km]
Estados Unidos | México [3141 km]
Ceuta y Melilla | Marruecos [8+13 km]
Israel | Territorios Palestinos Ocupados [703 km]
Belfast | Líneas de Paz  [15 km]
El Telón de Acero  [1378 km]

En 2009, el canal británico BBC publicó una serie de reportajes titulados Los muros que no han caído en el que también dedicaba una sección específica a casos como el del Sáhara Occidental y las vallas de Ceuta y Melilla, entre otros. Este último caso continúa de enorme actualidad tras los últimos intentos protagonizado por cruzar la valla [ver video huffingtonpost] , y que no hacen sino poner de relieve el contexto de exclusión social y vulneración sistemática de derechos humanos a ambos lados de estas construcciones, tal y como fueron denunciadas por entidades como Amnistía Internacional [ver informe].

Diferentes iniciativas tratan de poner el acento en la respuesta ciudadana ante las desigualdades sociales y económicas de fondo, y ante las que la construcción de este tipo de muros resulta insostenible desde un enfoque de derechos humanos. De un lado, entidades como la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía [APDHA] organiza el próximo 6 de octubre de 2013 la IX Caravana Valla de Ceuta, una llamada de atención sobre el fenómeno migratorio motivado por condiciones de pobreza y marginación.

Desde otro punto de vista, se trata de fomentar un mayor compromiso ciudadano por la arquitectura sostenible, la participación de la ciudadanía en la configuración de nuestro entorno y un mayor énfasis por construir ciudades desde valores como la responsabilidad, la salud y la activación del espacio urbano desde el plano cultural y social. El 9º Foro: PLANETA HUMANO, PLANETA URBANO, organizado por la Universidad Internacional de Andalucía [UNIA]  y la Junta de Andalucía los próximos 9, 10 y 11 de octubre de 2013 abordará aspectos como la gestión social de las ciudades, la habitabilidad y la participación ciudadana.

Más información:

  • Video sobre la exposición WALLONWALL [ver aquí]
  • Especial “Los muros del mundo”, del programa [Paises en Conflicto], de Radio 5, emitido el 29/04/2009 [oír aquí]
  • Programa La Ciudad Amable, promovido por la Junta de Andalucía [ver aquí]

Foro Generando una Ciudadanía Participativa desde una Europa diferente

foroeuropeopermanente

La Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-A) organiza el próximo día 30 de septiembre en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla el I Foro Europeo Permanente. Generando una Ciudadanía Participativa desde una Europa diferente, dedicado expresamente al papel de las ONG, los  colectivos sociales y el voluntariado.

El encuentro está pensado tanto para personas voluntarias, miembros de ONG, la comunidad investigadora y, en general, personas vinculadas o con inquietudes por participar en la vida asociativa.

El programa de la sesión pretende abordar las siguientes líneas temáticas:

  1. La realidad actual de la participación ciudadana: avances, retrocesos y retos
  2. El Tercer Sector: participación y democracia interna y externa
  3. Las implicaciones y consecuencias directas de procesos participativos reales y efectivos

Puede ampliarse información en el portal web de la EAPN-Andalucía, donde cumplimentar el formulario de inscripción.


A %d blogueros les gusta esto: