13 estrategias efectivas para mejorar la visibilidad de tu investigación

By Interactive Content (CC BY 2.0)

Traduce, divulga y evalúa

El número de citas que recibe un artículo depende en parte de su visibilidad. Además de publicarlo en una revista de impacto, una estrategia de divulgación activa por parte de sus autores puede contribuir a que sea utilizado por otros investigadores. Después de hacer un buen trabajo, hay que darlo a conocer a la audiencia deseada. Según los estudios bibliométricos, algunas de las estrategias que mejoran el impacto son las siguientes:

  1. Publica en una revista de alto impacto. Hay revistas que llegan a una audiencia más amplia o que son reconocidas como un medio de prestigio por los investigadores de un ámbito de especialización determinado. Aumentan la visibilidad de la publicación.
  2. Utiliza repositorios institucionales y redes sociales académicas. Algunos ejemplos son el depósito de investigación de la Universidad de Sevilla (idus), ResearchGate o edu.
  3. Selecciona las palabras clave de forma que representen adecuadamente el contenido de la investigación. El título, el abstract y las palabras clave aparecen en diferentes bases de datos y son la vía por la que otros investigadores identificarán si están interesados en los contenidos del estudio.
  4. Mantén actualizado tu listado de publicaciones en tu web personal o institucional. Las listas de publicaciones describen indirectamente el perfil de investigador y pueden suscitar en terceros el interés por buscar información adicional.
  5. Colabora con otros investigadores nacionales e internacionales. Trabajar en colaboración con una red de autores implica alcanzar una audiencia más amplia y diversa. De hecho, las publicaciones realizadas por equipos de investigadores suelen obtener mayor número de citas que las que corresponden a un solo autor.
  6. Mantén un blog académico. Las bitácoras online no solo te permiten divulgar tus publicaciones, sino que sirven para comunicar las novedades más relevantes de tu ámbito de investigación. Si se mantienen con asiduidad, puedes generar una comunidad de lectores que comparten tus intereses y usan tu información con fines académicos.
  7. Las publicaciones en abierto obtienen más citas. El acceso abierto mejora la divulgación y facilita que la información sea utilizada por otros investigadores. Compartir los datos en abierto también ayuda a divulgar tu caso de estudio y ocasionalmente puede ser usado por terceros en nuevas investigaciones.
  8. Difunde activamente lo que escribes. Cuando un artículo sale publicado, puedes divulgarlo en Twitter, en LinkedIn o en listas de correo electrónico. Puede ser especialmente útil cuando lo remites a sociedades científicas que se relacionan con el contenido de tu investigación. También es importante tener una cuenta personal en ORCID y ResearchID.
  9. Recibe las evaluaciones de revisores con deportividad. La evaluación por pares no siempre se traduce en la aceptación del artículo que has remitido a una revista. Sin embargo, siempre son una oportunidad para aprender y eventualmente para mejorar el artículo. Se ha comprobado que los artículos que recibieron un rechazo y luego fueron remitidos a otra revista suelen ser más citados. La obligación de revisar el artículo puede mejorar su calidad.
  10. Escribe también artículos de revisión o de introducción a un área científica. Los trabajos bibliográficos que sintetizan y discuten la información publicada sobre un tema suelen ser utilizados por otros investigadores en la “revisión de la literatura” de sus artículos. Por eso suelen ser más citados. También pueden ayudar a resumir el área de investigación en la que estás trabajando. Igual ocurre con aquellos materiales que se escriben para introducir a los estudiantes o investigadores jóvenes en un área de especialización.
  11. Estudia las citas, descargas y menciones que reciben tus publicaciones. Casi todos los recursos que hemos mencionado en esta entrada generan sus propias estadísticas sobre visitas, citas y descargas. Junto a otras bases de datos, tanto Scopus como WOS son actualmente una referencia fundamental para conocer el impacto de los trabajos de los investigadores. Por otro lado, las revistas científicas ahora no solo informan de las citas y las descargas de un artículo sino también de las menciones que reciben en los medios sociales: un aspecto que se conoce como “Altmetrics». Estar al tanto de la repercusión que tiene cada artículo te proporciona un feedback que puede orientar tus publicaciones en el futuro.
  12. Escribe una nota de prensa. Entrar en contacto con los medios de comunicación tradicionales te obliga a “traducir” tu investigación desde el punto de vista de la población general. La divulgación consiste en hacer accesibles los contenidos de la investigación al público que no es experto en el tema.
  13. Trabaja concienzudamente en el contenido del artículo. Hay evidencias empíricas de que los artículos más largos o con un listado de referencias bibliográficas más amplio suelen obtener un mayor número de citas. Esto se podría interpretar como “un truco” para ganar en visibilidad, pero lo que en realidad demuestra es que los artículos más trabajados son valorados positivamente por los lectores del ámbito académico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: