Erasmus en Utrecht

La Facultad de Ciencias Sociales y de la Conducta de Utrecht permite hacer asignaturas de sociología, antropología y psicología, con un buen nivel académico.

Francisco José de Juan Vázquez, estudiante de la Universidad de Sevilla, cuenta su experiencia Erasmus en Utrecht.

“La Universidad de Utrecht es toda una experiencia. Psicología está distribuida en 3 cursos allí y las asignaturas que se imparten no sólo forman parte de la carrera de Psicología propiamente dicha, esto es, que hay ofertas de asignaturas de psicología, pero además también de otras facultades como Sociología.  Hay variedad de asignaturas que pueden interesar a los estudiantes de Psicología, especialmente para aquellos que se decanten por la rama de la psicobiología.

El curso académico está dividido en 2 cuatrimestres igual que el nuestro, pero cada cuatrimestre tiene 2 bloques. En cada bloque se imparten 2 asignaturas las cuales se evalúan en pocos meses. Es decir, en cada cuatrimestre hay dos tandas de exámenes. De Septiembre a Noviembre (Bloque 1) y de Noviembre a Febrero (Bloque 2) en caso del primer cuatrimestre.  De Febrero a Abril (Bloque 1) y de Abril a Junio (Bloque 2) en caso del segundo cuatrimestre. En caso de suspender un examen, la recuperación del mismo ofrece dos oportunidades, la primera es un mes después aproximadamente de haber realizado el examen por primera vez y la segunda ya en verano.

Los exámenes son de desarrollo. Es cierto que pueden tener apartados tipo test o incluso ser íntegros en test, pero estos últimos no son la tónica general de lo presente en la Universidad de Sevilla. El nivel de inglés requerido es moderado y en mi experiencia allí, el uso fluido del idioma era imprescindible para estudiar bibliografías recomendadas, estudiar artículos relacionados con esta y sobre todo para escribir rápido y bien en el examen. Tengo constancia que hay profesores que tienen en cuenta que un alumno sea Erasmus, pero no fue mi caso, allí todos los holandeses estudian en inglés (aunque les traducen algunas partes puntualmente) y al igual que ellos, el resto de estudiantes extranjeros también (excepto si saben holandés, en dicho caso pueden dar clases en ese idioma).

La gran parte de las facultades están situadas al lado de la ciudad, dentro de un complejo universitario muy innovador… ¡y en medio del campo! A unos 15-20 minutos en bici, y algunos minutos menos si se va en autobús. Los amaneceres y atardeceres forman de aquel cálido páramo donde los estudiantes también pueden residir. Acceder al pueblo desde allí no es complicado al igual que agenciarse una bici, comprarla a un estudiante que se vaya a marchar o en una tienda de segunda mano son dos opciones que funcionan bien y con algo de suerte se pueden encontrar oportunidades realmente buenas.

Los trámites tales como el papeleo referido al acuerdo de estudios están coordinados allí por el departamento de relaciones internacionales, si todo marcha correctamente alrededor de Mayo ya habréis recibido noticias suyas. Como nota personal indicaros que centréis mucho vuestra atención acerca de las asignaturas que cursareis aquí y allí, pues puede que se dé el caso de que en un mismo bloque las dos asignaturas que escogieseis se solapen (cosa que a mí me ocurrió en los dos bloques del semestre en el que estuve) en ese caso consultáis con la oficina internacional de allí el pequeño incidente y una vez modificadas las asignaturas procederéis al cambio de acuerdo aquí.

En cuanto el alojamiento, en mi caso, tuvimos suerte. Al poder enviar temprano el acuerdo de estudios y después de asegurar que nuestra plaza está ya asegurada allí, mi compañera y yo tuvimos tiempo de elegir dónde vivir dentro del complejo universitario, que tiene una extensa oferta de residencias, desde pisos individuales hasta compartidos por 7 personas. La cuestión es realizar los trámites pronto pues la demanda de pisos allí es enorme y en pocos días se hacen muchas reservas, gran parte de ellas por alumnos holandeses que entran por primera vez. El alquiler es bastante más caro de lo que pagaría alumno medio, en contraste por ejemplo, con una residencia de Sevilla, vivir con otros 3 estudiantes puede suponer unos 250 euros mensuales sin incluir agua, luz o teléfono. El alquiler en Holanda es mucho más caro, yo viví junto a otros 3 estudiantes y el alquiler incluida luz y agua supuso cerca de los 500 euros y era de los más baratos de allí. Sí es cierto que las instalaciones eran modernas y la red de calefacción e internet fueron insuperables.

Una vez acabéis vuestra estancia en la universidad, el departamento internacional os enviarán el reconocimiento de las notas unos meses después de haber terminado vuestro curso. Ellos también se encargarán de firmar y sellar el resto de papales.

Utrecht es una ciudad preciosa. Puede llover y hacer sol en mismo día igual que en Londres. En invierno hace mucho frio y viento, y con suerte puede nevar. Con el tren se puede viajar rápido y bien a toda Holanda; Ámsterdam, La Haya, Rotterdam. Y también estáis cerca de otros destinos turísticos tales como Brujas o Gante, en Bélgica. Meses después de haber vuelto lo sigo extrañando. No lo dudéis, si obtuvisteis la beca erasmus a Utrecht, ¡no dejéis marchar esa excepcional oportunidad!


One response to “Erasmus en Utrecht

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: