Archivo de la categoría: Deporte

Sistematización de buenas prácticas educativas contra la violencia de género

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Secretaría de Educación Pública de México (SEP) han editado un informe de “Sistematización de buenas prácticas internacionales, prioritariamente de América Latina, relacionadas a intervenciones de carácter artístico, cultural y deportivo para disminuir y erradicar la violencia de género en escuelas primarias y secundarias”.

En dicho informe se propone la sistematización de 17 prácticas, programas e iniciativas educativas que tengan entre sus componentes la prevención de la violencia en niños, niñas y adolescentes y en los que el arte, el deporte y las experiencias extracurriculares en el contexto educativo tengan especial relevancia. De cada una de las iniciativas se destaca el nombre del proyecto, su contexto, el alcance, la descripción de la intervención, los resultados obtenidos y las conclusiones que se pueden obtener para el sector educativo en México. Además, el documento propone lecciones aprendidas y recomendaciones, extraidas de estas experiencias, para la intervención en este ámbito.

Entre las experiencias recogidas se incluye el programa de prevención del trabajo infantil en el contexto educativo “Edúcame Primero, Colombia”. Algunos de los elementos que se destacan del programa son:

  • La integración de padres, madres y docentes en el desarrollo e implementación del programa como forma de dar continuidad al programa en los contextos educativo, familiar y comunitario.
  • La participación de niños y niñas no escolarizados y habitualmente descartados de los programas de intervención en el contexto del centro escolar.
  • La distinción en el programa de resultados individuales y grupales, como forma de reflexionar de forma más precisa sobre el impacto del programa.
  • La eficiencia del programa teniendo en cuenta el presupuesto, la cobertura y los resultados finales.
  • La coordinación y cooperación entre Estado, Sociedad civil y la iniciativa privada.
  • La participación clave de la universidad, lo que permitió mejorar la sistematización y la evaluación de la iniciativa.
  • La utilización del contexto, los recursos y la infraestructura escolar fuera del horario de clase.

Sobre el auge del voluntariado en los grandes eventos

En otros espacios de este portal hemos analizado el fenómeno de participación ciudadana vinculado a la celebración de eventos sociales [ver aquí] Este tipo de voluntariado no requiere un mantenimiento del compromiso durante un tiempo prolongado, se enmarca en el contexto de la celebración de un acto definido y su organización suele estar promovido por instituciones públicas o empresas patrocinadoras del evento.

Poco o nada tiene que ver este modelo de participación frente a iniciativas más activas en términos de compromiso social, o que impliquen un posicionamiento más crítico de la ciudadanía frente a causas que generen desigualdades o exclusión social, y que también encuentran espacios de participación a través del voluntariado.

Y, sin embargo, el papel del voluntariado aparece cada vez más reconocido como uno de las dimensiones con más potencial tras la finalización del evento. Ha sido el caso de los Juegos Olímpicos de Londres 2012  [Artículo The Guardian aquí]. El análisis de fondo sostiene el componente de compromiso cívico de la experiencia de participación voluntaria. También pone de relieve la cohesión social generada a partir de las relaciones interpersonales allí ocurridas, y del importante efecto positivo de sentido de pertenencia de las personas con la ciudad.

Ya en España, la Universidad de Granada ha iniciado su campaña de organización del voluntariado de la Universiada 2015, presentando un primer video institucional.

La participación en grandes eventos puede ser una vía de acceso a la participación ciudadana para persona que de otra manera no se sentirían motivadas para tomar parte en la esfera de lo público. Además, se relacionan en encuentros compartidos con personas con sus mismas inquietudes y reciben formación útil que pueden transferir a otros contextos de su vida cotidiana.

Quizás es este potencial de transferencia donde también habría que poner el acento, y en favorecer dinámicas de contacto con redes asociativas ya constituidas. Y orientar la participación en grandes eventos hacia una capacitación en asumir un mayor compromiso posterior en la vida pública. Un ejemplo de esto último lo encontramos en la experiencia de los Juegos del Mediterráneo de Almería 2005. Sus voluntarios/as constituyeron la Asociación de Voluntarios de Almería [ASVOAL] y llevan a cabo actividades de tipo comunitario.

Más información:

  • Documento formativo para el voluntariado en los Juegos del Mediterráneo Almería 2005 [ver aquí]
  • Notas formativas sobre el voluntariado en la EXPO de Zaragoza 2008 [ver aquí]
  • Sobre la imagen y el papel del voluntariado en los JJOO de Barcelona 92 [descargar artículo]
  • También en Barcelona, este año 2013 se celebran los Campeonatos del Mundo de Natación. El documento de formación online para el voluntariado está disponible [aquí]
  • Para saber más sobre participación y sentido de comunidad, puedes consultar más entradas en e-voluntas a través del siguiente enlace [ver aquí]

Cumplimos 10 años

E-Voluntas se inició como una lista de distribución de correo electrónico formado por voluntarios, investigadores y gestores de voluntariado de Europa y Latinoamérica, el 5 de diciembre de 2002. Desde entonces ha ido conformando una comunidad hispano-hablante sobre el tercer sector y la participación comunitaria. Ha prestado especial atención a las iniciativas de “voluntariado virtual”. En los últimos años los contenidos se han desplazado de la lista de correo a este blog, en el que se han publicado casi 300 entradas sobre intervención social y participación.

Hoy se cumplen 10 años.

  • Descarga la presentación de E-Voluntas [pdf]

Bicicletas en la Universidad de Sevilla: el sistema SIBUS

Como ya comentamos en una entrada anterior el desarrollo del carril bici y el fomento del uso de la bicicleta en los desplazamientos urbanos en Sevilla, ha supuesto una de las mayores transformaciones de la ciudad en los últimos años.

La Universidad de Sevilla no ha sido ajena a este fenómeno y puso en marcha hace unos años el Sistema Integral de la Bicicleta de la Universidad de Sevilla (SIBUS) con el objeto de facilitar a la comunidad universitaria el préstamo de bicicletas durante el curso académico. Dicho préstamo, dirigido a estudiantes y personal PDI y PAS, cuenta con un total de 400 bicicletas plegables que pueden ser concedidas durante dos años académicos.

El sistema de préstamos de bicicletas cuenta además con la creación de 2400 plazas de aparcamiento en los distintos campus de la Universidad. Además, este servicio forma parte de las lineas estratégicas del Campus de Excelencia Internacional “Andalucía Tech”.

Por otro lado, el SIBUS ha impulsado la realización de un estudio sobre el uso de la bicicleta en la ciudad de Sevilla en el que han participado estudiantes de la Facultad de Geografía e Historia y socios de la Fundación A Contramano, entre otros. En dicho estudio se muestra, por ejemplo, cómo el número de bicicletas se ha incrementado en torno al 10 por ciento y cómo el uso del servicio municipal Sevici supone algo menos de un tercio del total de los desplazamientos en bicicleta.

Por último, desde el 20 de septiembre y hasta el 4 de octubre se viene celebrando en la Facultad de Económicas, las jornadas sobre “La accesibilidad y la movilidad en el área metropolitana de Sevilla”. La última jornada del próximo 4 de octubre se centrará en el Mapa para las oportunidades de accesibilidad y movilidad en Sevilla y será presentado el estudio mencionado.


Voluntariado Verde: un gesto por el Betis

Entre las nuevas formas de voluntariado se cuentan la participación en grandes eventos y el voluntariado deportivo. Se trata generalmente de una forma de colaboración puntual que refuerza el sentido de pertenencia comunitaria. En los Juegos Olímpicos de Londres han colaborado con la organización más de 70.000 voluntarios, realizando actividades fundamentales para el buen desempeño de la competición. Desde Barcelona 92 se asume que la participación de voluntarios resulta primordial para la organización del encuentro, atendiendo tanto a los deportistas como a los espectadores. Facilitan un clima positivo, representan los valores olímpicos y proporcionan ayuda instrumental. Los voluntarios son fundamentales para la sostenibilidad económica de los Juegos.

El Real Betis Balompié ha puesto en marcha recientemente el programa de “Voluntarios Verdes”, para realizar actividades organizativas y de representación institucional:

“El Real Betis Balompié abre el periodo para inscribirse como Voluntario Verde. Este voluntariado va dirigido a todos aquellos béticos mayores de 18 años que se quieran comprometer de forma altruista y solidaria con su equipo. Buscamos personas con ganas de utilizar su tiempo libre de forma constructiva en un ambiente deportivo y sano promocionando la imagen de su club.”

En este caso la iniciativa de voluntariado coincide con una cultura del club que tradicionalmente ha reconocido el valor de la afición y la implicación activa del beticismo. A lo largo de la historia del Real Betis Balompié se ha repetido la movilización de los béticos de base para garantizar la supervivencia institucional y responder a las necesidades económicas puntuales del club. El Betis experimentó crisis financieras en las décadas de 1930 y 1950 que pusieron en riesgo su continuidad. En ambos casos, fue determinante la participación de los aficionados en el apoyo económico a la entidad. Más recientemente, en la conversión en sociedad anónima deportiva en 1992 los aficionados destacaron en la aportación de capital y en la adquisición de acciones.

Hay formas de voluntariado que se construyen a partir de pequeños gestos de solidaridad. La implicación puntual en actividades deportivas y otros acontecimientos pueden contribuir a sostener instituciones que tienen un valor de vinculación comunitaria.


Hacia un marco europeo del voluntariado (II): las dimensiones del voluntariado

Continuamos analizando la Comunicación sobre políticas de la UE y Voluntariado:  Reconocimiento y fomento de actividades voluntarias transfronterizas en la UE. [COM (2011) 568 final].

En este caso, nos detendremos en la descripción de las dimensiones políticas y sociales del voluntariado, definidas de la siguiente manera:

1.- El voluntariado como expresión de una ciudadanía europea, en la medida en que el voluntariado promueve sentimientos de identidad y compromiso con la comunidad.

2.- El voluntariado como elemento de cohesión e inclusión social. Dimensión especialmente relevante en la medida en que favorece la participación en la sociedad de grupos sociales con mayor vulnerabilidad.

3.- Educación y voluntariado. Centrada en el reconocimiento de las competencias adquiridas durante el voluntariado (formal e informalmente).

4.- Juventud y voluntariado. El voluntariado es definido como una de las alternativas de participación más sugerente para las jóvenes generaciones.

5.- Deporte y voluntariado, sector en el que se fomenta la democracia social, la ciudadanía y favorece un contexto de educación no formal.

6.- El voluntariado entre trabajadores como expresión de la Responsabilidad Social de las Empresas.  Se destacan los beneficios entre el personal y la contribución de las empresas al desarrollo de las comunidades.

7.- Las relaciones de la UE con terceros países y el voluntariado. Donde se destacan los programas de movilidad de voluntariado en el seno de la Unión Europea; las iniciativas de ayuda humanitaria promovidas en el seno del futuro Cuerpo Voluntario Europeo de Ayuda Humanitaria; y la contribución del voluntariado en los programas de cooperación al desarrollo.

Para más información sobre las iniciativas de colaboración entre la sociedad civil y la Unión Europea, consultar el portal web del Centro Europeo del Voluntariado – CEV [visitar aquí]


Por un millón de pasos

La campaña “Por un Millón de Pasos” está organizada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, en colaboración con los ayuntamientos de más de 40 municipios de la región. Se trata de una iniciativa de promoción de la salud comunitaria, que tiene un componente importante de participación social. De hecho, implica a personas y agentes sociales de asociaciones, entidades y colectivos como residencias de mayores, centros escolares, etcétera.

En Castilblanco de los Arroyos y Gerena, esta iniciativa se pone en marcha en 2008, e incluye actividades de paseo por caminos rurales. Para potenciar esta práctica y que se convirtiera en un hábito saludable de una gran parte de la población, se plantea el reto de dar un millón de pasos en un mes. Para ello, se anima a pasear en grupos y mediante un podómetro contar los pasos que se dan entre todos los partipantes.

Es posible encontrar más información de esta experiencia (además de videos y fotos de los encuentros) en la página de 1000 Cities-1000 Lives de la Organización Mundial de la Salud o en el blog de Ruperto Piñero, uno de los organizadores de la experiencia en estas localidades.


Voluntariado y actualidad

Aún con la “resaca” postvacacional (por lo menos los que estamos por estas latitudes), quiero compartir con ustedes la siguiente conclusión (disculpad mi atrevimiento) fruto de alguna que otra deliberación estival… ahí va… El voluntariado ya no está de moda… Y, además, trataremos de argumentar por qué esta afirmación no implica necesariamente una visión pesimista, sino más bien justo al contrario, acerca del futuro del movimiento asociativo en general y del voluntariado en particular.

Tomemos como referencia el periodo comprendido entre julio y agosto de este año y analicemos algunas de las citas asociadas alrededor del voluntariado, las cuales no vienen sino a consolidarlo como un fenómeno enraizado en lo más profundo de nuestra sociedad (de ahí que cuestione el tratamiento como novedoso a un fenómeno cotidiano, cada vez más vigente y con un enorme potencial de crecimiento).

Me permitiréis comenzar reconociendo la labor de cientos de personas voluntarias que han realizado (y aún realizan) en apoyo a familiares y allegados de las víctimas del trágico accidente en Barajas (Madrid). Ni siquiera en momentos tan críticos como los vividos ha pasado por alto la inestimable colaboración del voluntariado, expresado tanto por parte de medios de comunicación y propias organizaciones sociales:

Hasta entonces, las referencias al voluntariado estuvieron protagonizadas por la contribución ciudadana en la organización de macroeventos de muy diversa índole, donde resulta útil comprobar la diversidad, complejidad y heterogeneidad de la naturaleza del voluntariado. Que cada uno extraiga sus propias conclusiones de iniciativas tales como:

Mientras tanto, en un suplemento de carácter económico, se dedicaba un reportaje al Voluntariado Corporativo.

Sobre este tema quisiera comentar el proyecto Lisbon Minus 3, guía a través de la cual evaluar el partenariado entre empresas y sociedad civil. Se dio a conocer a finales del 2007, si bien para un servidor la herramienta informática que lo desarrolla es un hallagzo aún reciente.

Por su parte, estos meses también se han reivindicado prácticas de consumo responsable y sostenibilidad también aplicadas al ocio, tiempo libre y turismo. Un par de ejemplos del tratamiento de este asunto se pudieron encontrar en Canal Solidario y el periódico El País.

Al respecto, recomiendo una lectura detenida de las reflexiones del coordinador de Acción por un Turismo Responsable.

Lejos, pues, de confirmarse los tópicos tradicionalmente atribuidos al periodo vacacional, este verano hemos conocido expresiones de compromiso y acción social que permiten intuir algunas de las próximas líneas de trabajo en la agenda de la sociedad civil organizada, y que apuntan hacia:

  • La capacidad de respuesta por parte de la ciudadanía colaborando de manera organizada en situaciones de crisis, emergencias y catástrofes.
  • La colaboración en la organización de eventos de interés general y de diversa índole (deportiva, cultural, medioambiental, etc)
  • El establecimiento de relaciones de colaboración entre la acción voluntaria organizada en el ámbito de la responsabilidad social de las empresas, con el propósito de redefinir nuevos modelos de empresa conforme a valores de sostenibilidad y compromiso.
  • La incipiente expresión de compromiso, consumo responsable y sostenible también en el ámbito de ocio y el turismo.

Temas que, a buen seguro, continuarán en la agenda y que ocuparán intensos debates en el futuro, donde atrás quedan los tiempos en los que el voluntariado, el movimiento asociativo y el papel de la sociedad civil organizada (también ONGs) se configuraban como una moda (y por momentos, pasajera), para instaurarse como uno de los elementos más sólidos de nuestra cotidianeidad, cada vez más heterogénea, diversa en sus prioridades y compleja en su funcionamiento, y, por qué no, con sus luces y sus sombras.

Hablando de luces y sombras, no os perdáis el artículo de la periodista Rosa Solbes, titulado ONG

Apasionante, verdad??


Cien años de Real Betis Balompié

El 12 de septiembre de 2007 el Betis cumple 100 años. El Real Betis Balompié es el equipo de fútbol con más seguidores en la ciudad de Sevilla y el que mejor representa a Andalucía, según las encuestas más recientes. De acuerdo con el Centro de Investigaciones Sociológicas, el Betis es el sexto equipo en número de seguidores en España, detrás del Real Madrid, el Barcelona, el Valencia, el Athetic de Bilbao y el Atlético de Madrid.

En su conjunto cuenta con más de 1.000.000 de seguidores en todo el mundo.

Lo que mejor caracteriza al Betis es su afición. El lema “viva el Betis Manque Pierda” se ha convertido en un ejemplo de entereza ante la derrota, de orgullo y dignidad ante la adversidad.

Por eso en el diseño de la celebración del centenario, la afición tenía un papel destacado:

El deporte en general y en fútbol en particular son un ámbito en el que la práctica del voluntariado puede ganar adeptos entre los más jóvenes.

Pero probablemente el mejor ejemplo de la participación comunitaria entre los aficionados al fútbol lo proporciona en la actualidad la asociación Por Nuestro Betis. Se trata de una asociación de béticos de base asociada a Supporters Direct. Este tipo de organizaciones actúan en la defensa de aficionados, abonados y accionistas minoritarios, convirtiéndose en un elemento de control de la transparencia y la responsabilidad social corporativa de la entidad a la que están vinculados.

En el contexto de las sociedades anónimas deportivas, la organización de los aficionados de base se convierte en un paso necesario para la defensa de sus intereses. También en este terreno la afición del Betis ha sido innovadora en España.

Con este capital humano y simbólico, el Betis espera repetir los éxitos deportivos del año 2005, en el que se proclamó Campeón de la Copa del Rey y participó por primera vez en la Liga de Campeones.

Monumento a la afición


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 103 seguidores

%d personas les gusta esto: