Una experiencia participativa en los centros de salud mental comunitaria

Mike (CC BY-NC-ND 2.0)

Mike (CC BY-NC-ND 2.0)

El surgimiento de los Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC) transformó los servicios de salud mental, (a) promoviendo la incorporación normalizada de los pacientes en contextos naturales y (b) potenciando las capacidades de las familias y de las comunidades para responder a sus necesidades. De ese modo se fueron constituyendo en una alternativa a los antiguos hospitales psiquiátricos.

La investigación participativa de carácter comunitario facilita la implicación de los consumidores y usuarios en la mejora de los servicios de salud mental. La implicación de los enfermos mentales en la gestión y la mejora continua de las prestaciones que reciben no sólo contribuye a su empoderamiento, sino que cambia de manera significativa los servicios que reciben.

En un CSMC de New Haven (Estados Unidos) se llevó a cabo una experiencia en la que los usuarios de los servicios dinamizaron grupos de discusión para mejorar el funcionamiento del centro. Los pacientes también presentaron los resultados a los gestores, los directivos y el personal del centro, así como a otros usuarios. Todas las partes interesadas señalaron los beneficios de esta experiencia:

  • Gestores de los CSMC. Querían elevar el estatus de los usuarios de los CSMC y que se implicasen más allá de la mera aportación de sugerencias. Además, la implicación de los usuarios aumenta la legimitidad de los resultados de los grupos de discusión.
  • Directores y líderes de los CSMC. Experimentaron una situación parecida a la de la evaluación por parte de un “comprador misterioso” (Mystery Shopper) y se sentían forzados a buscar respuestas a los requerimientos de los consumidores. Los centros buscaron formas de mejorar el clima de respeto hacia los usuarios.
  • Investigadores. Los usuarios podían pedir un tipo de información que, por las diferencias socioeconómicas y culturales, no podían solicitar los investigadores. También percibían problemas que no eran evidentes para los investigadores.
  • Usuarios. Los pacientes que participaron activamente en la investigación, en lugar de sentirse invisibles, fueron útiles y sintieron que tenían cosas valiosas que ofrecer. También recibieron entrenamiento específico. En general mejoraron su sentido de eficacia.

Las personas con problemas mentales no sólo pueden participar activamente en la mejora de los servicios de salud mental, sino que aportan una perspectiva única. La experiencia contribuyó a su empoderamiento, la adquisición de competencias y el desarrollo de relaciones sociales. También se observaron cambios en la cultura organizativa, mostrándose más abierta a redefinir el rol de los usuarios.

Referencia del artículo:

Case, A. D., Byrd, R., Claggett, E., DeVeaux, S., Perkins, R., Huang, C., Sernyak, M.J., Steiner, J.L., Cole, R., LaPaglia, D.M., Bailey, M., Buchanan, C., Johnson, A. & Kaufman, J.S. (2014). Stakeholders’ perspectives on community-based participatory research to enhance mental health services. American Journal of Community Psychology, (3-4), 397-408. [AJCP]


2 responses to “Una experiencia participativa en los centros de salud mental comunitaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: