Archivo mensual: mayo 2008

Calidad y gestión del voluntariado

El tercer sector ha evolucionado notablemente en la última década, incrementando el volumen de recursos gestionados y su presencia en la vida social, económica y política. Este crecimiento también ha aumentado la composición interna de las entidades, donde conviven diferentes roles, siendo el voluntariado uno de los más diversos en su composición.

En torno al movimiento de voluntariado se han desarrollado diferentes aproximaciones a las prácticas de gestión interna, es decir, a la sistematización de las actividades que las organizaciones desarrollan con el objetivo de incrementar la efectividad de la iniciativas solidarias. Para ello se atiende a procesos tan básicos como la sensibilización y concienciación de la población, la gestión de equipos de trabajo, la transparencia y participación en la toma de decisiones, etc…

Al respecto, quizás los primeros antecedentes que acercan los principios de calidad a la gestión asociativa los encontramos en la Norma ONG con Calidad, una más que interesante propuesta sostenida con referencias al EFQM. En una línea de trabajo orientada hacia la transparencia en la gestión y de credibilidad a los donantes, la Fundación Lealtad lleva años también editando un índice anual de transparencia y buenas prácticas.

La inquietud por la gestión de la calidad también ha llegado al ámbito específico del voluntariado. De recomendada lectura resulta la publicación elaborada por los compañeros del Observatorio del Tercer Sector, editada por la Obra Social de la Fundación La Caixa bajo el título “Buenas Prácticas en la Gestión del Voluntariado”.

Define de manera didáctica las diferentes fases en la gestión de programas de voluntariado, desde su planificación, a su implementación y la evaluación.

Recientemente, el CRAC ha elaborado la publicación “Construyendo experiencias significativas de acción y participación social: indicadores para identificar buenas prácticas”, donde desde una metodología eminentemente inductiva, muy cercana a procesos basados en la Investigación Acción Participativa, pone de relieve un conjunto de áreas relevantes que inciden en el éxito del diseño, gestión y evaluación de iniciativas protagonizadas por parte del movimiento asociativo.

Tan importante es disponer de un conjunto de indicadores relevantes para la identificación de buenas prácticas, como desarrollar recursos para acompañar procesos de fortalecimiento organizativo.

Se puede descargar directamente en el siguiente enlace.


El trabajo social en contextos de salud

Casos prácticos TSAS /2

El Laboratorio de Redes Personales y Comunidades de la Universidad de Sevilla está desarrollando el segundo curso de formación y sistematización de la práctica de los trabajadores sociales en centros de salud. La experiencia forma parte de un proceso de mejora de la práctica profesional, incidiendo especialmente en la intervención comunitaria. A continuación se presentan algunos de los contenidos utilizados en el curso:


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 118 seguidores

%d personas les gusta esto: