Archivo de la categoría: Juventud

Sistematización de buenas prácticas educativas contra la violencia de género

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Secretaría de Educación Pública de México (SEP) han editado un informe de “Sistematización de buenas prácticas internacionales, prioritariamente de América Latina, relacionadas a intervenciones de carácter artístico, cultural y deportivo para disminuir y erradicar la violencia de género en escuelas primarias y secundarias”.

En dicho informe se propone la sistematización de 17 prácticas, programas e iniciativas educativas que tengan entre sus componentes la prevención de la violencia en niños, niñas y adolescentes y en los que el arte, el deporte y las experiencias extracurriculares en el contexto educativo tengan especial relevancia. De cada una de las iniciativas se destaca el nombre del proyecto, su contexto, el alcance, la descripción de la intervención, los resultados obtenidos y las conclusiones que se pueden obtener para el sector educativo en México. Además, el documento propone lecciones aprendidas y recomendaciones, extraidas de estas experiencias, para la intervención en este ámbito.

Entre las experiencias recogidas se incluye el programa de prevención del trabajo infantil en el contexto educativo “Edúcame Primero, Colombia”. Algunos de los elementos que se destacan del programa son:

  • La integración de padres, madres y docentes en el desarrollo e implementación del programa como forma de dar continuidad al programa en los contextos educativo, familiar y comunitario.
  • La participación de niños y niñas no escolarizados y habitualmente descartados de los programas de intervención en el contexto del centro escolar.
  • La distinción en el programa de resultados individuales y grupales, como forma de reflexionar de forma más precisa sobre el impacto del programa.
  • La eficiencia del programa teniendo en cuenta el presupuesto, la cobertura y los resultados finales.
  • La coordinación y cooperación entre Estado, Sociedad civil y la iniciativa privada.
  • La participación clave de la universidad, lo que permitió mejorar la sistematización y la evaluación de la iniciativa.
  • La utilización del contexto, los recursos y la infraestructura escolar fuera del horario de clase.

La intervención en el trabajo infantil doméstico

Doméstico1

De trabajo doméstico

El trabajo infantil doméstico es una modalidad de trabajo infantil de difícil evaluación y cuantificación, debido en parte a la invisibilidad de este tipo de trabajos que se realizan en el interior del hogar familiar o en hogares de terceros. Por otro lado, en ocasiones, las legislaciones sobre condiciones laborales en general y las restricciones sobre el trabajo infantil, no suelen tener en cuenta este tipo de actividades laborales. En 2008, la Fundación Save the Children publicó un informe en el que indicaba que más de 50 millones de niños y niñas en todo el mundo se dedicaban a actividades laborales domésticas, de los cuales, 10 millones lo hacían en condiciones de esclavitud o relacionadas con las peores formas de trabajo infantil.

En este informe se apuntan a algunas de las principales características de este tipo de trabajos:

1. Como hemos mencionado, tienen lugar en el ámbito privado del hogar. Ello aumenta su invisibilidad, además de dificultar su inclusión en la agenda de las políticas y programas nacionales e internacionales de lucha contra el trabajo infantil.

2. Suele ser un tipo de trabajo social y culturalmente aceptado en muchas ocasiones, sobre todo cuando se desempeña en el hogar familiar. Incluso cuando se desarrolla en hogares de terceros, los padres suelen tener la convicción de que enviar a sus hijos e hijas a los hogares de personas con mayor estatus social o mayor capacidad económica, supone mejores oportunidades de futuro para ellos.

3. Afecta en mayor medida a las niñas que a los niños. De hecho, en diversos estudios se apunta a que más del 80 por ciento del trabajo infantil doméstico lo desempeñan niñas entre los 6 y los 17 años.

car-plnacha-11-04-03

2

Intervención en el trabajo infantil doméstico

A pesar de las dificultades mencionadas, se pueden encontrar experiencias que han tenido como población objeto, los niños y niñas dedicados a actividades laborales en el hogar. Por ejemplo, la OIT en América Latina y el Caribe diseñó y difundió cuñas radiofónicas que tenían como objetivo la sensibilización sobre diferentes formas de trabajo infantil. Una de ellas, llamada Soledad, hacía referencia explícita al trabajo infantil en el hogar.

Por otro lado, en Colombia, entre 2002 y 2010 se llevaron a cabo un conjunto de programas de intervención en trabajo infantil, entre los que se encontraba el programa de “Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil Doméstico en Hogares de Terceros”. Este programa tenía como principales objetivos el cambio cultural en la percepción del trabajo infantil por parte de la sociedad colombiana en general y de forma específica entre los funcionarios de las instituciones y administraciones de atención y protección al menor (entidades de protección infantil, profesores y personal de los centros educativos, padres y madres, etcétera). Para ello se utilizó una estrategia de comunicación y sensibilización mediante materiales audiovisuales y otra consistente en la organización de talleres con diferentes agentes sociales.

Finalmente, una propuesta interesante es el de la publicación promovida por la OIT y el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, “Trapitos al Sol”. Se trata de una experiencia similar a otras ya comentadas, consistente en dar voz a los niños y niñas trabajadores, en esta ocasión dedicados a actividades domésticas. Lo interesante en este caso, es que se tienen en cuenta las experiencias tanto de niños y niñas, como de adolescentes y adultos que en su infancia tuvieron que trabajar bien en el propio hogar o bien en hogares de terceros en forma de servidumbre.


Los Programas de Transferencia Condicionada de Efectivo y el Trabajo Infantil

Los Programas de Transferencia Condicionada (TCE) son un conjunto de iniciativas cuyo objetivo fundamental es la reducción de la pobreza y los efectos asociados a la misma a medio y largo plazo. La idea es simple: ofrecer incentivos monetarios a las familias en situación de pobreza a cambio de que inviertan en capital social y humano, por ejemplo, llevando a sus hijos a centros de salud, a la escuela u otras instituciones públicas y de atención y protección social.

Es decir, los programas, más allá de tratar de romper una situación actual de pobreza que suele ser compleja, con una naturaleza multicausal y necesitada de una intervención integral, sirven como estrategias de prevención primaria, para evitar la perpetuación de este problema en sucesivas generaciones, mediante el fomento de la inversión en los hijos e hijas de estas familias y asegurando unas condiciones mínimas de educación, salud y nutrición. Evidentemente, el ofrecimiento de un recurso económico tiene consecuencias positivas en la economía familiar, sin embargo, los objetivos de los programas van más allá del concepto de subsidio, tratando de movilizar a la familia para que pueda superar su situación de pobreza.

Los TCE han tenido una amplia difusión en América Latina, sirviendo principalmente Colombia, México y Brasil como modelos para su aplicación en otros países de la zona. Además ha sido ampliamente analizados desde instituciones como el Banco Mundial y han sido valorados por medios de comunicación como The Economist, lo que ha permitido su difusión en los últimos años a otras partes del mundo.

TCE y Trabajo Infantil

Respecto al trabajo infantil, se ha debatido bastante acerca del impacto que este tipo de programas de incentivos ha tenido sobre la reducción del trabajo infantil. Por ejemplo, en una nota de hace unos meses en la Red LACTI, Carla Cueva, Ex-viceministra de Desarrollo Social en Honduras, apunta a que es la condicionalidad asociada a las ayudas recibidas, lo que hace que la familia tome conciencia de que la educación, la salud y el desarrollo de sus hijos e hijas es una inversión de futuro para ellos. Apunta además a que existen evidencias de que la aplicación de este tipo de programas, aun cuando no lo tenga entre sus objetivos, consigue reducir las tasas de trabajo infantil en aquellas zonas en las que se aplica.

Una de las ideas subyacentes a este efecto es que el aumento de la participación en actividades escolares, provoca una disminución de la dedicación a actividades laborales. Aunque en este caso solamente se menciona el aumento de la escolarización y no la mejora de la experiencia y la calidad educativa, es evidente que tendrá un efecto protector sobre la dedicación al trabajo, tal y como hemos apuntado en otras ocasiones.

La constatación del éxito de los TCE sobre el trabajo infantil debe tener en cuenta no obstante la complejidad de este problema. Es evidente que un aumento de la escolarización de los niños y niñas tendrá un efecto protector respecto al trabajo infantil, pero se debe partir de la base de que en pocos casos los objetivos de estos programas se traducen en una mención explicita al compromiso de la retirada de los niños y niñas de las actividades laborales. Normalmente se han centrado en la salud y la educación, como elementos de inversión en capital humano, que tendrán una repercusión positiva a medio y largo plazo en diversas esferas de sus vidas.

En este sentido, se ha apuntado a que la efectividad de los programas de transferencia de efectivo sobre el trabajo infantil, dependerá de su vinculación a otras estrategias como el aumento de la calidad de los servicios educativos (desde el momento en que mejora la experiencia educativa del menor que ejerce un efecto de atracción hacia el centro educativo), la creación de programas extracurriculares (que complementeny refuercen la enseñanza en la escuela, como los Espacios para Crecer (pdf) del Programa “Edúcame Primero Colombia”) o la creación de intinerarios educativos adecuados a las diferencias individuales y culturales (y que tengan en cuenta la adecuada inserción laboral de los adolescentes que finalicen la enseñanza obligatoria, como en el caso de los Espacios para Emprender).

El Programa “Familias en Acción” en Colombia

familias-accionEn Colombia, la aplicación de esta estrategia se realiza a través del programa “Familias en Acción”. Este programa está dirigido a familias registradas en el sistema SISBEN, a familias desplazadas y familias indígenas. El funcionamiento es similar al de otros países: se otorgan incentivos económicos a la familia, en función de la adopción de compromisos relacionados con la educación y la salud de los hijos e hijas. Precisamente el programa otorga dos tipos de subsidios. Un subsidio de salud para familias con hijos menores de 7 años (con el compromiso de acudir a los controles de salud establecidos) y un subsidio de educación (condicionado a la asistencia del hijo o hija al 90 por ciento de las clases en el centro escolar). El programa “Familias en Acción”, incluye entre sus objetivos la facilitación y el reforzamiento de estrategias sectoriales, que, aunque no forman parte de los contenidos del programa, si se verán beneficiados por los incentivos condicionados. Las estrategias sectoriales mencionadas son la erradicación del trabajo infantil, la atención a la discapacidad, la atención integral a la primera infancia y la prevención del embarazo adolescente.

Éxito y futuro de los TCE

Los resultados positivos son claros en la aplicación de los programas de transferencia condicionada en los países latinoamericanos. En el caso de Colombia, Brasil y México se han alcanzado tasas de cobertura de la población en situación de pobreza de más del 50 por ciento. En el tiempo de aplicación, se han producido mejoras en la calidad de vida, en los indicadores de educación y de salud de la población beneficiaria de estos programas. Hay evidencias de impacto de los programas en la reducción del trabajo infantil en países como Nicaragua o México, aunque no existen en el caso de otros programas de gran cobertura y magnitud como en Colombia, Chile o Brasil. Incluso, los programas han ayudado a la bancarización y la regularización de la economía en muchos casos (debido a las transferencias bancarias de los incentivos) con el efecto del aumento de acceso al crédito y los servicios financieros de familias y comunidades excluidas socialmente.

Sin embargo, el éxito palpable en determinados indicadores puede hacer que se termine considerando a este tipo de programas como la panacea contra la pobreza y la exclusión social. De hecho, algunas de las críticas recientes que ha recibido este modelo de intervención tienen que ver con el sistema empleado y la carencia de objetivos complementarios. Por ejemplo, en algunos casos se plantea que se está institucionalizando un sistema de subsidios que puede generar en muchas familias una dependencia económica de estos fondos, al margen de los beneficios a largo plazo planteados. Por otro lado, en muchos casos, la carencia de objetivos específicos referidos a problemas derivados de la pobreza como el trabajo infantil, hace que en ocasiones se termine confiando demasiado en el impacto del programa derivado de la escolarización y la salud. Finalmente, algunas críticas se dirigen al intento de crear concienciación en las familias sobre la importancia de la educación y la salud de los hijos a base de incentivos monetarios sin ningún tipo de intervención complementaria.

De hecho, actualmente determinadas instituciones piensan que una continuación de la expansión de los TCE es innecesaria y que sería recomendable pasar a una segunda generación de TCE, en el que el impulso a la escolarización y la atención sanitaria (la cobertura) se vea acompañado también de la mejora en la calidad de los servicios, que como consecuencia de estos programas han visto aumentada su demanda, de forma que el impacto en la población de estos incentivos sea aun mayor.


II Jornadas Por los Buenos Tratos contra la violencia sexista

porlosbuenostratos

Acción en Red es una ONG que concentra sus esfuerzos en promover iniciativas comunitarias en el ámbito de la igualdad de género, la integración social de población inmigrante y la promoción de la participación ciudadana y el voluntariado, entre otros.

Fomenta iniciativas de sensibilización, concienciación y capacitación en diferentes contextos. Así, en el marco de la formación a estudiantes universitarios, Acción en Red organiza las II Jornadas Por los Buenos Tratos contra la violencia sexista, que tendrán lugar los próximos 6, 7, 8, 14, 15 y 16 de mayo de 2013 en la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Sevilla.

El programa de las jornadas [ver aquí] combina exposiciones teóricas con mesas redondas y talleres prácticos. Las sesiones trabajarán aspectos emocionales y fundamentos para la convivencia en relaciones desde la igualdad. También se debatirán aspectos de riesgo y de protección frente a la violencia sexista. La última parte de las jornadas se dedican a la intervención en conflictos y a la definición de estrategias de intervención frente a la violencia sexista.

Durante las sesiones también se ocuparán aspectos relacionados con estereotipos y roles de género en el cine. Además, se realizará un debate con las personas participantes a partir de la visualización del cortometraje  Hechos son amores“, dirigido por Carlos Crespo.

Más información

  • Acciónenred es un centro colaborador con la Facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla. Estudiantes del Máster en Psicología de la Intervención Social y Comunitaria  realizan prácticas en esta entidad. Recientemente, participaron en la sistematización de la práctica del Programa “Por los Buenos Tratos”  VerBarrera, A. O., De la Llave Rodríguez- Parets, M. O, Durán, L. A. Moreno, F. & Pedro, A. M. [pdf]
  • El programa Por los Buenos Tratos cuenta con un blog propio en el que se ofrecen oportunidades de colaboración con el programa y se ofrecen recursos de interés en materia de violencia sexista en parejas de jóvenes [ver aquí]

Red andaluza de comunidades de aprendizaje

comaprendizaje

El pasado 15 de marzo entró en funcionamiento la Red Andaluza “Comunidades de Aprendizaje”, con el propósito de “compartir recursos, experiencias e iniciativas llevadas a cabo por los centros en el desarrollo de sus proyectos.”

Las comunidades de aprendizaje responden a la inquietud  por crear espacios de colaboración y diálogo compartidos entre el centro educativo y la comunidad. La participación en la toma de decisiones, la conexión del proceso educativo con los recursos de la comunidad y la transformación social del entorno son algunas de las notas definitorias de las comunidades de aprendizaje, en la que participan el profesorado, alumnado, asociaciones de madres y padres, entidades y recursos comunitarios.  Las comunidades de aprendizaje ofrecen sugerentes oportunidades de participación por parte de grupos de investigación universitarios de cara a promover dinámicas de transferencia de conocimientos entre la teoría académica y práctica educativa.

La Red Andaluza “Comunidades de Aprendizaje” ofrece en su sitio web una sección de recursos, donde encontrar información de interés sobre temáticas como voluntariado y familia, la creación y funcionamiento de comunidades de aprendizaje o el trabajo en grupos, entre otros. Igualmente, contará con un banco de experiencias y una agenda con cursos de formación.

Jornadas informativas sobre Comunidades de Aprendizaje

Los próximos 8 y 10 de abril de 2013 tendrán lugar en Málaga unas jornadas informativas sobre comunidades de aprendizaje, donde se combinarán conferencias marco con exposición de buenas prácticas por parte de participantes en comunidades de aprendizaje.

Para saber más:

  • El portal www.comunidadesdeaprendizaje.net  también ofrece recursos de interés en torno al fenómeno de las comunidades de aprendizaje.
  • En la categoría aprendizaje-servicio del blog e-voluntas también pueden localizarse experiencias de colaboración entre la comunidad educativa y la participación de la sociedad civil en dinámicas de transformación social.

II Ágora de expertos. Ciudadanía e infancia

agoraexpertos2La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Andalucía organiza el próximo 11 de abril en Sevilla la segunda edición del Agora de expertos – generando una ciudadanía participativa desde la infancia. El papel de las ONG y el voluntariado. 

El evento combina sesiones plenarias con grupos de trabajo en torno a las siguientes áreas: (1) La educación como medida fundamental contra la exclusión social; (2) La participación y el voluntariado infantil y juvenil como parte de la solución; (3) Igualdad de oportunidades en la infancia: Programa CaixaProinfancia; y (4) El II Plan Estratégico Nacional de Infancia y su aplicación en los territorios

El plazo de inscripción finaliza el próximo domingo 7 de abril [inscripciones aquí].

El programa está disponible en el siguiente enlace [ver aquí]


Una vida digna para todos

Acabar con la pobreza y dar al mundo un futuro sostenible  es el título de la Comunicación que la Comisión Europea ha elaborado recientemente [COM 2013 (92) final]El documento revisa el marco de la contribución de la UE en el contexto del cumplimiento de los Objetivos del Milenio  de Naciones Unidas y de los resultados de la conferencia RIO + 20.

Esta comunicación aborda temas críticos para la redistribución de la riqueza a escala internacional: la pobreza extrema, el desempleo, las diferencias de género o el cambio climático, entre otros. De manera somera, realiza un breve resumen, a modo de balance, de lo realizado hasta ahora, como el caso de la mejora en las condiciones de acceso a agua potable de la población mundial, mejoras en los niveles de alfabetización y el descenso en el contagio del VIH, por citar algunos.

De fondo, el documento vienen a definir la posición geoestratégica de Europa ante los retos del desarrollo internacional. Los Objetivos del Desarrollo del Milenio han de ser revisados y Rio + 20 puso sobre la mesa la idoneidad (si no urgente necesidad) de redefinir el actual  modelo de crecimiento orientándolo hacia una visión más sostenible no solo términos económicos. La sostenibilidad ambiental es una estrategia útil para combatir la pobreza, mientras que el desarrollo sostenible es un argumento de peso para revisar el marco de la cooperación internacional, dotando de instrumentos para medir su eficacia y su coherencia con valores de justicia social y derechos humanos.

La Comunicación completa está disponible en el siguiente enlace: [ver aquí]

Condiciones de vida de la población infantil en la Unión Europea

pobrezachildren

 

La comunicación de la Comisión coincide en el tiempo con la publicación por parte de Eurostat de uno de sus informes periódicos dedicado al estudio de las condiciones de vida de la población europea.

El informe considera que el riesgo de exclusión social ha aumentado en la media de los 27 estados, y especialmente en la población infantil y juvenil, con perspectivas más difíciles de empleabilidad futura y, por consiguiente, de pobreza y exclusión.

El indicador utilizado, denominado AROPE, es definido como el conjunto de la población con, al menos, una de estas tres condiciones: (1) en riesgo de pobreza, esto es, justo por debajo de su umbral; (2) en situación de privación material severa; y (3) vivir en un contexto familiar de escasa intensidad laboral (medido a partir de los meses trabajados por parte de miembros familiares en edad activa).

Algunos resultados del informe son los siguientes:

  • Familias monoparentales numerosas con niños a su cargo son identificadas como el grupo poblacional con más alto riesgo de exclusión
  • Alrededor del 45% de los hogares con baja o muy baja intensidad laboral con niños/as a su cargo se encuentran en riesgo de pobreza.
  • Cerca de la mitad de los niños cuyos padres no lograron finalizar educación secundaria están en riesgo de pobreza.
  • Los niños de origen inmigrante también presentan más riesgo de pobreza.
  • El 18% de los niños que viven en familias monoparentales conviven en una situación de privación material severa.

El informe completo está disponible en el siguiente enlace  (en inglés)  [ver aquí]

También en e-voluntas hemos comentado iniciativas de atención a la infancia en materia de migración y trabajo infantil en programas de cooperación al desarrollo entre Europa y Latinoamérica [ver aquí].


Cuentos solidarios y creatividad en educación

La Federación Catalana de Voluntariado Social agrupa a más de 270 entidades de voluntariado. La sensibilización en valores solidarios y de participación es una de sus líneas de actuación, donde se ubica el 4º Concurso de Relatos de Voluntariado Social, un certamen abierto a la participación de personas voluntarias en entidades sin ánimo de lucro.

El plazo de presentación de propuestas finaliza el 22 de marzo de 2013. Las bases del concurso están disponibles en catalán [ver aquí] y en castellano [ver aquí].

La producción de creaciones artísticas se está convirtiendo en un recurso empleado para fomentar la reflexión en torno a valores solidarios por parte de la población juvenil. Recientemente, la Plataforma de Voluntariado de España ha organizado dos iniciativas que tratan de conectar expresiones de solidaridad interpretadas por la juventud con el talento literario, el dibujo o la fotografía. Nos referimos al certamen juvenil VoluntariARTE y el certamen de sensibilización sobre voluntariado “Correveidiles”, este último más orientado hacia la elaboración de producciones multimedia.

El certamen literario escolar andaluz: “Solidaridad en Letras”

certamenliterario

El caso de “Solidaridad en Letras” es, probablemente, una de las iniciativas de más trayectoria en el terreno de la educación formal en valores de la última década.  Organizada por la Junta de Andalucía, esta actividad permite la reflexión en el aula en torno a la solidaridad a través de relatos breves y dibujos elaborados por sus jóvenes protagonistas.

Cada año se seleccionan alrededor de 45-50 textos que son editados y de libre acceso. Después de 10 ediciones, el programa cuenta con una sólida base de datos de cuentos solidarios con un alto potencial de aplicación dentro y fuera del aula. La comunidad educativa en su conjunto (alumnado, profesorado, madres y padres) junto con organizaciones comunitarias que trabajan la educación en valores, tienen a su disposición un material ajustado a la visión de la vida social y participativa de la población juvenil.

En suma, estas iniciativas vienen a poner sobre la mesa la idoneidad de profundizar el trabajo en valores tanto en la educación formal como informal. El aprendizaje de competencias para la participación ciudadana en el seno del itinerario educativo es aún un terreno por explorar y en el que el voluntariado puede desempeñar un rol activo como puente entre la teoría y el ejercicio práctico de valores solidarios.

Los libros de cuentos están disponibles en el siguiente enlace: [descargar aquí]


Recursos para la juventud en Europa: programa SALTO-YOUTH

salto-youth

El programa SALTO-YOUTH se enmarca dentro de la iniciativa europea Juventud en Acción.

SALTO-YOUTH es un centro de recursos virtual para el aprendizaje, la innovación y el empleo juvenil a través del intercambio de conocimientos y experiencias en seis grandes bloques:

1. Diversidad cultural. Se ofrece una agenda de eventos, materiales de educación en valores y documentos básicos para comprender la diversidad cultural en Europa.

2. Integración con Europa del Este y región del Cáucaso. Ofrece actividades complementarias para el trabajo cooperativo entre países, herramientas de evaluación, documentos para formadores y memorias anuales.

3. Cooperación Euromediterránea. Ofrece un extenso catálogo de publicaciones (inglés y francés), herramientas multimedia de formación y una guía de buenas prácticas a partir de los intercambios entre entidades.

4. Inclusión y empleo. Sección del portal especializada en un banco de buenas prácticas y materiales dirigidos a trabajar con población juvenil en riesgo de vulnerabilidad.

5.  Calidad y formación. Salto-Youth colabora con las agencias estatales del programa Juventud en Acción con el propósito de diseñar estrategias de intervención basadas en la innovación y la mejora continua. Se puede acceder a la documentación y a planes formativos.

6.- Coordinación y gestión de la información. Parte menos visible del programa. Dedicada a la organización de la información y al contacto entre las diferentes instituciones participantes. Desarrolla bases de datos para el seguimiento del programa y presta soporte a las instituciones participantes.

El programa Salto-Youth no es únicamente un banco de recursos recopilados y de libre acceso. Su enfoque dota al programa de un alto componente de colaboración con las entidades juveniles, equipos formativos y las agencias nacionales de juventud. El portal es un espacio donde se visibiliza esta comunidad de práctica. Además, su estructura pone de relieve la importancia de sistemas de apoyo técnico que capacitan a las instituciones y entidades participantes en la toma de decisiones sobre su implementación.


A %d blogueros les gusta esto: