De salud mental comunitaria

Luis Fernández Portes

ATENCIÓN COMUNITARIA EN SALUD MENTAL


***
Luis Fernández Portes es Médico, Especialista en Psiquiatría. Ha sido Coordinador del Equipo de Salud Mental Comunitaria de Huelva, Andevalo Occidental, y Asesor Técnico del Instituto Andaluz de Salud Mental. En la actualidad es Responsable del Programa Residencial de la Fundación Publica Andaluza para la Integración Social de personas con Enfermedad Mental (FAISEM).

FAISEM es una referencia de la intervención comunitaria en salud mental en España. Luis Fernández Portes presentó la evaluación de la fundación, prestando atención al contexto de la reforma psiquiátrica. A lo largo de su exposición trató cuatro temas diferenciados:

  1. La reforma psiquiátrica.
  2. Los principios de la psiquiatría comunitaria.
  3. Las estrategias de rehabilitación psicosocial.
  4. El estima social en la enfermedad mental.

FAISEM atiende a 2000 pacientes en Andalucía y cuenta con la participación de 800 monitores en los programas residencial y ocupacional.

Los enfermos mentales padecen trastornos crónicos (como tabaquismo, hipertensión, diabetes, etcétera) con mayor incidencia que la población general. La esperanza de vida está 2o años por debajo de la de la población general. Resulta especialmente complejo actuar cuando se dan problemas añadidos que requieren de una intervención especializada, tales como las drogodependencias, los problemas judiciales, etcétera. Como retrato promedio, los enfermos tienen 45 años y su enfermedad empezó hace 22 años. La familia suelen ser los hermanos, no los padres. Es curioso que el 40 por ciento de los hombres con trastorno mental grave no han tenido pareja a lo largo de su vida, mientras que se reduce a un 7 por ciento en el caso de las mujeres.

En su presentación resumió las estrategias de cambio comunitario que pusieron en práctica un colectivo de psiquiatras que abogaban por la reforma de la atención a los problemas de salud mental en Andalucía. Para ello comentó las características del movimiento “salta la tapia” y los antecedentes de la reforma en Inglaterra, Francia e Italia. La reforma se centraba en:

  • El cierre del psiquiátrico y la creación de redes de asistencia en la comunidad.
  • La integración de la atención psiquiátrica en la sanidad general.
  • La modificación de la legislación de los países para mejorar los derechos civiles de los pacientes.
  • La lucha contra el estigma, promoviendo actitudes más positivas en el imaginario de la población.

Finalmente se centró en las lecciones aprendidas y las buenas prácticas de intervención:

  • Mencionó un programa interprovincial de atención a las personas sin techo, que pone el acento en la atención personalizada como una de las estrategias más efectivas de actuación con este colectivo.
  • También afirmó que “el deterioro de muchos de los enfermos mentales hubiese sido mucho mejor si se hubiesen implementado estrategias de prevención efectivas”.
  • Un indicador de buen funcionamiento es la retirada progresiva del apoyo, pero en la práctica resulta muy difícil conseguirlo.
  • Como buena práctica señaló la elaboración de un manual de gestión de la calidad y evaluación de las intervenciones en FAISEM. Para elaborarlo se contó con la participación de la comunidad terapeútica, las instituciones, los propios enfermos y la sociedad en general.

Manual de gestión de la calidad

La inclusión de los propios pacientes en la elaboración de una guía de buenas prácticas permite un elevado nivel de ajuste comunitario porque permite conocer de primera mano las necesidades del colectivo. Los pacientes participaron en el diseño de los espacios físicos donde residen. Además, se diseñó un protocolo específico en los casos de urgencia y crisis severas. Los enfermos contribuyeron también a la elaboración de indicadores de calidad.

Los pacientes le daban especial importancia a la intimidad (por ejemplo, cuando entran a limpiar), a comer bien y a recibir un trato digno.

Esta propuesta de calidad conlleva (a) un plan integral de salud mental, (b) una guía clínica en la que se describe el proceso asistencial del trastorno mental grave [descargar en pdf], y (c) el plan de calidad de FAISEM. Entre las prioridades de intervención se destacan la formación, la promoción de la salud, la mejora de los procesos, la coordinación intersectorial y el desarrollo de alianzas, y “cuidar al cuidador”.

El plan define unos estándares de calidad y unos indicadores de evaluación. Concretamente se describe todo el proceso de atención residencial: la derivación y acogida del usuario, el estudio de necesidades, la planificación de las intervenciones, el desarrollo de actividades y la evaluación de resultados. Entre las necesidades destacan la salud, las habilidades personales para la vida diaria, la administración del dinero, la relación con los demás y los temas jurídicos y penales. En una evaluación de las casas-hogar se observó que el número de ingresos (antes y después de participar en el tratamiento) era sensiblemente menor entre los usuarios de casas-hogar que entre los que no disfrutaban de dicho recurso, siendo la adherencia al tratamiento el mejor predictor.

El abuso de antipsicóticos es uno de los factores que ha llevado a tratamientos poco efectivos. Pese a que se recomienda “un sólo antipsicótico en dosis reducidas”, ese tratamiento pocas veces se lleva a la práctica. Se abusa de los fármacos.


2 responses to “De salud mental comunitaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: